Desapariciones, confusiones, errores

Mensaje Sergio Guarín en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada

A las 12:28 pm, luego de 24 horas de vigilia por las víctimas de desaparición forzada, Sergio Guarín, Director Ejecutivo de Reconciliación Colombia agradeció a la Alta Consejería para las Víctimas, los Derechos Humanos y la Reconciliación, y al Centro de Memoria Paz y Reconciliación de la Alcaldía Mayor de Bogotá, a la Comisión de la Verdad, a las organizaciones, familiares de víctimas de desaparición forzada y a la ciudadanía por sumarse a la jornada.

Guarín resaltó que fueron más de 1.300 mensajes los compartidos por la ciudadanía que indican que a Bogotá el drama de la desaparición sí le interesa.  A continuación su mensaje:

“No quisimos invitar a la gente por su posición política, su trabajo o su filiación. Invitamos al sector privado, universidades, colegios, militares, policías y ciudadanía porque nuestra sociedad está urgida de reconciliación, la división se nos pega en el corazón. Para esta conmemoración quisimos apelar al ser humano, a su dignidad, y desde ese lugar mirar a la cara a las víctimas y decirles que este dolor es también con nosotros.

Durante estas 24 horas hemos hecho presente algo que no está, una paradoja que refleja este drama. Aquí encontramos historias de afectaciones por acción de la guerrilla, del paramilitarismo, del Estado, del narcotráfico y de distintos actores, historias que conectan con el mismo drama humano de desaparición de un ser querido.

En el marco judicial, cada uno de estos casos requiere verdad, justicia y reparación, algo que no se puede obviar para garantizar la no repetición. Por parte de la ciudadanía, nos queda una responsabilidad distinta, solidarizarnos con la búsqueda sin importar quién es el victimario. Como colombianos no podemos aceptar vivir en un país en el que una persona sale de su casa y nunca regresa. No podemos aceptar que una persona por lo que piensa, lo que hace o no hace, sea objeto de tratos injustos.

En esta conmemoración  leímos 13 cartas escritas por familiares de víctimas de desaparición forzada y la respuesta de la ciudadanía. Este ejercicio nos ha permitido ver que la expresión de empatía no es sólo ponernos en los zapatos del otro sino en sus palabras.

Esperamos que este haya sido un momento valioso para todos los que nos acompañaron. Recordemos que ese dato de 83.000 desaparecidos en el período de 1970 a 2018 es una barbarie. Los invitamos a continuar con este proceso colectivo de acompañar solidariamente a las víctimas de desaparición forzada”.

 

COMENTARIOS