Acciones Reconciliadoras

Este miércoles, tercer Encuentro Regional


Esta vez el diálogo es entre las regiones de Caribe, que incluye los departamentos de Atlántico, Bolívar, Magdalena, Sucre, Córdoba, Cesar y La Guajira y San Andrés y  Orinoquía, que incluye a Arauca, Meta, Vichada, Guaviare, Guainía y Amazonas.

Como en todos los encuentros de Reconciliación Colombia, esta será una oportunidad para compartir diferentes experiencias y opiniones de cada una de las regiones y para que diversos sectores como el empresarial, el académico, el humanitario y el gubernamental, dialoguen entre sí.
 
La mecánica del encuentro es similar a la que ya se ha desarrollado en los encuentros de Medellín y Cali: tres páneles en los que se discuten el papel de los gobiernos locales, las empresas, la sociedad civil, uno en el que se presentan experiencias destacables y una mesa redonda por cada panel, en el que diferentes actores de la reconciliación exponen sus puntos de vista.
 
Estos son algunos de los asistentes e historias que estarán presentes en el encuentro de Barranquilla (vea la agenda del evento):
 
Alan Jara, Gobernador del Meta
 
Fue secuestrado por las Farc el 15 de julio de 2001 cuando viajaba en un vehículo de la ONU en Lejanías (Meta). Permaneció casi 8 años en cautiverio hasta su liberación, el 3 de febrero de 2009. Tras su secuestro, publicó el libro ‘El mundo al revés, en el que hace un homenaje a sus compañeros de cautiverio. En 2011 fue elegido Gobernador del Meta, cargo que ha ocupado en tres ocasiones. “Es paradójico porque todos queremos que haya paz, pero que eso no me afecte a mí. El discurso se construye desde una perspectiva distante. Los que hemos sufrido el conflicto, sabemos que debemos construir escenarios de paz y de reconciliación para que no hayan más víctimas, porque sabemos lo que es sufrir el conflicto y eso no se le desea a nadie”.
 
Juan Carlos Gossaín, Gobernador de Bolívar.
 
Abogado de la Universidad de Cartagena, Gossaín ha ocupado diversos cargos públicos en el departamento de Bolívar y en la ciudad de Cartagena. Fue asesor jurídico del Departamento Distrital de Salud, secretario privado de la Alcaldía y secretario de Hacienda Pública. La Gobernación lidera un proyecto en San Basilio de Palenque, con apoyo de la Fundación Semana y la Fundación Carvajal, que permite a los miembros de la comunidad decidir por sí mismos en qué proyectos y cómo invierten los recursos.
 
MACA – Alquería
 
Es un proyecto lechero que opera desde hace más de cinco años en el piedemonte llanero, vinculado con la Serranía de la Macarena, uno de los ecosistemas con mayor biodiversidad de fauna y flora en el mundo, pero al mismo tiempo con una alta influencia de grupos al margen de la ley y una extendida presencia de cultivos ilícitos. El proyecto brinda a los pequeños productores de la zona un canal de comercialización de su producción que les dé estabilidad, incentive su productividad y fortalezca sus esquemas organizativos, para así incrementar sus ingresos económicos y mejorar su calidad de vida
 
Proyecto Utopía
 
Es la primera Universidad rural de Colombia. Este proyecto, impulsado por la Universidad de la Salle, busca transformar el campo desde la educación. Más de 200 jóvenes campesinos de 91 municipios del país, víctimas de la violencia, viven y estudian en las instalaciones de la Universidad. Mediante la metodología de aprender haciendo y enseñar demostrando, los estudiantes se forman como ingenieros agrícolas con la idea de replicar sus conocimientos en sus lugares de origen.
 
Ciro Canoles - Abriendo caminos entre Chengue y Macayepo.
 
