Acciones Reconciliadoras

Reparación simbólica en Guática

En la plaza principal del corregimiento de Santa Ana, municipio de Guática, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas desde la dirección territorial en el Eje Cafetero, realizó un acto masivo de reparación simbólica para las víctimas del departamento.

Publicado en Diario del Otún, 19 de diciembre de 2013
Fotos: Archivo Semana

 
El evento contó con la participación de la Alcaldía y Personería, la Mesa Municipal de Participación de Víctimas, la Policía y la población víctima de la zona urbana y rural.
 
“Este corregimiento fue objeto de numerosas acciones de las Farc, quienes en sus incursiones generaron miedo colectivo, muertes selectivas y lesiones a las propiedades e integridad física de la población civil. Precisamente, nuestro objetivo es sanar de alguna manera esas heridas que dejaron estos hechos, no sólo con un acto de reparación simbólica, sino con un trabajo integral de atención, asistencia y reparación a esas víctimas” expresó Ómar Alonso Toro Sánchez, director territorial para el Eje Cafetero de la Unidad para las Víctimas.
 
Así mismo, agregó que todos esos procesos vienen de la mano de la entrega de las indemnizaciones económicas, la atención psicosocial y la oferta institucional para las víctimas. 
 En el marco de la reparación simbólica, los representantes de las víctimas, hicieron un clamoroso llamado a la paz, a la fructificación de las negociaciones en La Habana y pidieron desde Santa Ana, que los actores de la negociación no se levanten de la mesa hasta tanto no se alcance un acuerdo definitivo que derive en una paz sustentable y permita pensar desde hoy en un escenario de post conflicto.
 
Durante el acto, los psicólogos de la Unidad para las Víctimas en Risaralda, Carlos Cardona y Milena López, orientaron una actividad lúdica-emocional que invocó la relación del dolor y el perdón, como parte de los atributos que tienen los seres humanos de despojarse de las pesadas cargas del rencor.
 
“La visualización de momentos placenteros del futuro y la trascendencia de los seres queridos perdidos o apartados por el fenómeno violento, es un aliciente para emprender caminos de prosperidad, con esfuerzos personales, familiares y colectivos” indicó Carlos Cardona.
 
Finalmente, las víctimas que participaron del acto simbólico, consignaron en un mural de papel sus pensamientos relacionados con el compromiso con la paz.