Cómo conciben la reconciliación los partidos políticos

En vísperas de las elecciones al Congreso de la República, Reconciliación Colombia indagó a las distintas colectividades cómo ven la reconciliación más allá del proceso de paz en La Habana. Por las respuestas obtenidas, se ve que a pesar de que los partidos, en general, no separan la reconciliación del proceso de paz, algunos hablan de conceptos como el perdón, la participación política, la presencia del Estado en los territorios, entre otros.

Fotos: Archivo Semana

Aquí las respuestas de los partidos que las hicieron llegar a Reconciliación Colombia. Puede ser un elemento a tener en cuenta a la hora de votar. Juzguen ustedes lo que va del discurso a la práctica, o, en términos más coloquiales, del dicho al hecho:

Negociaciones de paz no solucionarán problemas de Colombia: Polo Democrático


El senador Jorge Enrique Robledo aspira a que el resultado más importante que genere un acuerdo entre el gobierno y la guerrilla es la recuperación del monopolio de las armas por parte del Estado. Sin embargo, la cabeza de lista al Senado de este partido de oposición cree que las negociaciones no llevarán las soluciones de tantos problemas en Colombia.

“Lo mejor es que el Estado y las guerrillas lleguen a acuerdos que silencien miles de fusiles y permitan a quienes los empuñan retornar a la vida civil. Este será el principal resultado de las negociaciones de paz, al cual el Polo aspira se llegue prontamente. Ojalá, después de alcanzada la meta, se interiorice en todos los sectores económicos y políticos del país que las armas no son un método para resolver las naturales diferencias y visiones existentes en el país”, afirmó Robledo.

Aunque el Polo Democrático no apoyó desde el Congreso la construcción del Marco Jurídico para la Paz, espera que este instrumento sea utilizado eficientemente por el gobierno Santos para tramitar el cese del conflicto y la consecución de un acuerdo de paz duradero con las Farc.
 
El perdón es necesario merecerlo: Centro Democrático



Para Alejandro Arbeláez, director programático de este partido cuya cabeza visible al senado es el expresidente Álvaro Uribe Vélez, la reconciliación requiere que la sociedad acoja de nuevo en su seno a quienes transgredieron las reglas de la democracia y la convivencia civilizada, otorgándoles el perdón por sus actos.

“Pero el perdón no es automático, ni se puede otorgar por el simple hecho de que el violento se resigne a dejar de matar. El perdón, que ayuda a la reconciliación, es necesario merecerlo: confesando la verdad, manifestando arrepentimiento, reparando a las víctimas y aceptando la justicia”, explica Arbeláez.

Además de visibilizar a las víctimas, la reconciliación requiere que haya una justicia pronta, eficaz y transparente. También es preciso que la democracia se amplíe en términos políticos, económicos y sociales. Por eso, según Arbeláez, “la reconciliación no debe depender de procesos, es una obligación moral construida día a día”.

 
El pueblo colombiano tiene que tomar la iniciativa de la Paz: Partido de la U


Según Jimmy Chamorro, cabeza de lista al Senado del partido del presidente Santos, todo lo que se pacte en la mesa de negociaciones de La Habana debe pasar a revisión en el Congreso. “En ese sentido, más importante que el acuerdo en sí mismo es la legislación para el posconflicto. Y en este momento crucial de la historia colombiana, los derechos humanos no pueden estar ausentes”, dice Chamorro.

Ante las diferentes propuestas que han salido en torno a los mecanismos que se deben aplicar para la refrendación de lo que se pacte entre el gobierno y las Farc, Chamorro opina que el pueblo colombiano es el que tiene que tomar la iniciativa sin esperar que desde el gobierno se proponga un referendo.

“Una Asamblea Constituyente, como proponen las Farc, no es el proceso más apropiado porque puede dejar sin efecto todo lo acordado hasta ahora. Que el proceso inicie y culmine con el constituyente primario asegura que el acuerdo de terminación del conflicto esté cobijado y se produzca una armonía entre la justicia y la paz. Es el pueblo el único que puede blindar un acuerdo”, explica Chamorro.

Es necesaria presencia integral del Estado en el territorio: Partido Alianza Verde


Para Antonio Navarro, cabeza de lista al Senado por el Partido Alianza Verde, un proceso de posconflicto exitoso requiere que se cumplan estrictamente los acuerdos que se pacten en la mesa de negociaciones. “Lo que puede echar atrás todos los avances es que no se cumpla lo que se haya acordado”, dice Navarro.

En segundo lugar, es necesaria la presencia integral del Estado en el territorio porque las raíces del conflicto están en las zonas marginales donde no llega ni el programa Familias en Acción. “Hay que hacer un plan de diez años que hay que aprobar presupuestalmente para que pase por varios gobiernos para que haya esa presencia integral del estado en el territorio. Eso significa que haya justicia, créditos, asistencia técnica, infraestructura básica y agua potable”.

Por último, según Navarro es imprescindible que las personas que abandonen las armas encuentren oportunidades para rehacer sus proyectos de vida. “Los que dejen las armas no pueden quedar por ahí sueltos. Todos deben incorporarse a diversos tipos de programas empezando por la educación. La educación es fundamental para reinsertarse a la sociedad”, propone.

Reconciliación es abrir oportunidades políticas a todas las opciones: Partido MIRA



Gloria Stella Díaz encabeza la lista a la Senado por el Partido MIRA. Para ella, la consecución de una paz tangible toma su tiempo. La reconciliación no solo se refiere al cese del conflicto armado sino que tiene que ver con el acceso a la salud y a la educación como motores del desarrollo económico y social.

“En el Partido MIRA consideramos que un punto principal de la reconciliación es poder abrir oportunidades políticas a todas las opciones democráticas existentes. Igualmente es importante abrir las oportunidades de participación a las mujeres, que tradicionalmente son las más afectadas por el conflicto armado, pero también, las más excluidas de los espacios de decisión”, opina Díaz.

Según ella, en un escenario de posconflicto es necesario superar la estigmatización, reconocer la diversidad como una riqueza y oportunidad y no como amenaza. “Por eso es tan importante iniciar desde ya la preparación y la reflexión sobre la reconciliación. Hay que trabajar por una convivencia con respeto”, concluye.


Reconciliación es superar las intenciones de venganza: Carlos Fernando Galán


Carlos Fernando Galán es el jefe del Partido Cambio Radical. Para él, uno de los ejes del proceso de paz debería ser que la sociedad llegue a reconciliarse plenamente. Para eso, es fundamental superar los odios que generan cadenas interminables de violencia.

Aunque Cambio Radical apoyó desde el Congreso la Ley de Víctimas y el Marco Jurídico para la Paz, Galán propone que los victimarios que cumplan, que le pongan la cara a las víctimas, puedan reintegrarse a la vida civil y sean aceptados en la sociedad para que no se caiga en cadenas de venganza.

“No podemos permitir que si se firma la paz y se reconoce que los miembros de grupos ilegales cumplen lo que estipula en el proceso, de aquí a 20 años reabramos esas heridas como han tratado de hacer algunos sectores del país en otros procesos de paz. Hay personas que hicieron parte del proceso de paz, firmaron la paz, se sentaron en democracia a buscar tener poder político y lograr representar a los colombianos; y cada vez que pueden, los sectores que se opusieron a esos procesos o que se oponen ahorita a esos procesos del pasado, sacan a relucir el hecho de que esas personas militaron en la guerrilla. Eso no es reconciliación”, afirma Galán.