Las preguntas de las víctimas de las Farc

Víctimas de las FARC se reunieron con miembros de la delegación negociadora del Gobierno en el proceso de paz. Dicen que no se sienten representadas en los foros de víctimas y quieren una delegación directa en la Habana.
 
Aunque esta semana comienza a funcionar uno de los mecanismos que busca asegurar la participación de las víctimas del conflicto armado en la agenda de las negociaciones de la Habana, no todas ellas parecen estar satisfechas.
 
El método elegido son cuatro foros organizados por Naciones Unidas y la Universidad Nacional en Villavicencio (4 y 5 de julio), Barrancabermeja (10 y 11 de julio), Barranquilla (17 y 18 de julio) y Cali (5 y 6 de agosto), que pretenden reunir las opiniones de un gran número de víctimas directas e indirectas del conflicto para hacerlas llegar a La Habana. 
 
Sin embargo, 17 organizaciones de víctimas de las FARC consideran que el mecanismo escogido no los representa y los invisibiliza frente a víctimas de otros actores armados.
 
De hecho, miembros de esas organizaciones se reunieron este jueves con Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno en la Habana, Frank Pearl, comisionado de paz, y Paula Gaviria, directora de la Unidad de Víctimas, para expresarles sus preocupaciones y reparos frente al tema.
 
“Reconocemos a las víctimas de otros actores armados y pedimos que se reconozcan sus derechos, pero en este caso particular, exigimos ser escuchados con preeminencia, porque se trata de un proceso de paz con las FARC”, dijo el General Luis Mendieta, quien estuvo doce años secuestrado por ese grupo guerrillero y fue liberado en 2010 por el Ejército Nacional.
 
Mendieta propone que se organicen otros cuatro foros en otras ciudades del país en donde participen exclusivamente víctimas de las FARC.
 
Algo similar piensa Sigrifedo Lopez, exdiputado del Valle del Cauca y ex secuestrado por ese grupo subversivo, para quien las víctimas no quieren ser un palo en la rueda para la negociación de paz. “Apoyamos el esfuerzo de terminar con el conflicto, pero tenemos que hacernos sentir. La metodología de inscripción de los foros hace que lleguen más víctimas del Estado y del paramilitarismo, y tratándose de un proceso con las FARC, es importante que las víctimas de las FARC tengamos protagonismo”.
 
En ese sentido, Clara Rojas, exdirectora de la Fundación PaísLibre y representante a la Cámara electa, dice que es necesario hacer más operativo el mecanismo para que participen las víctimas y propone que se escojan varios grupos de víctimasque se reeleven unos a otros en La Habana durante la discusión del quinto punto de la agenda, que precisamente trata del tema de reparación a las víctimas.
 
Varias de las víctimas de las FARC coincidieron en que están dispuestos a ir a la mesa en donde se está negociando la paz. Es más, muchos consideran que eso debe ser una obligación para con ellos. “Quiero que, como mujer víctima, me dejen estar frente a frente con ellos para que escuchen mi dolor” ,dijo Maria Rubi Tejada, una mujer de El Tigre (Putumayo) que fue violada en 1993 en un campamento de las FARC.
 
Para Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno en la mesa de la Habana, los reclamos de las víctimas son válidos. “Quiero aclararles que nuestro proposito no es invisibilizar a las víctimas de las FARC. Todo lo contrario, el centro de gravedad de este proceso es la reparación y el reconocimiento de las víctimas”, les dijo a los asistentes a la reunión.
 
Además, les recordó que ellos pueden participar en los foros que organiza NacionesUnidas y les dijo que era importante que lo hicieran. “Vamos a estudiar más a fondo de donde proviene lo que ustedes llaman la invisibilización, pero les pedimos que utilicen los mecanismos que se diseñaron”.
 
Frank Pearl, comisionado de paz y miembro del equipo negociador, aclaró que los foros no son organizados por el Gobierno, y que, de todas formas, de cualquier reunión entre víctimas pueden salir propuestas y dudas que pueden llegar a la mesa de La Habana a través de los países garantes del proceso.
 
