Líderes mundiales hablaron de la reconciliación en Colombia

Cuatro expresidentes y un ex primer ministro reunidos en Cartagena respaldaron el proceso de paz entre el Gobierno y las guerrillas, y hablaron de los retos del postconflicto y la reconciliación del país.

Foto: Presidencia

Este martes  un grupo de expresidentes de cinco países hablaron con el Presidente Juan Manuel Santos acerca del proceso de paz con las guerrillas y los retos del postconflicto y la reconciliación en Colombia. El encuentro se dio en Cartagena, en el marco del conversatorio ‘De la paz al desarrollo: La Tercera Vía’, organizado por el Gobierno Nacional y liderado por el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

Junto al Presidente Santos estuvieron el ex primer ministro inglés Tony Blair y los expresidentes Bill Clinton, de Estados Unidos, Felipe Gonzales, de España, Fernando Cardozo, de Brasil y Ricardo Lagos, de Chile. 

Aunque la conversación giró en torno a cómo el proceso de paz podría potenciar los postulados de la Tercera Vía, una forma de gobierno utilizada por Tony Blair en Inglaterra que busca un camino intermedio entre el libre mercado y el mercado controlado por el Estado, los expresidentes aprovecharon para apoyar el proceso de paz y hablar de los retos que conlleva su aplicación.

Bill Clinton dijo que más allá de firmar un acuerdo, lo importante es “tomar a la población afectada por el conflicto y otras personas que han sido marginadas en Colombia y traerlos al círculo de oportunidades, algo que se tiene que hacer en todo el continente”.

Por su parte Tony Blair, quien sacó adelante el proceso de paz en Irlanda del Norte luego de un conflicto de casi 40 años, dijo que es importante trabajar en la infraestructura de la oportunidad, con construcción de negocios, educación y servicios de salud.

“En Irlanda del Norte fue absolutamente importante que teníamos la economía en marcha, la inversión en marcha, mucho de lo que hicimos en Irlanda del Norte se puede hacer aquí en Colombia”, dijo el ex primer ministro. 

Ambos exmandatarios destacaron que el punto más difícil en el proceso de reconciliación es el tema de la justicia transicional para los actores armados que se desmovilicen. Y coincidieron en que aunque hay muchos ejemplos internacionales, Colombia debe encontrar su propio camino.  

El Chileno Ricardo Lagos dijo que el mayor desafío es crear una política de largo plazo para hacer sostenible la paz. “Esa es una responsabilidad de todos los colombianos. De todos ustedes. Porque La paz es el comienzo de un nuevo proceso y de una nueva y larga marcha de Colombia hacia el destino que va a tener dentro de América Latina y dentro del mundo”.

Al finalizar el conversatorio, los mandatarios expidieron una declaración conjunta en  la que apoyan las conversaciones de paz en la Habana  y dicen que sin conflicto las oportunidades de prosperidad y progreso social para los colombianos no tendrán límite. 

“Las víctimas de este largo conflicto deben tener la seguridad de que con la paz logarán una mayor satisfacción de sus derechos, a la vez las víctimas no deben ser utilizadas para impedir que Colombia encuentre el camino de la paz y de la reconciliación”, dice el documento.