Emotivo Encuentro Nacional de Reconciliación Colombia

Más de 200 representantes de todos los sectores presentaron las conclusiones de cada uno de los encuentros regionales de Reconciliación Colombia y las propuestas con las que se busca demostrar que la reconciliación sí es posible.

Foto: Carlos Julio Martínez.

El evento comenzó con una presentación de Alejandro Santos, Director de Revista Semana y miembro del Comité Directivo de Reconciliación Colombia, quien no pudo contener las lágrimas al recordar el reciente acto de odio en el que fue incinerado un indigente en Bogotá.

Santos afirmó que este proceso demuestra que sí es posible que los colombianos avancen hacia la reconciliación y llamó la atención sobre el hecho de que Reconciliación Colombia ha recopilado más de 500 iniciativas en el país, que desde hace varios años vienen trabajando por la reconciliación, pero a las que en la mayoría de los casos les falta mayor impulso y articulación.
 
“Este encuentro es el primer paso de un camino futuro que nos lleve a entender que los colombianos sí somos capaces de emprender la reconciliación”, dijo Santos.

Por su parte, el Vicepresidente Angelino Garzón, afirmó que hablar de reconciliación es hablar de dolor,
 
“Colombia es un país que está muy cargado de dolor. No es fácil este camino de la reconciliación. Pero es posible lograrlo. No podemos aceptar que estemos condenados a otros 50 años de violencia”, señaló. Manifestó que la insurgencia tiene que admitir que la lucha armada fracasó, mientras que la sociedad debe ser consciente que sin un modelo de desarrollo incluyente y equitativo es imposible alcanzar la reconciliación.

Las conclusiones de los encuentros regionales

En el encuentro, que reunió a cerca de 400 personas, 100 de ellas venidas de diferentes partes del país, fueron presentadas las conclusiones de cada uno de los encuentros regionales realizados en Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga. Así mismo, se presentaron conclusiones específicas para las autoridades, las organizaciones sociales y los empresarios. (En los links relacionados puede ver las conclusiones específicas de cada región y sector).

En general, todos los sectores participantes coincidieron en mencionar temas como la confianza, como la generación de oportunidades, la inclusión, entre otros.

Los testimonios e historias recogidas por Reconciliación Colombia muestran que la reconciliación comienza en las regiones porque allí es donde más se ha sufrido el conflicto, así mismo, que los empresarios no pueden considerar un éxito desvinculado de lo que ocurre en su entorno, y que el perdón y la reconciliación y el perdón no solo se dan entre víctimas y victimarios, sino entre toda la sociedad.

Historias de reconciliación

En el siguiente panel, moderado por el presentador de Noticias Caracol, Jorge Alfredo Vargas, fueron presentadas tres de las historias que hicieron parte de los encuentros regionales.

Pese a lo difícil que es para él contar esta historia, Mauricio Armitage, Director de la Siderúrgica de Occidente, contó como fue secuestrado dos veces y no tuvo problema en asumir los costos de la defensa de uno de los guerrilleros que lo tuvo secuestrado.

"De mi papá, que era Ingles, aprendí a amar a mi país", manifestó entre lágrimas. Dijo que igual que como le ocurrió en el encuentro regional de Cali, no pudo cumplirle a sus nietos la promesa de no llorar en el evento, aunque esta vez podrá decirles que Alejandro Santos también lloró.

César Montealegre, empresario que estuvo en poder de las Farc, y Luis Moreno, desmovilizado del mismo frente que lo secuestró, contaron también la historia de cómo a pesar de haber estado de lados distintos hoy son grandes amigos.

Luis, quien no pudo asistir en su momento al encuentro regional realizado en Medellín, en donde se presentó la historia de César, le pidió públicamente perdón a él y a la sociedad por el daño que causó y le ofreció un abrazo. "Es lo único que tengo para brindarle", le dijo.

Finalmente, contó su historia Jeny Castañeda, una mujer víctima de los paramilitares, que decidió perdonarlos. Jeny mostró la foto que unos días antes de morir, le dió su madre, una líder comunitaria de Puerto Triunfo, asesinada por orden de Ramón Isaza. "Esa foto ha sido mi bandera para seguir en la lucha y preguntarle a los paramilitares: '¿por qué la asesinaron?"

Jeny contó que después de haber encarado a los paramilitares, tuvo un sueño en el que su madre le decía que Ramón Isaza la iba a buscar y que de su parte le diera un abrazo y lo perdonara. Jeny no creyó que esto llegara a pasar, pero terminó siendo realidad. Isaza la buscó un día que fue llevado a una diligencia judicial en Puerto Triunfo y le dijo que todas las mañanas rezaba un padrenuestro por ella, para que lo perdonara. Ella finalmente lo perdonó, así como a los demás miembros de su grupo paramilitar.

Lo que viene

En la última parte del encuentro fueron presentados los nuevos proyectos con los que Reconciliación Colombia continuará contribuyendo a la Reconciliación en el país.

Karem Labrador, de Colombia Líder, presentó el premio a los mejores gobernantes del país en el campo de la reconciliación, que galardonará a Alcaldes y Gobernadores que tengan mayores resultados, con una mayor articulación en este campo.

Felipe Arango, de BSD Consulting, presentó el Fondo para la Reconciliación, que busca, como explicó, pasar al acción. Una parte del Fondo estará destinada a apoyar comunidades y otro para las iniciativas empresariales.

Alessandro Peti, de PNUD, presentó el nuevo sello ONU a empresas, que busca destacar a las empresas que promuevan la reconciliación contratando a víctimas y a desmovilizados. "No podemos construir la paz, sin aliviar la pobreza", dijo Peti.

(Vea más información sobre los proyectos presentados hoy)

A cargo del cierre del evento estuvo e
l padre Leonel Narváez, de la Fundación para la Reconciliación. Destacó la importancia de este proyecto y afirmó que responde a la necesidad de crear una cultura política del perdón y la reconciliación.  "El perdón cambia víctimas por personas victoriosas", concluyó.