“Además, vamos a asgurar espacios de participación directa para todas las víctimas. Porque este, para muchos, es el punto central de la agenda de negociación”, dijo.
 
Reconciliación Colombia, porsu parte, pudo establecer que ya hay un grupo de 15 víctimas escogidas por votación de la Mesa Nacional de Víctimas que viajarán a La Habana y que a ellas se unirán otras víctimas de las FARC y de crimenes de Estado que no están articuladas por esta ley. Aún se está definiendo el mecanismo para escoger a estas últimas.  (ver artículo).
 
“Más que propuestas, queremos respuestas”
 
Los asistentes a la reunión también aprovecharon la presencia de los miembros del equipo negociador y de la directora de la Unidad de Víctimas para hacer valer sus reclamos y sus dudas frente al proceso de paz y la reparación a las víctimas.
 
John Frank Pinchao, soldado exsecuestrado por las FARC que se escapó del cautiverio, dijo que su temor es la justicia transicional. “Sabemos que no le están entregando el poder a la guerrilla, pero nos preocupa que en un futuro podamos ver a nuestros victimarios con participación política”, dijo.
 
En esesentido, Sigifredo Lopez dijo que puede haber justicia transicional, pero no verdad transicional, y recordó que cuando asesinaron a sus compañeros diputados, la guerrilla lo negó a pesar de la evidencia y eso terminó causandole problemas a futuro.
 
Con élcoincidieronvariasvíctimas. Ismael Marquez, padre de unsoldadosecuestradoporlas FARC hace 16 añosquenuncaapareció, dijoque lo másimportanteesllegar a la verdad. “Nosotroscreemos en la paz y exigimos la paz, perosiempre y cuandonos garanticen la verdad” .
 
Diana Giraldo, directora de la Fundación Víctimas Visibles, también dijo que la paz no significa desmemoria. “La paz no es el olvido de nuestros muertos y desaparecidos. Exigimos la verdad sobre los miles de colombianos desaparecidos y secuestrados para poder elaborar nuestros duelos personales y que Colombia realice su duelo colectivo”.
 
Otro punto importante fue la claridad. El General Mendieta pidió que el punto de víctimas se negocie a la luz pública, “Pedimos veeduría internacional de organizaciones de víctimas afines para que se garanticen plenamente nuestros derechos. No queremosque se negocie en secreto el punto que se refiere a las víctimas”.
 
Sobre las críticas, los miembros del equipo negociador recordaron los diez puntos que el Gobierno y las FARC acordaron para abordar el tema de las víctimas.“Las FARC nunca en su historia se habían comprometido a reconocer lasvíctimas a las que les afectaron los derechos humanos”, dijo Frank Pearl.“Nosotros somos los primeros comprometidos en crear mecanismos para saber la verdad y qué pasó con cada uno de los desaparecidos”.
 
Humberto de la Calle recordó que uno de esos principios es no negociar impunidades.“Nosotros no estamos negociando con los derechos de las víctimas. De hecho, siempre le exigimos a las FARC que digan en dónde están todos los secuestrados desaparecidos”.
 
Los asistentes reconocieron la importancia de que dos miembros de la mesa de negociaciones hayan escuchado directamente a lasvíctimas.“Les agradecemos por este encuentro. Es maravilloso que nos den esta oportunidad”, dijo Diana Giraldo, directora de la Fundación Víctimas Visibles y una de las organizadoras del encuentro.
 
También HerbinHoyos, periodista que realiza el programa ‘Las voces del secuestro’ pidió repetir encuentros de ese estilo. “Esta es la primera vez que tenemos este espacio y debemos seguir haciendolo. Hay que seguir ganando confianza”, dijo
 
Al final de la reunión, todas las víctimas asistentes escribieron preguntas para las FARC y las depositaron en una urna que Humberto de la Calle se comprometió a hacer llegar a los guerrilleros que están en la mesa de La Habana.