En Santander, 12 excombatientes pasarán de empuñar un fusil a tomar un rastrillo

12 personas en proceso de reintegración apoyarán las labores de una granja en la que desde 2008 vienen trabajando víctimas de minas antipersona. La granja tendrá además un galpón con gallinas ponedoras y codornices que será financiado por la Fundación Gente Ecopetrol.
 
Agosto 11 de 2014 
Foto: losmilagrossepalpanadiario.blogspot.com

 
La iniciativa, que fue presentada en Bucaramanga, es impulsada por la Campaña Colombiana contra Minas con apoyo de la Agencia Colombiana para la Reintegración y la Iglesia Luterana Divino Redentor.
 
En la Granja de Victimas de la Finca El Tabacal, ubicada en Girón (Santander), los desmovilizados podrán cumplir las 80 horas de servicio social a la comunidad que les corresponden como parte de su proceso de reintegración.
 
“Es satisfactorio ver una persona que empuñó un arma ahora con un rastrillo”, afirmó Ronald García, Coordinador ACR en Santander.
 
“Será algo para la vida, pensando que todos por algún motivo hemos cometido errores”, señaló por su parte Apolinar, una persona víctima de mina antipersona en el Sur de Bolívar.
 

El propósito no es solo ayudar a sacar adelante un proyecto productivo sostenible, sino que en torno a él, víctimas y desmovilizados puedan construir un ambiente de reconciliación.
 
Está previsto que unos 250 adolescentes de la región, con autorización de sus padres, puedan asistir a la granja para escuchar a víctimas y desmovilizados y sensibilizarse sobre la necesidad de reconciliación en el país.

“Debemos apostarle a la reconciliación desde nuestras familias, hijos e hijas, para seguir creyendo en la paz”, dijo Rocio Sanint, Representante de Fundación Gente Ecopetrol.
 
Sergio Talero, de la Iglesia Luterana Divino Redentor afirmó que la intención es que este proyecto sirva como piloto para desarrollar otros en diferentes lugares del país. “Es un proyecto para el posconflicto, pero la atención de víctimas debe empezar desde ya”, afirmó.