Llega Gran Encuentro Nacional de Reconciliación Colombia

Este jueves 15 de mayo, en el Hotel Sheraton de Bogotá, a partir de las 7:30 a.m., se dará cierre a la primera fase de una iniciativa que ha puesto a las regiones de Colombia a hablar en el mismo lenguaje, el de la reconciliación. Conozca la agenda del evento, cuya transmisión en streaming podrá ver a través de esta página.

Si algo ha quedado claro durante los cuatro encuentros regionales de Reconciliación Colombia es que la paz es un proceso que se construye a largo plazo. No basta con la firma de un acuerdo entre el gobierno y las guerrillas para que aprendamos a vivir sin violencia. La reconciliación exige la participación activa de cada uno de los colombianos para superar un conflicto armado que sucede en los campos pero también en el lenguaje y en las relaciones cotidianas.

Uno de los aportes de esta iniciativa de la sociedad civil es que ha puesto en la agenda pública el tema de la reconciliación. Y lo ha hecho desde dos enfoques novedosos. En primer lugar, se propone como un ejercicio pensado desde las regiones y no desde los centros de poder. La guerra ha ocurrido sobre todo en la Colombia rural y periférica. Por ello las soluciones tienen que ser coherentes con los diferentes contextos que se viven en las localidades.

En segundo lugar, la reconciliación debe ser precedida por un diálogo entre todos los actores sociales. Todos los encuentros regionales han sido espacios de debate y reflexión entre la academia, las autoridades locales, las organizaciones sociales y el sector empresarial. Allí, cada uno de estos sectores ha tenido la oportunidad de expresar sus posturas frente al tema y de escuchar las de los demás. La reconciliación es un lugar de encuentro entre diferentes.

Más de 200 líderes del sector privado, de las comunidades, de la academia y de las autoridades locales y regionales de todo el país, se reunirán para compartir las conclusiones de la primera fase de esta iniciativa y para discutir sobre cuál debe ser su papel en la reconciliación y el postconflicto en Colombia.

El evento contará, entre otros, con la participación del Vicepresidente de la República, Angelino Garzón; el Gobernador del Meta, Alan Jara; el Gobernador del Cauca, Temístocles Ortega; el Gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín; el Gobernador de Cundinamarca; Álvaro Cruz, el Alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria.

Así mismo participarán el Presidente del Grupo Sura, David Bojanini; el Presidente del Grupo Bancolombia, Carlos Raúl Yepes; la Presidente del Grupo Caribe, Azucena de Benedetti; el Presidente de la Siderúrgica de Occidente, Maurice Armitage y Juan Carlos Restrepo, Vicepresidente de Asuntos Públicos del Cerrejón, entre muchos otros líderes nacionales que reconocen este proyecto como el camino adecuado hacia la reconciliación y como la mejor oportunidad de articularse, con el fin de contribuir a la generación de opciones de vida.
 
Durante el Gran Encuentro Nacional, se presentarán las conclusiones generales de la primera fase, seguidas de las conclusiones específicas de cada uno de los cuatro encuentros regionales, así como las conclusiones por sectores, para sociedad Civil, las autoridades y empresarios, además de lo que viene hacia adelante para esta iniciativa que desde hace nueve meses trabaja por la articulación de los diferentes sectores del país en torno a la reconciliación. 

Todo este proceso ha sido acompañado por los 45 aliados de la iniciativa, quienes asistirán igualmente al evento. Entre ellos, vale la pena destacar a Marcelo Pisani, Jefe de Misión OIM Colombia; Marie Andersson, Embajadora de Suecia; Alejandro Éder, Director de la Agencia Colombiana para la Reintegración; Paula Gaviria, Directora de la Unidad de Víctimas; Maria Victoria Llorente, Directora Ejecutiva de la Fundación Ideas para la paz y Gonzalo Murillo, Coordinador Nacional de la RedProdepaz. 
 
De acuerdo con Ximena Botero, Coordinadora de Reconciliación Colombia, “Este encuentro nacional nos permitirá seguir mostrándole al país que la reconciliación Sí es posible y que ya son muchas las experiencias exitosas. Lo importante hacia adelante es lograr el compromiso de muchos más actores y de la sociedad civil, que estén dispuestos a hacer sus aportes y a replicar las lecciones aprendidas de esta primera etapa a través de los nuevos proyectos a desarrollarse desde nuestro proyecto”.


Los encuentros regionales de Reconciliación Colombia

En el primer encuentro de representantes de las regiones de Antioquia, Chocó, Putumayo, Caquetá, Huila y Tolima, realizado en Medellín, se dieron las primeras puntadas sobre el tema de la reconciliación. Entre otras cosas, se convino en que a pesar de que no hay una interpretación única de su significado, el Estado juega un papel fundamental en su fomento a partir del restablecimiento de la confianza de los ciudadanos.

El segundo encuentro regional ocurrió en Cali y reunió a líderes de Cundinamarca, Boyacá, Bogotá, Valle, Cauca y Nariño. En esa ocasión el tema central fue la necesidad de que la reconciliación pase de lo retórico a lo práctico. En ese aspecto juega un papel importante la descentralización del país para que los procesos ocurran realmente en los territorios. Como dijo María Teresa Arizabaleta, coordinadora de la Ruta Pacífica de Mujeres, “Dios está en todas partes pero despacha desde Bogotá”. Y eso es un obstáculo para la reconciliación.

La importancia de la educación en la generación de oportunidades y el papel protagónico de los empresarios en la reconciliación fueron las conclusiones más sobresalientes del tercer encuentro regional que reunió al Caribe y a la Orinoquía en la ciudad de Barranquilla. Más de 60 personalidades de esas partes del país ratificaron la necesidad de que la reconciliación tenga un enfoque territorial en el que las iniciativas de la sociedad civil sean apoyadas vigorosamente por los empresarios y por las instituciones locales y nacionales.

El último encuentro regional de Reconciliación Colombia se realizó en Bucaramanga. En esa ciudad del oriente del país se reunieron líderes del Eje Cafetero, el Magdalena Medio y los Santanderes para discutir los requisitos que tiene la paz en sus lugares. En este encuentro se hizo un fuerte llamado a los empresarios para que se vinculen más decididamente a este proyecto. Ese día quedó claro que la pobreza y la desigualdad son los principales motores del conflicto y por tanto su solución se convierte en la prioridad fundamental para una reconciliación real y sostenible en el tiempo.

El próximo jueves 15 de mayo se recogerán estas conclusiones y se plantearán muchas más sobre este proceso que empezó desde mediadios del año pasado. Representantes de todas las regiones y todos los sectores sociales tendrán la oportunidad de darle cierre a una iniciativa que ha puesto a los colombianos a hablar de reconciliación aunque el conflicto no haya terminado. Aparte de lo que ha sido mencionado, lo único que se puede adelantar es que ese día en Bogotá va a quedar claro que la reconciliación en Colombia ya no tiene marcha atrás.