Altos oficiales en servicio activo participarán en proceso de paz: Santos

El Presidente Juan Manuel Santos dijo esta mañana que un grupo de oficiales en servicio activo se unirán a la negociación de los puntos de cese al fuego bilateral y dejación de armas. Además, se defendió de las acusaciones del Procurador.

Agosto 15 de 2014
 
En un evento realizado en el Hotel Tequendama, el Presidente Juan Manuel Santos defendió las negociaciones de paz que el Gobierno adelanta con las Farc y dijo que “ya estamos en la última fase del proceso”.
 
Además, contó que a la negociación de los puntos de cese bilateral al fuego y dejación de armas, que comienzan el próximo 22 de agosto en La Habana, asistiran “altos oficiales en servicio activo y expertos”.
 
El Presidente también defendió la escogencia de las víctimas que, desde este sábado 16 de agosto, van a asistir a La Habana y lo calificó como un acto de mucha trascendencia: “La lógica es elemental, si uno va a defenderle los derechos a cualquier persona, lo obvio es escuchar que quiere esa persona y cuales considera que son sus derechos”
 
Ante las críticas de muchos sectores que consideraban que sólo debían asistir víctimas directas de las Farc, Juan Manuel Santos dijo que la idea era hacer un ejercicio equilibrado. “¿Por qué van victimas de los paramilitares y de agentes del Estado? Porque el conflicto es uno y si queremos paz, no podemos empezar a segmentar. Debemos escuchar a todas las víctimas”.
 
Críticas al Procurador
 
El Presidente aprovechó el evento para responderle al Procurador Alejandro Ordoñez, quien ayer, en un acto con víctimas de las Farc  en el Congreso, dijo que sentía que el proceso de paz, y especialmente los acuerdos a los que había llegado la mesa en material de narcotráfico y sustitución de cultivos, se estaba convirtiendo en “una operación gigante de lavado de activos”.
 
Santos dijo que, por el contrario, los acuerdos logrados en ese punto son históricos porque llevan a las farc a romper con el narcotráfico y a que, junto con el Gobierno, acaben los cultivos ilícitos. “Pero hay algunos fundamentalistas quieren jalar para su lado y que la solución definitiva para el conflicto esté más de un lado que del otro” .
 
En ese sentido, dijo que esta negociación es difícil y la observa el mundo entero, porque es el primer conflicto en el mundo que se resuelve bajo el paraguas del Tratado de Roma. “A mí no me disgusta que se de la discusión y sé que hay que aguantar las opinions y posiciones”, dijo.