'Es hora de asumir nuestra responsabilidad histórica': Santos

Aprovechando el escenario de la asamblea anual de la Cámara de Comercio Colombo Americana, el presidente Juan Manuel Santos invitó a los empresarios nacionales y extranjeros a trabajar por un país en paz y hacer su aporte empresarial para que esto sea posible.

Foto: Presidencia de la República

“Es importante que el sector privado le esté apostando desde ya al posconflicto (…) qué bueno saber que la Cámara se va a sentar con Reconciliación Colombia para discutir sobre la forma cómo el empresariado puede apoyar”, dijo el Presidente tras asegurar que hay que entender que la terminación del conflicto también es una etapa en la que comienza la reconstrucción del país.

Y en esta reconstrucción, como el mismo mandatario la llamó, deben estar comprometidas no solo las autoridades, sino aquellos que tienen el poder político y económico para hacerlo. A la Cámara Colombo Americana están afiliadas 1.040 empresas.

“El posconflicto se construye con las regiones, con la gente, con los ciudadanos de a pie (…) los ciudadanos de las regiones deciden cómo, cuándo y dónde se reconstruye el país. Si logramos acuerdo final, lo que viene es la campaña nacional de construcción de la paz”, dijo Santos, al recalcar que esto dará un marco general a la tolerancia entre los colombianos, en el que caben todos.

Entonces, el Presidente lanzó la pregunta: ¿qué va a hacer cada uno de ustedes para contribuir a la paz? Es la hora de dejar a un lado los celos, el resentimiento y ayudar a encontrar las soluciones definitivas. Que todo nuestro talento se vuelque hacia esto: academia, universidades, sector económico… todos tenemos que ser responsables de construir un país con mucho más oportunidades, que a nadie se le excluya”, puntualizó.

Para terminar, dijo que la nueva Colombia debe ser un ejemplo de reconciliación, de tolerancia, de futuro.”Este será este el mejor escenario para seguir haciendo empresa, con reglas de juego estable”, señaló.

Señaló que invita a los empresarios que fortalecen la relación binacional con Estados Unidos a construir un país reconciliado y decidido con este futuro.