Acciones Reconciliadoras

La reconciliación está en los territorios

Barranquilla, 19 de marzo de 2014. El reto de que las instituciones lleguen a donde se necesitan en las regiones colombianas para así garantizar que la gente aprenda a confiar en el Estado, es una de las conclusiones que comparten autoridades locales de las regiones Caribe – Orinoquia, en el tercer Gran Encuentro de Reconciliación Colombia, llevado a cabo este miércoles en el hotel Dann Carlton de la capital del Atlántico.

Reconciliación Colombia es una iniciativa de la sociedad civil, integrada por 40 aliados entre empresarios, organizaciones sociales, cooperantes internacionales y medios de comunicación nacionales y regionales. En el debate de este miércoles participan autoridades locales, empresarios, y la sociedad civil con sus experiencias de reconciliación y construcción de paz.

“El debate tiene que darse en las regiones, porque es allí donde se ha vivido el conflicto. Que la inversión sea directamente proporcional al impacto de la guerra porque en la periferia es donde ha habido menor presencia del Estado”, dijo Alan Jara, gobernador del Meta.

Jara explicó lo que él entiende por el término reconciliación. Para el dirigente metense, reconciliarse significa reconstruir el tejido social, atender a las víctimas, generar las condiciones para superar la pobreza, dar oportunidades a los desmovilizados, garantizar con actos que haya confianza entre el Estado y la gente, trabajar por la justicia social y promover acciones que generen desarrollo de las comunidades, entre otras.

“No es necesario que se ponga fin al conflicto para poder avanzar en iniciativas de reconciliación. Una cosa es el diálogo en La Habana y otra la reconciliación y construcción de paz en nuestros territorios”, puntualizó.

En otra intervención, el gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín, también hizo referencia a la necesidad de un trabajo conjunto entre el Estado y las comunidades. Señaló que pensando en eso y en el hecho de que su departamento, al igual que el del Meta, ha sido uno de los más golpeados por la violencia, su administración creó una Secretaría Departamental de Víctimas, para centrar la atención estatal, atenderlas y dignificarlas.

Procesos en las comunidades de bolivarenses de Mampuján, Macayepo y Chengue, poblaciones de los Montes de María, donde se llevan a cabo iniciativas  de retorno y reconstrucción del tejido social, son parte del camino andado por las instituciones nacionales y departamentales de cara a la reconciliación, señaló Gossaín.

“En el 2007, mucho antes de ser Gobernador de Bolívar, tomé una fotografía a un poblador de Mampuján. Esta fotografía era de un hombre fatigado, triste, que trasmitía la imagen de una Colombia rural con rencor. Yo la colgué al llegar a la Gobernación y les dije a mis funcionarios: quiero cambiar eso”.

Tiempo después, comenta el gobernador de Bolívar, tuvo la oportunidad de reencontrarse con el señor de la fotografía, uno de los sobrevivientes de los procesos de violencia vividos en Mampuján y Las Brisas (Bolívar). Se tomó una fotografía con el hombre quien hoy forma parte de uno de los procesos de restitución de tierras más exitosos llevados a cabo por el Estado colombiano. La fotografía, que cuenta una historia diferente, hoy está en su despacho.