En varios corregimientos del Carmen de Bolívar, en los Montes de María, sucedieron masacres perpetuadas por los paramilitares. El jefe Paramilitar que las comandó, alias Cadena, era oriundo de Macayepo, y algunos de sus hombres también. Por ese motivo, a los macayeperos les crearon fama de aliados de los paramilitares en toda la región. Cuando los habitantes de Macayepo (que también habían sufrido una masacre) decidieron volver a su tierra, las personas de Chengué y otras comunidades cercanas les tenían miedo, resentimiento y desconfianza. Esto afectaba económicamente al pueblo, porque no tenían relaciones comerciales con nadie.  
Ciro Canoles y un grupo de personas de Macayepo, decidió tomar cartas en el asunto y crear jornadas de integración, para volver a generar confianza. Comenzaron por Chengue. Al principio los rechazaban y no les hablaban, pero luego de intentarlo mucho lograron comenzar a generar una nueva relación con las personas de Chengue que vivían más cerca de Macayepo a punta de arreglar el camino que comunica ambos corregimientos. Luego, para comenzar a incluir otras comunidades, hicieron un partido de futbol, y de ahí nació la idea de un torneo, en el que participan El Salado, Chengue, Macayepo, entre otros. Aunque aún hay desconfianza, las comunidades se han ido acercando.
 
Antonio Celia - Presidente de Promigas
 
Ingeniero del Worcester Polytechnic Institute de Massachussets, con estudios en MIT y Wharton, desde 1992 se desempeña como Presidente de Promigas. También ha sido Presidente de la Junta Directiva del Grupo Nutresa y del Consejo Directivo de la Asociación Colombiana de Gas Natural -Naturgas-. Fue Socio fundador y Presidente del Consejo Directivo de Empresarios por la Educación. Promigas viene desarrollando una gestión social orientada a la construcción y la transformación de la sociedad. A través de su Fundación Promigas, trabaja en el fortalecimiento integral de las capacidades de las comunidades. En la agenda social de la organización es prioritario el tema educativo porque con ello contribuye a superar las causas estructurales de la pobreza. 
 
Lucho Torres – Líder de Asodesbol (Asociación de Desplazados de El Salado Bolívar)
 
Luis Torres salió desplazado de El Salado antes de la masacre de febrero del año 2000 que destruyó ese pueblo del departamento de Bolívar. En 2003, luego de ver a sus paisanos mendigando en las calles y pasando hambre, decidió liderar el retorno los campesinos a su hogar. De la nada, consiguió el apoyo económico de algunas organizaciones internacionales y volvió a su pueblo con 800 personas. Tuvo que exiliarse en España durante tres años, debido a que comenzó a recibir presiones y amenazas en su contra. Finalmente pudo regresar y la comunidad que lidera es ejemplo en el país en  materia de reconstrucción de la mano de varias entidades y fundaciones privadas. El retornó que lideró en 2003 es uno de los más exitosos de la historia del país.
 
 
Ricardo Esquivia – Director de la fundación Sembrando Paz
Es miembro de la Iglesia Cristiana Menonita de Colombia (IMCOL) y lleva 40 años acompañando, desde esa institución, procesos de reconciliación en el Caribe. En 2005 creó Sembrando Paz, una fundación con la que apoya  procesos comunitarios de construcción de paz en los Montes de María. Bajó su batuta, algunos campesinos de esa región iniciaron un proceso de reconciliación que tuvo frutos en Macayepo y Chengué, y que hoy en día está materializado en el Movimiento por la Reconciliación de los Campesinos de la Zona Alta de Carmen de Bolívar. También ha acompañado iniciativas como la Mesa Sucreña por la Paz y el proyecto de Jóvenes Sembradores de Paz, que busca que los menores de edad sean ejemplo de reconciliación en sus comunidades rurales.
 
Yurlei Alvarado y  Wilson Arias
 
Ella es desmovilizada de las Farc y el de las AUC. Se conocieron en una de las casas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar a donde son llevados los menores de edad desmovilizados de los grupos armados ilegales. Se enamoraron y llevan 10 años juntos. Ahora trabajan en la Corporación Sueños para la Paz, que desarrolla programas para la convivencia pacífica, mejoramiento de la calidad de vida de la población en estado de vulnerabilidad, la paz, la conservación y el mejoramiento del medio ambiente.