Respaldo de EE.UU. al proceso de paz

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitó el país dos días después de la reelección del Presidente Juan Manuel Santos. Este primer encuentro diplomático de Santos tras su reelección es interpretado desde ya como una clara señal de que la administración estadounidense seguirá respaldando las conversaciones que se desarrollan en La Habana.

Foto: Archivo Semana

"Los Estados Unidos estarán siempre con Colombia, a su lado”, dijo Biden en unas breves declaraciones que dio a la prensa después de su encuentro con el Presidente Santos. “Colombia es una Nación transformada mediante sangre, sacrificio, y liderazgo genuino”, agregó.

Por su parte, el Presidente Santos manifestó que Biden le reiteró el apoyo de su país al proceso de paz
.

"Me lo ha reiterado, es algo para nosotros muy importante, estamos en una fase que ellos saben que es fundamental y el apoyo de Estados Unidos a este proceso lo consideramos de inmensa, inmensa importancia. También agradecerle que a través de instituciones como la USAID, nos están también ayudando ya a planear y a poner marchas políticas que tiene que ver con el posconflicto", manifestó Santos.

Para nadie es un secreto que la comunidad internacional estaba atenta a la elecciones del domingo. Los escándalos de hackers y narcotráfico, la polarización de la contienda electoral, sumado al futuro de las negociaciones de La Habana, puso la contienda electoral bajo la lupa internacional.

En medios como The Economist, Time, The Wall Street Journal y The Guardian no faltaron artículos analizando la situación y ubicaron esta decisión de los colombianos en la elección entre la paz y la guerra.

El 6 de junio The Economist publicó un artículo titulado “Un voto por la paz” en el cual insistía en que para cesar los asesinatos en Colombia era necesario reelegir al presidente Santos. En general, los diferentes medios y la comunidad internacional han apoyado el proceso de paz con las Farc y ahora, con Santos reelegido, queda explícito el claro mandato de firmar un acuerdo de paz en el futuro próximo. 

Estados Unidos ha ratificado su apoyo a los diálogos de La Habana en varias ocasiones. Pocos días antes de la primera vuelta, varios senadores de ese país enviaron una carta al equipo negociador de la Isla ratificando su apoyo y felicitándolos por los avances logrados. “Felicitamos a ambas partes por los acuerdos históricos ya logrados y reconocemos su compromiso de continuar en la mesa de negociación, animándolos a que permanezcan en ella hasta que se logre un acuerdo final”, dijeron los congresistas en la carta. En diciembre del año pasado, el presidente Obama le dio un espaldarazo al proceso de paz y ratificó su apoyo a Santos elogiando sus “audaces y valientes” esfuerzos por conseguir “una paz duradera y justa para Colombia”. El vicepresidente Joe Biden había venido al país en mayo del año pasado y, tras una reunión con el presidente Santos, reiteró el apoyo de su gobierno a la búsqueda de una salida negociada al conflicto. “al igual que apoyamos a los soldados colombianos en el campo de batalla, los apoyamos en la mesa de negociaciones”, añadió en esa ocasión.

Antes de la llegada de Biden, Santos había manifestado sobre su visita: “él ha estado muy pendiente de este proceso”. No solo, explicó Santos en rueda de prensa celebrada este lunes, porque el conflicto afecta a la región, sino porque en la agenda de La Habana se ha avanzado en el punto relacionado con el narcotráfico, lo que puede generar un impacto positivo en la lucha contra este flagelo.

“Tal vez la iniciativa bipartidista (entre demócratas y republicanos) más importante que se ha lanzado en Estados Unidos hacia Colombia ha sido el Plan de Colombia y si logramos concretar este proceso de paz se habría dado todo el ciclo, terminando con el fortalecimiento de la democracia”, añadió el Presidente.

Sin duda, el tema de la paz volverá a ocupar un espacio predominante en la agenda bilateral en los próximos cuatro años.