“La orfandad que sentí fue la de toda una generación”: Juan Manuel Galán

A propósito de la presentación del libro Galán 25 años, los senadores Juan Manuel y Carlos Fernando Galán; Alejandro Santos, Director de Semana, y Daniel Samper Ospina, Director de Soho, recordaron en un conversatorio al periodista, a la figura política y al ser humano que fue el líder asesinado Luis Carlos Galán.
 
Agosto 28 de 2014
Foto: David Amado


Por Luis Carlos Gómez
Periodista de Reconciliación Colombia

 
Fue una charla nostálgica, pero no por ello carente de humor.


La conversación comenzó sobre una foto contenida en el libro Galán 25 años, que Juan David Correa, Director de Arcadia y moderador del conversatorio, trajo a colación: en ella aparecen los padres de los cuatro, Enrique Santos, Daniel Samper Pizano y Luis Carlos Galán, cuando siendo muy jóvenes trabajaban como periodistas en El Tiempo.

Carlos Fernando Galán les recordó a Alejandro Santos y a Daniel Samper que fue gracias a su padre que a los de ellos les subieron el sueldo porque cuando lo contrataron dijo la mentira piadosa de que ganaba más para que a todos los demás tuvieran que pagarles lo mismo.

Como respuesta, Alejandro Santos le recordó a Carlos Fernando, aludiendo a su condición de Senador, que hoy en día en cambio es el sueldo suyo el que sale de los sueldos de Daniel y él. Su comentario provocó risas de todo el auditorio.

A partir de allí, la conversación fue una mezcla de reflexiones y anécdotas sobre lo que significó la figura de Luis Carlos Galán para la historia de Colombia y lo que ha sido su legado y su vacío durante los últimos 25 años.

Alejandro Santos llamó la atención sobre la enorme conexión que existió entre el hombre y el líder político. “Galán fue una persona con unos valores democráticos muy firmes, que defendió hasta el final, aún a sabiendas de que lo iban a matar”, señaló Santos.

Carlos Fernando Galán por su parte, reveló que el recuerdo que tiene de su padre, no son, como se podría pensar, los difíciles momentos que tuvo que enfrentar, sino la enorme ilusión que veía en la gente con la que se encontraba en todos los lugares del país a donde lo acompañaba. Carlos Fernando tenía solo 12 años en el momento en que a su padre lo mataron. “Cuando lo asesinaron fue como si se hubiera caído un velo”.


Daniel Samper Ospina, que comparó el escenario con un acuario porque era muy difícil encontrar tantos delfines juntos en un solo sitio, sostuvo una idea similar: “Galán fue la ilusión más grande que tuvo esa generación de tener un país decente, y al mismo tiempo la cicatriz más honda de esa generación”.

Dijo que la prueba más fuerte de cómo nos marcó Galán a todos los colombianos es que todos recordamos qué estábamos haciendo cuando nos enteramos de su muerte. En su caso, estaba celebrando ese día su cumpleaños con mariachis y de un momento a otro la fiesta dio paso al llanto.


Juan Manuel Galán afirmó que lo primero que sintió cuando murió su padre fue, por supuesto, un enorme sentimiento de orfandad, pero a medida que pasaron los años se dio cuenta de que esa misma orfandad fue la que sintió toda una generación de colombianos.

Sobre lo que ha sido de Colombia en estos 25 años, tras la pérdida de Galán, Alejandro Santos señaló que sin una conciencia moral como la suya, Colombia vivió en silencio a comienzos de este siglo el avance de la violencia paramilitar.

En su época, dijo, el país no entendió a Galán, quien sí lo entendió fue la mafia, para la que era una amenaza. “El país se demoró por lo menos 10 años en entender a Galán”, agregó.

Carlos Fernando Galán afirmó que ahora que se desempeña como Senador ha caído en cuenta del enorme estudio que hacían su padre y el Nuevo Liberalismo de los proyectos que presentaban y cómo eso ahora se ha perdido. “Yo quisiera que se pudiera volver a la política como un estudio profundo de la realidad del país”.

Daniel Samper Ospina afirmó que sin ánimo de “ningunear” a los actuales congresistas, no existe hoy en día un líder de la talla intelectual de Galán. “El único congresista que también es escritor es Roy Barreras, pero él ha incursionado en el género lírico”, dijo.

Juan Manuel Galán concluyó la conversación con una frase que dijo Daniel Samper Pizano en el documental que se hizo sobre su padre para televisión: “Galán se merecía ser Presidente y Colombia se merecía un Presidente como Galán”.