Farc llegan a los 50 años, en medio de esfuerzos por alcanzar la paz

El grupo guerrillero nació con la operación Marquetalia, el más grande operativo militar realizado hasta el momento en Colombia, desatado el 27 de mayo de 1964, bajo la presidencia de Guillermo León Valencia. Desde entonces, recurrió a lo que Manuel Marulanda Vélez, 'Tirofijo', llamó la "combinación de formas de lucha". Mientras que recurrió al secuestro de líderes políticos, los ataques contra poblaciones, el narcotráfico y los atentados terroristas, en varias ocasiones se sentó a negociar con el Gobierno, sin que estos diálogos, hasta ahora, hayan concluido con éxito.

Foto: Archivo Semana.

Como afirman los investigadores Juan Guillermo Ferro y Graciela Uribe, las FARC surgieron después de la larga guerra entre liberales y conservadores, periodo conocido como La violencia. Durante ese periodo, campesinos liberales se organizaron para contrarrestar la persecución de las bandas de ‘pájaros’ conservadores. El Tolima grande era, por aquel entonces epicentro de conflictos agrarios, de grupos guerrilleros y, geográficamente, corredor de paso hacia la cordillera central.

Con la instalación del Frente Nacional, que representó el fin de la violencia partidista pero el cierre de los espacios políticos para ‘terceras fuerzas’ un grupo de campesinos agrupados en el Ejército Revolucionario Nacional se estableció en la finca El Davis, declarándola como zona liberada. Esta experiencia sería el modelo de los núcleos agrarios de Marquetalia, Riochiquito y Guayabero, bautizados por Álvaro Gómez como ‘Repúblicas Independientes’.

Por aquel entonces, las FARC eran un grupo de autodefensa campesina de tipo liberal. Posteriormente, personajes como Jacobo Arenas se encargaron de darle al grupo insurgente una ideología de tipo marxista leninista. Con el bombardeo de las Repúblicas Independientes inicia el camino de este grupo que, cincuenta años después y tras una guerra frontal contra el Estado, se encuentra negociando por cuarta ocasión con un gobierno, esta vez en la Habana.

Este es un resumen de esa historia de diálogos infructuosos.
 
Proceso de paz en el gobierno Betancur


Inicio: 28 de marzo de 1984 con la firma de “Los Acuerdos de La Uribe” entre el gobierno y las FARC-EP, después de meses de intercambio de misivas entre los negociadores y los grupos guerrilleros.

Finalización: 5 de agosto de 1986, con la desintegración de la Comisión de Paz, Diálogo y Verificación (Entre los hechos que se mencionan como perjudiciales para los procesos de negociación cabe resaltar la Toma del Palacio de Justicia, ocurrida el 6 de noviembre de 1985, la arremetida de grupos paramilitares contra desmovilizados y militantes de la UP y centenares de asesinatos selectivos. Además de los combates por dos meses en Yarumales, Cauca y en el Caquetá y el norte del Valle, y el ataque a un campamento del EPL en Riosucio (Caldas).
 
Jefes negociadores del gobierno: Cinco Altos Comisionados para la Paz ad honorem (José Luis Serna, Gerardo Ayerbe Chaux, Alfredo Carvajal Sinisterra, Antonio Duque Álvarez y Nicanor Restrepo) para mediar entre tres dispositivos de negociación (Comisión Nacional de Paz, Comisión Nacional de Negociación y Diálogo y Comisión Nacional de Verificación), las guerrillas y el Presidente.
 
Lugar: Acuerdos firmados en La Uribe y Mesetas (Meta); Corinto (Cauca); El Hobo (Huila) y Medellín (Antioquia).
 
Dinámica: La llegada al poder del conservador Belisario Betancur marcó una diferencia con su antecesor Julio César Turbay. Desde los primeros días de su administración, Betancur buscó acercamientos con las guerrillas a las que se les reconoció su carácter político. Cuando el gobierno Betancur mostró señales de querer la paz, la iniciativa fue bien recibida por las FARC. Medidas adoptadas como la Ley de Amnistía y el Plan Nacional de Rehabilitación generaron el ambiente propicio para que la Comisión de Paz y las guerrillas se sentaran a negociar. El 28 de marzo de 1984 fue el inicio oficial de las negociaciones con las FARC con la firma de los “Acuerdos de la Uribe”.

Con la firma de estos acuerdos, se acordó el cese al fuego y una tregua bilateral entre las FARC y el gobierno. El plazo fue de un año para dar tiempo a las FARC y al gobierno de organizarse de tal manera que el cese al fuego fuera una realidad.  Por primera vez en su historia las FARC plantearon la posibilidad de convertirse en partido político y se manifestaron contra el secuestro, la extorsión y el terrorismo.   El pacto nunca incluyó la entrega de armas y frente a un posible estancamiento de las negociaciones el acuerdo fue prorrogado dos años después, en marzo de 1986.

En el marco del acuerdo, los puntos clave de la agenda fueron: participación política; facilitación en la creación de asociaciones comunales de campesinos, indígenas y trabajadores; reforma agraria; mejoramiento de las condiciones de vida de la población (educación, salud, trabajo, etc.); supresión de otras fuerzas armadas adicionales a las institucionales del Estado; reconstrucción social y reparación a víctimas.
 
Procesos de paz en el gobierno Gaviria



Inicio: 3 de junio 1991 (Caracas)
            10 de marzo 1992 (Tlaxcala).

Finalización: 30 de septiembre de 1991 (Caracas).
                            4 de mayo de 1992 (Tlaxcala)

La muerte en cautiverio del ex ministro Argelino Duran Quintero a manos del EPL, sería el golpe de gracia que terminaría de hundir el proceso. Durante el cautiverio, Durán sufrió un ataque cardiaco y murió. Tras hacerse pública la muerte del ex ministro, el episodio desembocó en la ruptura de las conversaciones de paz el 4 de mayo de 1992.
 
