Lo bueno, lo malo y lo feo del proceso de paz, dos años después de su anuncio

Hace dos años se hizo público que el Gobierno Nacional y las Farc se iban a sentar a negociar la paz. Periodistas y columnistas hacen un balance de lo bueno, lo malo y lo feo que ha dejado el proceso hasta ahora.

Hace dos años, los medios de comunicación hacían eco de rumores acerca de un posible proceso de paz con las Farc. El ahora senador Álvaro Uribe lo había afirmado en un medio de comunicación en Cartagena y Francisco Santos, entonces director del programa de la mañana de RCN la Radio, había dado una información similar.  Pero el Gobierno Nacional estaba empeñado en negar que eso fuera verdad.

Sin embargo, luego de que la información se hizo incontrovertible, el Presidente Juan Manuel Santos finalmente lo confirmó el lunes 27 de agosto de 2012 en una alocución televisada.

Dos años después de ese anuncio, el proceso ya ha avanzado. Las partes han llegado a acuerdos en los temas de desarrollo agrario integral, participación política, solución al problema de las drogas ilícitas y están negociando en paralelo el tema de víctimas y fin del conflicto. 

Y aunque los temas que faltan no son de poca monta, y hay algunos temas pendientes de los puntos que ya se acordaron, el Gobierno habla de llegar a una firma definitiva en 2015.

Lo cierto es que a pesar de varios momentos difíciles y de la oposición de una parte de la opinión, el proceso ha salido a flote de las elecciones presidenciales, la polarización política, las supuestas interceptaciones ilegales a los negociadores y varios ataques terroristas de las Farc.

En los últimos días, de hecho, Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno, dijo que el proceso estaba entrando en un momento definitivo.  Y la llegada de una comisión de militares y de la primera comisión de víctimas a La Habana así parecen confirmarlo.

Para hacer un balance, Reconciliación Colombia les pregunto a columnistas, investigadores y periodistas conocedores del tema que ha sido lo bueno, lo malo y lo feo del proceso hasta ahora.

Esto respondieron:

 

Salud Hernandez Mora, columnista de El Tiempo

· Lo bueno: “Que finalmente con quien no puedes derrotar, tienes que negociar. Sí o sí hay que negociar le guste a uno o no”.
 
· Lo malo: “Que esto no es negociación. Es una entrega a las Farc: darles todo lo que pidan”.
 
· Lo feo: “Las mentiras permanentes de Santos, de De la Calle y de los medios que apoyan ciegamente el proceso. Eso es lo triste y lo feo”.
León Valencia, director de la Fundación Paz y Reconciliación y columnista de Revista Semana

· Lo bueno: “Que estamos a las puertas de firmar un acuerdo de paz y empezar la reconciliación del país”.
 
· Lo malo: “Todas las cosas de guerra sucia e indebidas que ha hecho el Uribismo para acabar este proceso”.
 
· Lo feo: “El secretismo y la incomunicación que ha tenido este proceso”.
Ricardo Silva Romero, columnista de El Tiempo.

· Lo bueno: “La posibilidad de poner sobre la mesa las causas y los efectos de un conflicto armado que se resiste a terminar como si tuviera vida propia”.
 
· Lo malo: “Aun comprendiendo que no es fácil llevarlo a cabo de un día para otro, ha sido lo mucho, lo demasiado que ha durado”.
 
· Lo feo: “El saboteo al proceso desde la ultraderecha: prueba que estamos lejos de vencer ese fundamentalismo que se llena de razones”. 
Francisco Miranda Hamburguer, editor consejero de Revista Semana.

· Lo bueno: “El diseño del proceso: el formato de la mesa, la agenda acotada, el manejo confidencial, la decisión de hacerlo fuera del país, el perfil de los negociadores”.
 
· Lo malo: “Ha tenido ritmos irregulares y espasmódicos. Además, la estrategia del Gobierno para persuadir y enamorar a los colombianos del proceso ha sido miope”.
 
· Lo feo: “La decisión de negociar en medio del conflicto armado, que genera tragedias y ataques de las Farc que hacen que los colombianos duden de su voluntad de paz"
.
Hollman Morris, gerente del Canal Capital.

· Lo bueno: “Que el país empieza a soñar en una probabilidad cierta de paz”.
 
· Lo malo: “La falta de compromiso de algunos medios en el acompañamiento informativo de calidad”.
 
· Lo feo: “La falta de una estrategia de comunicación por parte de la Mesa de Negociación para enamorar a los colombianos del proceso”.
Alfredo Molano, investigador y miembro de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas.

· Lo bueno: “Que los militares estén hablando de civil. Tanto los militares de la institucionalidad, como los del otro lado”.
 
· Lo malo: “El intento deliberado por parte del Uribismo de dividir al Ejército”.
 
· Lo feo: “Que no haya un alto al fuego bilateral”.
Mario Morales, profesor de la Universidad Javeriana

· Lo bueno: “Su avance, lento pero seguro, en la construcción de tres puntos de la agenda”.
 
· Lo malo: “El sistema de comunicación alrededor del proceso. Los medios y el público necesitan estar informados, pero se entiende el aura de confidencialidad”.
 
· Lo feo: “Definitivamente los ataques de todo tipo, de diversos sectores, algunos incluso sobrepasando los límites de la ley”.
Juanita León, directora de La Silla Vacía

- Lo bueno: “El diseño ambicioso del proceso que está planteado para detonar un revolucionario proceso de democratización en Colombia”.

- Lo malo: “La falta de liderazgo del presidente Santos para comenzar a mover las mentes y los corazones de los colombianos para prepararse para lo que viene”.

- Lo feo: “La falta de correspondencia que existe entre el discurso de paz del Presidente y las decisiones presupuestales y burocráticas que ha tomado para respaldarlo”. 

 
Alfredo Rangel, analista político y senador por el Centro Democrático

Lo bueno: “Como está tan mal planteado, no tendrá éxito”.
 
Lo malo: “El Gobierno está manipulando las legítimas expectativas de paz del pueblo colombiano”.
 
Lo feo: “La falta de transparencia, de claridad sobre el alcance y la situación de los diálogos”.