Arranca Reconciliación Colombia

Nace una iniciativa de la sociedad civil que quiere poner sobre la mesa una plataforma para impulsar la reconciliación del país desde una perspectiva regional y contada a través de las experiencias de la gente que con tesón y creatividad se ha sobrepuesto al conflicto. Son 35 aliados entre empresas, sociedad civil, cooperantes internacionales y medios de comunicación.

Hoy se lanzó el proyecto Reconciliación Colombia, iniciativa de la sociedad civil que busca lograr un impacto regional y nacional para que los colombianos se miren con otros ojos que no sean los del conflicto. En su lugar, busca resaltar las experiencias de aquellos que han sufrido la violencia y que, con tesón y creatividad, han salido adelante.

“Se trata de visibilizar ejemplos de iniciativas que se han llevado a cabo”, resumió Fabrizio Hochschild, coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Colombia, al explicar que este no es un trabajo de corto plazo, ni fácil. “Es de décadas”, enfatizó.

Y como la reconciliación es un trabajo de largo aliento, hay que comenzar ya.

35 aliados decidieron unirse en esta iniciativa que tiene varios componentes. Uno de diálogo regional (foros), uno de difusión (página Web y revistas)  y otro de réplica (buenas prácticas). Entre los aliados hay empresas privadas, organizaciones sociales, cooperantes internacionales y medios de comunicación nacionales y regionales.

“Nadie discute que los problemas del país sigan ahí. Que la violencia sigue ahí. Pero esta solo es una cara de la realidad del país. En las zonas marginales, los colombianos han logrado reconstruir su futuro. En esos territorios hay una lección de quienes sí han sufrido la violencia”, dijo Alejandro Santos, director revista Semana, portavoz de la prensa en la presentación de la iniciativa.

Esta presentación fue en el hotel Marriott de Bogotá y estuvo presidida por 14 representantes de los diferentes aliados que coincidieron en una cosa: la reconciliación sí es posible.

Por eso invitaron a vencer el escepticismo que muy silenciosamente acapara esta clase de temas. “En las regiones es donde vemos que todos los días se puede”, interpeló Javier Gutiérrez, presidente de Ecopetrol, una de las empresas aliadas, quien, además, sentenció: “si no hay regiones viables, no hay empresas viables”.

“Para poder construir la paz, tenemos que creer que es posible”, añadió María Victoria Llorente, de Fundación Ideas para la Paz, FIP, entidad que se sumó al proyecto para que el país “empiece a hablar en clave de reconciliación; en clave de territorio y en clave de acción colectiva”. Se refería a implementar acciones que hagan un quiebre con esos factores que perpetúan el conflicto en los territorios. “Saber qué tipo de compromisos debemos hacer para que la violencia no se reproduzca más”, recalcó Llorente.

Es más, la embajadora de Suecia en Colombia, Marie Andersson, indicó que, a pesar de la adversidad, su país ha trabajado en las regiones colombianas desde 2003 y que hay que hablar de reconciliación “incluso en medio del conflicto”.

Para que esto sea posible, Gonzalo Murillo, representante de las iniciativas agrupadas en la Redprodepaz, que reúne los programas de desarrollo y paz del país, dijo que no solo se trata de pensar qué cedemos, sino qué aportamos. “Todos tenemos una responsabilidad”, y resaltó que los diálogos entre las regiones, que alentarán los foros, “van a ser útiles en esta dirección”.

“Hay ya una infraestructura institucional y social para construir un escenario diferente al actual. Vemos que muchos funcionarios y muchas iniciativas trabajan por la reconciliación”, señaló el portavoz de la OEA en Colombia, Roberto Menéndez, al invitar a los colombianos y las colombianas a avanzar y unir esfuerzos.

El proyecto Reconciliación Colombia

Acompañada por los 14 representantes de los diferentes aliados, Ximena Botero, coordinadora general del proyecto, presentó las fases que componen la iniciativa que desde hace seis meses está trabajando por dar a conocer las experiencias de reconciliación en el país.

“Queremos mostrar que la reconciliación es indispensable en Colombia”, dijo. “En muchas regiones del país, que son las que han sufrido por causa del conflicto, hay personas que llevan trabajando desde hace 15 años o más por la reconciliación”.

Para lograr ese objetivo, un equipo de 10 personas ha estado viajando por todo el país, hablando con actores y organizaciones, tratando de escuchar de viva voz las iniciativas exitosas –grandes o pequeñas–que han trabajado por la paz local en cada una de las regiones.

Ese trabajo de campo ha dado como resultado una base de datos con cerca de 350 iniciativas identificadas. Historias de pueblos que hacen las paces con sus vecinos, víctimas que contratan a quienes fueron sus victimarios, campesinos que deciden organizarse para trabajar por su comunidad, y pueblos que han sido reconstruidos luego de ser arrasados, entre otras, hacen parte de esa red.

“Ese hallazgo demuestra que la reconciliación es posible y que no es una cosa de retórica. Además nos dimos cuenta que el tema debe mirarse desde una perspectiva regional”, dijo Ximena Botero.

