¿Contribuyen los medios a la reconciliación?

Los medios de comunicación  tienen el deber de abrir espacios en pro de la reconciliación. Directores y presidentes se comprometen en este propósito. 

1. ¿Qué ha hecho su medio por la reconciliación?

2. ¿Cómo puede aportar su medio a este proceso?

3. ¿Cómo separar la política de la reconciliación?


Darío Arizmendi
Director de Caracol Radio

1. Destacar personajes y acciones ejemplarizantes que connoten capacidad de perdonar y de búsqueda de una nueva vida.
 
2. Motivando a otros sectores a que se unan a la campaña y propiciemos un mejor país, más digno y más justo, en paz, para las nuevas generaciones.  
                                           
3. La reconciliación tiene que ser una tarea de todos los colores políticos y trascender coyunturas electorales. 
 
 
Julio Sánchez Cristo  
Director de La W Radio

 
1. Presentar al mayor número de protagonistas de la reconciliación, tres presidentes de los Estados Unidos en directo, la gente que hizo el milagro en Irlanda, Centroamérica, Ruanda y otras latitudes. Todos los días dedicar una sección a una víctima y un victimario como ejemplo de perdón, de donde saldrá un libro. Todos los días frases sobre la paz de donde ya salió un libro y viene otro. Apoyar causas como El Salado; el teatro de las internas como patrocinadores, la Navidad de los heridos en combate desde hace 13 años, etcétera.
 
2. Presentando todos los días ejemplos de que sí es posible.
 
3. La buena política es la que logra la reconciliación, base fundamental para la paz.
 
Juan Guillermo Ángel
Director de ‘La Tarde’

 
1. Ningún colombiano conoce cómo se puede vivir en paz en este país, por ello transmitimos a los lectores el más fuerte de los sentimientos: la esperanza en que la reconciliación será la piedra de apoyo de la paz.
 
2. Al proceso de la reconciliación como elemento indispensable para la paz se le puede aportar la seguridad de que con gestos positivos se lograrán las condiciones para recuperar la tranquilidad.
 
3. No creo posible ni conveniente separarlas, ya que para que la reconciliación tenga bases sólidas requerirá del apoyo político como manifestación de la democracia que queremos tener como respuesta a lo violencia destructora.
 
Roberto Pombo
Director de ‘El Tiempo’

 
1.   Desde la línea editorial del periódico planteando el asunto como prioritario y fortaleciendo la discusión con iniciativas que van desde debates hasta una serie de televisión.
 
2. Abriéndole un espacio en el debate público al tema, presentándolo de tal manera que los colombianos lo puedan asumir como un asunto más humano que político.
 
3. Mientras más fuerte suenen las voces de las víctimas –que suelen portar una voluntad de perdón– más claro quedará que la reconciliación no puede ser un caballito de batalla, sino un desafío inaplazable de esta y las próximas generaciones. 
 

Yolanda Ruiz

Directora de RCN La Radio

 
1. Escuchar todas las voces y todas las opiniones y hacer periodismo con respeto sin agredir, abriendo nuestros micrófonos también a las víctimas.
 
2. Los periodistas podemos y debemos abrir la mirada para salir del cubrimiento del conflicto y sus derivados y ver todo lo que pasa para entender a Colombia en sus múltiples dimensiones. Si queremos pasar la página de la guerra hay que mirar más allá de la guerra.
 
3. No creo que se deban separar. Buscar la reconciliación es una decisión política, por eso están ligadas. Lo que es distinto es hacer politiquería con esa bandera y eso sí debemos evitarlo. 
 

Fernando Quijano
Director de ‘La República’

 
1. La República fue pionero en tratar temas de responsabilidad social empresarial (RSE) cuando estos eran un asunto desconocido. Ahora dedicamos cuatro páginas semanales a contar casos que reivindiquen la RSE con más énfasis en la reconciliación del país.
 
2. Los medios de comunicación, quizá, tienen la mayor responsabilidad en multiplicar los beneficios de una próxima nueva etapa para el país económico, político y social que seguramente llegará en el posconflicto.
 
3. Toda la iniciativa de reconciliación es un acto político per se. Es casi imposible separar dos cosas tan íntimas en la sociedad.
 

María Elvira Domínguez Lloreda

Directora y gerente de ‘El País’

1. Desde un principio ha destacado como prioritaria la reconciliación. A través de crónicas, noticias, editoriales y entrevistas, El País ha puesto sus páginas a disposición de uno de los elementos básicos para conseguir la paz en Colombia.
 
2. Como lo ha venido haciendo: siendo sensible a lo que acontece en nuestra sociedad, abriendo las páginas a la expresión de los colombianos, al diálogo que empieza con el respeto por la diversidad y a la posibilidad de escribir una nueva historia a partir del reconocimiento de responsabilidades y el compromiso de no repetir los hechos que causan la discordia.
 
3. Difícil. La reconciliación es un propósito de contenido político y la política en sí es noble. Lo que debe evitarse es que la reconciliación se use con propósitos partidistas, como bandera electoral o como instrumento de exclusión.
 
Marco Schwartz
Director de ‘El Heraldo’

 
1. Hemos publicado diversas informaciones y reportajes sobre esfuerzos de reconciliación de distintos puntos del país. Y nos sumamos activamente a la iniciativa Reconciliación Colombia.
 
2. Haciendo más de lo que hacemos: informar, narrar historias y editorializar sobre el tema.
 
3.  No veo la necesidad de separarlas si partimos de que la política es un arte noble. La reconciliación tiene como pilar esencial la disposición de las partes afectadas a superar episodios trágicos. Y la iniciativa debe reposar en manos de la sociedad civil. Pero también debe contar con, y exigir, un respaldo político y económico por parte de las instituciones. 
 
