La reconciliación sigue pendiente en Flor del Monte

20 años después de la desmoviliación de la Corriente de Renovación Socialista en este corregimiento de Ovejas (Sucre), sus habitantes aseguran que a pesar de haber prestado su territorio para la paz, fueron abandonados a su suerte.

Por María Mercedes Abad
Periodista de Redprodepaz
Foto: Archivo Particular


Este sábado, la comunidad aprovechó la conmemoración de este aniversario, para hacer un homenaje a las víctimas que ha dejado el conflicto en la población. El Gobierno, por su parte, se comprometió a avanzar en el proceso de reparación colectiva de esta comunidad.

Habitantes de la población y víctimas del conflicto afirmaron que esperan que  esta vez sean tenidos en cuenta.

José Torres, líder de la comunidad, dice que hace 20 años lo que se firmó fue el inicio de un derramamiento de sangre porque a partir de ese momento la población fue estigmatizada como guerrillera y comenzó un proceso de exterminio. Dice que se requiere un proceso de reconciliación porque aún hay heridas.

“Nos sentimos asaltados en nuestra buena fe. Prestamos nuestro territorio como ejemplo de paz y fuimos abandonados a nuestra suerte”, dijo Edward Ortega, Representante de las víctimas, quien agregó que la CRS tiene una deuda moral e histórica con Flor del Monte.

Enrique Flórez, desmovilizado del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), dijo que una de las causas del fracaso del proceso es que la reconciliación fue mediática e hipócrita y no se garantizó la vida y seguridad de los excombatientes. Reveló que más de 50 de sus compañeros fueron asesinados.

El Presidente Santos envió un mensaje a la comunidad. Dijo que “la Paz, más que la guerra, es de valientes” y reconoció que el Gobierno tiene el compromiso de garantizar la vida y el acceso a la participación política de quienes optan por entregar las armas y entrar a la civilidad.

Paula Gaviria, Directora de la Unidad para la Reparación Integral a las Víctimas, informó que la entidad está comprometida a iniciar un proceso de reparación colectiva con las comunidades de Flor del Monte, San Rafael y La Peña. Las comunidades, por su parte, entregaron un pliego de peticiones al Gobierno Nacional.