Encuentros regionales

Por ese motivo, la segunda fase del proyecto tiene que ver con lo local. Reconciliación Colombia ha dividido el país en ocho regiones, teniendo en cuenta las coyunturas actuales y los retos que existen en materia de reconciliación.

“Queremos sentar a esas regiones a dialogar entre sí. Será la primera vez en donde regiones, con contextos diferentes, van a poder compartir y transferir su conocimiento sin centralismo, generando alianzas y redes”, explicó Botero.

Se realizarán entonces cuatro diálogos regionales, donde las regiones se sentaran de a dos. En esos encuentros los protagonistas y actores de las iniciativas encontradas en el trabajo de campo se van a sentar a hablar entre sí, para que de esa manera  compartan las experiencias y se evalúen las posibilidades de réplica.

Los encuentros serán así:

Gran Tolima (Tolima, Huila, Putumayo y Caquetá) y Antioquia (Antioquia y Chocó) – Encuentro en Medellín el 12 de febrero de 2013.
Centro (Cundinamarca y Boyacá) y Pacífico (Valle del Cauca, Cauca y Nariño) – Encuentro en Cali, 26 de febrero de 2013
Caribe y Orinoquia (Casanare, Vichada, Amazonas, Guaviare, Vaupés)
Encuentro en Barranquilla, 19 de marzo de 2013
Eje Cafetero y Oriente (Santanderes y Magdalena Medio) – Encuentro en Bucaramanga, 23 de abril de 2013

Para finalizar esa segunda fase, a mitad de año, se realizará un gran encuentro nacional en Bogotá, en donde se sentarán los principales protagonistas de los cuatro primeros foros y se hablará de las conclusiones encontradas en cada región.

Plataforma periodística

En paralelo a los diálogos regionales, una plataforma periodística estará visibilizando las principales historias e iniciativas encontradas en el trabajo de campo, y dando a conocer a los principales protagonistas.

Alejandro Santos dijo que “el país debe conocer las historias de personas, que en las zonas marginadas, trabajan por conseguir un mejor país. Para eso, los medios son clave”.

Reconciliación Colombia contará con esta página web (www.reconciliacioncolombia.com) , una cuenta en twitter (@ReconciliaCol) y en Facebook (Reconciliación Colombia), y cinco revistas impresas que saldrán, cada una, una semana después de cada encuentro regional.  Además, el proyecto tendrá el apoyo de los diferentes medios de comunicación aliados.

Empresa y premios

Por otro lado, el proyecto quiere incentivar a las empresas privadas para que participen y apoyen estas y otras iniciativas.  Javier Gutiérrez, presidente de Ecopetrol, y representante de las empresas privadas aliadas a la iniciativa en el lanzamiento, dijo que “los empresarios grandes, medianos o pequeños, debemos aprender a trabajar por apoyar estas iniciativas en las regiones. Con regiones fuertes, habrá empresas fuertes”.

Para eso, la base datos de iniciativas de Reconciliación Colombia estará disponible para cualquier ciudadano del país, que incluso puede proponer iniciativas que no hayan sido recogidas por los investigadores. La idea es crear una red de aliados, que puedan fortalecer económica o logísticamente varios de estos proyectos.

La última parte está conformada por una serie de premios y reconocimientos que se entregarán después de mitad de año. Habrá un premio, en alianza con Colombia Líder, para premiar a los alcaldes y gobernadores que tengan políticas comprometidas con la reconciliación.

También se entregará un premio a las organizaciones sociales que trabajan por el tema, y con apoyo de la ONU se creará un sello internacional, para identificar a las empresas que tengan programas que aporten a la reconciliación del país.

“La idea no es darle el sello a quienes aporten con pequeños proyecto, sino a quienes realmente se han comprometido a generar capacidades de transformar el país hacia la reconciliación”, comentó Botero.

Con las empresas también se conformará un pacto empresarial, en el segundo semestre del año, para apoyar la reconciliación del país. Ya algunos empresarios de los principales departamentos se han unido a la iniciativa con alianzas que desde ya trabajan por la reconciliación. Es el caso de Proantioquia, la Unidad de Acción Vallecaucana y Empresarios del Caribe por la Paz.

La idea de Reconciliación Colombia es que el país comience a hablar de su futuro, así se firme o no la paz con las Farc. “El país debe comenzar a hablar del tema y conocer las experiencias exitosas de las regiones. La plataforma queda a disposición de todos los colombianos”, concluyó Ximena Botero. 

Vea también:

Nace el más ambicioso proyecto de reconciliación en Colombia (Semana.com)

Reconciliación Colombia, un sueño posible (Caracol Radio)

Reconciliación Colombia, una iniciativa para ambientar la paz (El Espectador)

Nace Reconciliación Colombia, una iniciativa de la sociedad civil para las regiones (La W Radio)

Nace apuesta por la reconciliación del país (El Tiempo)