Acciones Reconciliadoras

“La reconciliación se logra a partir de la dignificación del ser humano”

 
Alba Lucía Varela, directora de la Fundación para el Desarrollo Humano Comunitario (Fundemac), afirma que es importante la educación, no solo académica, sino la formación integral del ser humano.

Foto: Archivo Particular

Alba Lucía Varela nació en Bogotá pero ha pasado la mitad de su vida en Santa Marta. Llegó a la capital del Magdalena acompañando a su esposo en un empleo temporal y allí encontró su destino como líder en procesos de reconciliación. Actualmente, dirige la Fundación para el Desarrollo Humano Comunitario (Fundemac) y es coordinadora regional de la Red Nacional de Iniciativas de Paz y contra la Guerra (Redepaz).

Alba Lucía dice que la vena por lo social le viene desde niña, cuando se vinculó a un voluntariado para atender a los niños indigentes del centro de Bogotá. Posteriormente, y a pesar de haber estudiado sociología en pleno auge de la lucha armada de izquierda, decidió que su trabajo sería desarmado y se enfocaría en las víctimas del conflicto, en una época en la que no se hablaba de este tema. “Yo siempre he tenido la convicción de que por medio de las armas no se consiguen los cambios que se necesitan”, reflexiona.

Su primer trabajo consistió en coordinar el proceso de reinserción de los guerrilleros desmovilizados del EPL en el Magdalena. “En eso hay casos positivos y casos negativos, pero sí es posible” afirma y advierte que el Estado tiene que prepararse para brindarles acogida a personas que no conocen una vida más allá de la guerra. 

Para Alba Lucía la educación es factor indispensable en los procesos de reconciliación. Y aclara que “no solo se trata de la educación académica, que es muy importante, sino de la formación integral del ser humano en los valores de la paz, el amor y la equidad”.

Por eso, los terapeutas de su Fundación son personas que pasaron por allí, como víctimas, y que lograron superar las heridas que les dejó el conflicto.

Tres cosas son centrales desde esta perspectiva. Conocer la verdad de lo que pasó, expresar el sufrimiento y lograr que las víctimas reconozcan en ellas su valor como personas capaces de aportar a la sociedad. “En síntesis –dice Alba Lucía Varela- lo que buscamos en Fundehumac es la reconciliación a través de la dignificación del ser humano”.