La paz vista por los niños

10 niños de diferentes lugares del país participaron en un conversatorio organizado por Unicef. Todos ellos, que trabajan con proyectos de la organización, expusieron su mirada frente al conflicto, el maltrato familiar y la importancia de la educación.

"Para mí la mejor experiencia que he tenido fue cuando un niño me dijo 'Profe'", relató Paola Díaz, una joven de Soacha, que participa en el proyecto Retorno a la alegría, en el que niños ayudan a capacitar a otros niños en conceptos como la solución pacífica de conflictos. "Lo que hacemos es darles un poquito de ese amor que a veces les falta", agregó.

Todos proceden de zonas que han sido afectadas por la pobreza o el conflicto armado: 
Santander de Quilichao, en Cauca; Mocoa, en Putumayo; el sector de La Boquilla, en Cartagena, el Chocó y Soacha, entre otras.

Todos conocen de primera mano los efectos negativos que tienen para sus vidas y para los de otros niños de sus comunidades el conflicto armado, el maltrato familiar y la explotación sexual, pero han decidido unirse a iniciativas de reconciliación, para darse una oportunidad y para ayudar a dársela a otros como ellos. Pese a su temprana edad, ya hablan de conceptos como solución pacífica de conflictos, construcción de una política pública para los niños y atención sicosocial, entre otros.

"Yo he sido una niña que siempre he tenido chispa. En un taller de la organización Chocó Joven, gracias a Dios notaron eso en mí y me escogieron", dijo María Largacha, de Chocó, que lleva ya 5 años trabajando con Unicef.

"Yo participo en este proyecto porque no quiero que a los demás niños les nieguen ese derecho que me vulneraron a mí", dice Natalia Rodríguez, de Suárez (Cauca), cuyo padre fue desaparecido.

Melisa Ortega, del sector de La Boquilla, en Cartagena, quien trabaja en proyectos de prevención de explotación sexual, explicó que su interés es que los niños de su ciudad, sepan cómo reaccionar frente a un crimen que muchas personas ven como algo normal.

El acto, llamado ‘Construcción de Paz y Derechos de la Infancia y Adolescencia’ se realizó para conmemorar los 25 años de la proclamación de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Contó con la participación de personajes de la radio y la televisión como Iván Lalinde, Camila Zuluaga, Mónica Rodríguez y el medallista olímpico Óscar Figueroa, quienes como amigos de la Unicef, han apadrinado a los niños.


“Nos han enseñado que el conflicto es malo, pero el conflicto es solo una contraposición de intereses. Lo que tenemos que lograr es que el conflicto se resuelva de una manera pacífica”, agrega.

"La paz es poder coger tu mochila y poder caminar por una carretera tranquilo", dijo Denise Chindoi Chindoi, de Mocoa (Putumayo).


Voceros de Unicef recordaron que Colombia ha avanzado en materia de cuidado a los niños. La tasa de mortalidad ha descendido en un 50 por ciento desde los años 90, pero es necesario seguir haciendo esfuerzos en ese sentido.