Miguel Angel Villarraga
Gerente de ‘El Nuevo Día’

 
1. Nuestras páginas han estado abiertas a variedad de opiniones. Desde la información hemos promovido escenarios de convivencia y contribuido con la objetvidad, la presentación de los hechos y el ejercicio de la memoria en casos de derechos humanos.
 
2. Acompañando los esfuerzos de la sociedad civil y el Estado. Este ha sido el propósito al participar en el proyecto Reconciliación Colombia. 
 
3. Un aspecto central es estar con las comunidades y alentar sus sueños de desarrollo, por encima de otros intereses. Como medios es importante también no promover odios entre bandos políticos.
 
Yamid Amat
Director de CM&

 
 1. Destacar declaraciones de altos funcionarios públicos sobre el perdón y la creación de penas alternativas diferentes a la cárcel.
 
2. Se están realizando entrevistas que permiten concluir que solo la reconciliación conduce a la paz.
 
3. No se pueden separar. Hay posiciones políticas beligerantes y otras de negociación. Si la guerra continúa, seguirá su fatal resultado: más víctimas, más huérfanos, más viudas.
 
Ricardo Ávila
Director de ‘Portafolio’
 

1. Presentar experiencias exitosas y servir como escenario de debate de un tema fundamental para el futuro de Colombia.
 
2. Dejándoles en claro a nuestros lectores que pertenecen al mundo de la economía y los negocios que ningún otro tema tiene tanta rentabilidad colectiva como el de la reconciliación. Por más repetitivo que suene, no hay mejor negocio para la sociedad colombiana.
 
3. Dejando en claro que el objetivo es uno solo y que no se encuentra en discusión. Es válido que se debata el cursos de ciertas negociaciones, pero no la meta final.
 
Martha Ortiz
Directora de ‘El Colombiano’ 

 
1. Ante todo buen periodismo: buscar la verdad, contrastar las noticias, analizar la información, escuchar fuentes pluralistas locales, nacionales e internacionales e invitar columnistas expertos a hablar del tema. Nuestra unidad de Paz tiene 15 años.
 
2. Además del buen periodismo nos queremos convertir en un centro innovador y multiplataforma de debates constructivos e inteligentes.
 
3. La política es vital en la reconciliación, la politiquería es su más perverso enemigo. Debemos fomentar espacios para que los colombianos seamos protagonistas llegando a un acuerdo sobre lo fundamental para que desde allí elijamos y evaluemos a líderes.
 
Gabriel Reyes
Presidente de RCN TV

 
1.   Incorporamos en algunas producciones historias relacionadas con procesos de desmovilización, reincorporación y  reconciliación. En los noticieros y programas periodísticos presentamos crónicas sobre reconciliación, historias de perdón y casos exitosos de reinserción a la vida civil.

2. Podemos servir de soporte para explicar a los colombianos la importancia de este proceso de cambio; podemos ayudar a convocar al mayor número de personas, entidades, empresas para lograr una participación más activa; podemos denunciar lo que no sirva y afecte este proceso; podemos apoyar todo lo que sirva y mejore su implementación; podemos acompañar y vigilar su adecuado desarrollo, sus logros y sus avances.

3. Este proceso no es responsabilidad de un partido o de un gobierno o de unos pocos. Es responsabilidad  de todos los que queremos un mejor país.

Hollman Morris
Gerente de Canal Capital

 
1. Somos el único medio público en el país que ha dedicado toda su programación a la promoción y defensa de los derechos humanos y una cultura de paz, y sobre todo a dignificar nuestras víctimas. Toda la propuesta de Canal Capital es toda una propuesta de reconciliación.
 
2.   El cubrimiento de la paz, de las víctimas, de la agenda social y de la agenda de la defensa de los derechos humanos no es episódico ni anecdótico, es un compromiso que es transversal a toda la programación.
 
3. Mientras que cada ciudadano entienda que la barbarie cometida en este país no se puede repetir tenemos que abrazar a nuestras víctimas, y que la verdad de ella es nuestra verdad seguramente podremos separar la política de la reconciliación porque la haremos propia.
 
Fidel Cano
Director de ‘El Espectador’

 
1. Cumplir a cabalidad nuestro papel en la sociedad: la búsqueda de la verdad sobre el conflicto y la transmisión de información desprovista de dobles intenciones. Ahora, no siento que pueda decir que lo hemos logrado siempre.
 
2. Siendo consciente de su responsabilidad en el manejo de la información sobre el conflicto, las negociaciones, las experiencias de reconciliación, dando voz a las víctimas sin cerrar puertas a quienes optan por el arrepentimiento.
 
3. No estoy seguro de que haya que separarlas. Habría que evitar el aprovechamiento político de los procesos de reconciliación ¿Cómo?  Poniendo el foco en las personas y sus sentimientos más que en los discursos y la propaganda.
 
Claudia Medina
Directora de ‘La Nación’

 
1.   Hemos realizado publicaciones constantes sobre las víctimas y la importancia de recuperar la confianza, entre otros. Hemos permitido reconstruir el tejido social regional y contribuir en esa búsqueda.

2. Permitiendo que desde nuestro contenido periodístico genere un mensaje de reflexión, de pensar en que la reconciliación es un tema donde todos debemos aportar y donde todos debemos estar.
 
3. No se puede separar porque no es un concepto ajeno a ella, sino una política en sí misma. La reconciliación debe ser una política de Estado que comprenda acciones concretas y que tenga actores que la puedan volver palpable y aplicable en el país.