El arte reclama

Diferentes expresiones artísticas son el escape para muchas víctimas y las manifestaciones para trabajar por una mejor convivencia.

Publicado en la edición nacional de Reconciliación Colombia.
Foto: Daniel Reina Romero.

Suena Chocó

Talento Chocoano es una corporación que nació en 2011 con el fin de impulsar a los jóvenes que tienen capacidades naturales para la música y alejarlos del conflicto y que también apoya a la comunidad de Quibdó a través de colectas y brigadas de salud. Alexis Ríos, un exintegrante de la agrupación Choc Quib Town, es uno de los cooperantes que se encargan de formar musicalmente a los jóvenes, además de brindarles apoyo, a través de la corporación, para producir y promocionar sus composiciones. Esta corporación dicta cursos y talleres que al día de hoy ha beneficiado a 350 jóvenes.
 
Una representación para la paz

En 2009, después de que el grupo de teatro de Quibdó presentara, al cierre del encuentro Semana por la paz, la obra de teatro La madre, nació Teatro por la paz. Esta obra fue un homenaje a la hermana Yolanda Cerón, representante de la Iglesia y defensora de los derechos humanos, que murió en septiembre de 2001 a manos de los actores armados. Uno de los promotores de la compañía, la Diócesis de Tumaco, que organiza este evento cada año, pensó que dada la violencia que estaba padeciendo el municipio, el teatro podría servir de desahogo para los habitantes. Con esta idea en mente, conformó el grupo con jóvenes entre los 12 y 23 años provenientes de los barrios más marginados de la ciudad, quienes se reúnen para presentar obras de teatro con sentido social.
 
Cantos de no-violencia

En la ciudadela Juan Atalaya de Cúcuta, en el barrio Motilones –uno de los más abatidos por la violencia en esa ciudad– Jorge Botello, conocido como Ahiman, decidió hacerle frente a la violencia a través del hip hop. Ahiman es un cantante de rap que se dio cuenta que a través del arte urbano era posible motivar a los jóvenes y alejarlos de la violencia, y por eso creó el colectivo de artistas Quinta con Quinta Crew, desde donde se propone cambiar el mundo a través del rap, el grafiti y el break dance. Con su colectivo, Jorge dicta talleres a los niños y jóvenes enfocados en la paz. A través de esta iniciativa, se ha logrado llegar a cerca de 1.500 jóvenes de las comunas más violentas de Cúcuta.
 
Imágenes con moraleja

En la convocatoria Conflictos en alta resolución, que realizó el Museo Nacional y el Centro Nacional de Memoria Histórica en 2013, artistas no mayores de 30 años se manifestaron sobre el conflicto armado a través de la serigrafía, el dibujo, el grabado, la pintura, la fotografía y las técnicas mixtas. Entre el 27 de mayo y el 23 de agosto pasados se recibieron 180 propuestas, de las cuales 153 resultaron elegibles, y se seleccionaron 15 que lograron interpretar y proponer nuevas narrativas sobre la guerra. Un dibujo sobre la masacre de Bojayá, fotografías sobre niños en el Catatumbo y los campesinos víctimas del conflicto, fueron algunos de los trabajos destacados.