Crece descontento por participación en foro de víctimas

En la jornada del foro sobre víctimas que comenzó este domingo en Cali hizo crisis el tema de representatividad y participación de las víctimas. En la sesión que comenzó este 3 de agosto y que se extenderá hasta el martes 5, estas manifestaron no sentirse escuchadas.
 
4 de agosto de 2014
 
Durante la primera parte de la jornada de ayer varios sectores del público asistente expresaron concretamente su descontento por la metodología de trabajo y los espacios que consideraron reducidos para la intervención de las víctimas de la violencia en el evento de inauguración.
 
La sesión programada a partir de las 8:30 de la mañana fue instalada por Ignacio Mantilla Prada, rector de la Universidad Nacional, y Fabrizio Hochschild, coordinador residente y humanitario de la ONU en Colombia, con retraso por la logística que implicaba un evento de esta magnitud.
 
El certamen está reuniendo a más de 1.550 personas y representantes de organizaciones de víctimas de la violencia, además de expertos, académicos y representantes de diferentes sectores sociales de carácter nacional.
 
Hochschild aseguró que el proceso de diálogo y consulta con las víctimas es algo que no tiene precedentes en ningún otro proceso de paz y que es entendible el interés de estas por exigir que se les garanticen sus derechos. La temática de las víctimas es la más importante y difícil de la agenda y es la base para la justicia transicional, dijo.
 
Mantilla, por su parte, fue enfático en afirmar que el proceso de diálogo ofrece una oportunidad para construir una nación donde lo más importante es lograr la no repetición teniendo presente a todo el universo de víctimas, llenándolos de confianza para participar.
 
Sin embargo, en el desarrollo de la jornada de la tarde, en medio del panel de organizaciones nacionales de la sociedad civil, se empezaron a generar murmullos en el salón y constantes gritos cada vez que se hacia referencia por parte de los panelistas a lo complicado que es lograr participación amplia en el evento.
 
José Santos Caicedo, vocero del Proceso de Comunidades Negras en Colombia (PCN), fue uno de los panelistas que se manifestó abiertamente en desacuerdo con la forma de escogencia y participación de las víctimas en el foro, recalcando que se necesitan más espacios de participación, en especial para las comunidades negras.
 
Una postura similar fue acogida por los representantes de las comunidades raizales e indígenas quienes adicionalmente reivindicaban el derecho de autodeterminación de sus pueblos. Esta situación llevó a que al finalizar el panel se abriera el micrófono a las víctimas en medio de ánimos tensos y vociferaciones.
 
Finalmente cuando Alessandro Preti, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD-, se disponía a explicar la metodología para la conformación de las mesas de trabajo, fue interrumpido y se terminó finalizando la jornada sin haber cumplido con la agenda propuesta.
 
Así, el panel de víctimas internacionales fue reprogramado para la mañana de este lunes junto con el panel de organizaciones especializadas que acompañan a las víctimas.  las mesas de trabajo fueron convocadas a iniciar labores a partir de las 8 a.m.
 
Se busca que las propuestas, construidas en las 31 mesas de trabajo instaladas en el evento, generen reconocimiento de las víctimas y de su dolor y que al final estas sean sistematizadas y remitidas a La Habana.