Jefe Negociador: Jesús Bejarano.

Consejero Presidencial para la Paz: Horacio Serpa Uribe

Lugar: Caracas, Venezuela (posteriormente los diálogos se trasladan a México, en 1992 debido a inestabilidad política en Venezuela que había sufrido en febrero de aquel año un intento de golpe de Estado). Centro Vacacional La Trinidad en Tlaxcala.

Dinámica: La estrategia del gobierno Barco que le dio cabida en la sociedad civil a las guerrillas del M-19 y al Quintín Lame, dejó por fuera a las FARC, agrupadas en la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar (CGSB). El gobierno de Cesar Gaviria retomó las negociaciones con la CGSB garantizando las ofertas ya pactadas, que consistían en reincorporar los miembros de dichas organizaciones a la vida civil en condición de actores políticos y la implementación de planes de desarrollo a través del PNR (Plan Nacional de Rehabilitación) para las regiones que se hallaban bajo su influencia. También aprovechó la decisión ya tomada de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, para presionar a los insurgentes a desmovilizarse rápidamente si querían participar en ella. Las FARC no respondieron a tiempo y la constituyente se llevó a cabo sin su participación.

El 9 de diciembre de 1990, el ejército bombardeó Casa Verde, el baluarte de las FARC. No obstante el recrudecimiento de la guerra, el gobierno de Gaviria abrió de nuevo la posibilidad de dialogar con las FARC. Primero en Caracas, Venezuela (3 de junio a septiembre 30 de 1991), y luego en Tlaxcala, México (del 10 de marzo al 4 de mayo de 1992), los representantes de ambos bandos intentaron infructuosamente llegar a un acuerdo. Pero el irrespeto a las exigencias mutuas que condicionaban los diálogos, en aumento de las hostilidades por parte de las guerrillas, y la renuencia del gobierno a discutir la agenda suscrita al comienzo de las conversaciones en el orden que pedían los insurgentes, condujeron las deliberaciones a un punto muerto dando inicio a la fase más encarnizada del conflicto.
 
Proceso de paz en el gobierno Pastrana




Inicio: 7 de enero de 1999.

Finalización: 20 de febrero de 2002 (Ese día guerrilleros de las FARC dinamitaron un puente por donde pasaba una ambulancia, hecho ocurrido en Antioquia; y una célula insurgente desvió un avión comercial, obligó a la tripulación a aterrizar en una carretera del departamento del Huila y secuestró al congresista Jorge Eduardo Géchem, quien se encontraba como pasajero).

Jefe negociador: Víctor G. Ricardo y posteriormente Camilo Gómez.

Lugar: 5 municipios de Meta y Caquetá en la llamada “zona de distensión”. Comprendió una extensión de 42.000 kilómetros cuadrados y estuvo conformada por los municipios de La Uribe, Mesetas, La Macarena y Vista Hermosa en el departamento del Meta, y por San Vicente del Caguán en el departamento del Caquetá.

Dinámica: El proceso se gestó antes de que Pastrana iniciara su periodo el 7 de agosto de 1998. El entonces candidato, arropado en la legitimidad de un ‘mandato para la paz’, buscó acercamientos con la guerrilla y viajó a la zona del Caguán para reunirse con el jefe máximo de las FARC, Manuel Marulanda Vélez, alias Tirofijo.

La mesa de negociación se instaló formalmente el 7 de enero de 1999. En el acto inaugural, realizado en San Vicente del Caguán el presidente Pastrana se quedó esperando al jefe máximo de las FARC, Manuel Marulanda, quien no finalmente no llegó y su silla se quedó vacía.

Pese a ese tropiezo, el proceso continuó en medio de múltiples tropiezos generados por las acciones bélicas de los guerrilleros, quienes cometieron múltiples atentados, secuestros y otros hechos que llevaron a varias congelaciones. El mayor avance fue una "agenda común" denominada "por el cambio hacia una nueva Colombia" y que fue suscrita entre gobierno y FARC el 6 de mayo de 1999. Dicha agenda de 12 puntos guiaría la dinámica de la mesa de negociación y entre sus puntos relevantes se incluían la reforma a los sistemas político y judicial, al modelo de desarrollo y la estructura agraria así como tópicos relativos al Derecho Internacional Humanitario, las relaciones internacionales, el narcotráfico, el medio ambiente y el fenómeno paramilitar.
No obstante estos avances la falta de eficacia que a juicio de las guerrillas demostró el gobierno tanto para verificar el control efectivo del Ejército sobre los paramilitares, así como para propiciar su desmantelamiento, conspiró para congelar varias veces los diálogos con las FARC. 
 
Proceso de paz en el gobierno Santos



Inicio formal: 18 de octubre de 2012

Jefe Negociador: Humberto de la Calle Lombana

Equipo negociador: General (R)  Oscar Naranjo, General (R) Jorge Enrique Mora Rangel, Sergio Jaramillo, Frank Pearl, Luis Carlos Villegas.

Lugar: La Habana (Cuba) y Oslo (Noruega).

Dinámica: Tras la filtración de información por parte de opositores a su gobierno, el canal de televisión Telesur informa de que el Gobierno de Colombia y las FARC han firmado un acuerdo en La Habana para abrir un diálogo. Posteriormente el presidente Santos en alocución televisada confirma que las negociaciones avanzan con miembros del secretariado, en la ciudad de la Habana. El proceso de paz anunciado por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, es el cuarto intento desde los años 1980 por pactar con la guerrilla comunista de las FARC el fin del conflicto armado.