Para celebrar en paz: ¿control o autocontrol?

Mientras que varias ciudades del país han recurrido a restricciones cada vez más estrictas para evitar que las celebraciones por las victorias de Colombia en el Mundial terminen dejando muertos y heridos, otras han optado por promover campañas para que los ciudadanos se autorregulen.  ¿Usted qué prefiere?

En Bogotá, para el partido de este sábado de Colombia frente a Uruguay, no solo se mantendrá la Ley Seca, entre las 6 de la mañana del sábado y las 6 de la mañana del domingo, sino que se impondrá el ‘Pico y Placa’ desde las 4 p.m. hasta las 12 de la noche.

También se prohibió la circulación de motos con parrillero y se decomisarán la harina y la espuma que porten los ciudadanos en el espacio público.

En Cali, también se impondrá la Ley Seca entre las 6 a.m. y las 9 p.m. y se prohibirá la circulación de motociclistas, entre las 2 p.m. y las 8 p.m., así como las caravanas de vehículos durante todo el día.

En Pereira, la Alcaldía alcanzó a anunciar la restricción para el tránsito de vehículos y motos durante todo el día, pero ante las críticas por lo excesivo de la medida, se restringió solamente la circulación de motos con parrillero.

En Bucaramanga, la Ley Seca operará entre las 6 a.m. y las 7 p.m. Estará restringida la circulación de motos con parrilleros y está prohibido arrojar harina, talco, espuma, agua, papel picado o cualquier otro elemento que pueda provocar malestar a otra persona.

Pasto, Sincelejo, Montería y Cúcuta impusieron la Ley Seca en diferentes horarios, mientras que en Tunja, Neiva, Ibagué, Santa Marta y Manizales, aunque no se aplicará esta restricción, se impondrán otras como la circulación de motos, el porte de armas y el uso de harinas o espumas.

Los que optaron por la autorregulación

En Medellín, no se adoptaron medidas de control distintas a la presencia de dos mil policías en los lugares que concentran la mayor cantidad de público en la ciudad.
Pese a que en la ciudad no se ha impuesto ninguna restricción, el comportamiento de sus habitantes ha sido ejemplar, según manifestó el alcalde Aníbal Gaviria, y hasta el momento no se han presentado hechos qué lamentar.

En Barranquilla, aunque el consejero para la seguridad y la convivencia ciudadana, Guillermo Polo, anunció que de presentarse problemas se impondría la ley seca, hasta el momento no ha sido necesario. La Alcaldía ha promovido en cambio una campaña recordándoles a sus habitantes que la ciudad es la ‘Casa de la Selección’ y como tal debe dar ejemplo.

En Cartagena tampoco se ha impuesto la Ley Seca, pero los desmanes presentados después del triunfo de Colombia ante Japón llevaron a establecer más medidas de control como prohibir la circulación de motos durante el sábado.

En este mismo sentido, el vicepresidente Angelino Garzón hizo un llamado a  las autoridades civiles y de policía para que asuman este tema como un reto de convivencia, en lugar de verlo como de medidas restrictivas.  E incluyó un tema del que poco se habla a la hora de las responsabilidades: el que tienen los dueños de establecimientos que ganan más que felicidad por los triunfos de la selección, asegurando su clientela con todo tipo de ofertas relacionadas con el expedio de licor.

 “Los problemas de la violencia en Colombia no son de ley seca, lo que necesitamos es más diálogo de los Gobernantes Locales y Regionales con los dueños de los bares, cantinas y de los restaurantes y mayores compromisos de la población de que celebremos en paz”, afirmó.