Superar impunidad es indispensable para una paz sostenible: CIDH

El Informe “Verdad, Justicia y Reparación” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dado a conocer este jueves en Colombia, refleja los retos de nuestro país para encontrar la reconciliación, atendiendo los derechos de las víctimas.

30 de agosto de 2014
Foto: Presidencia


José de Jesús Orozco, relator designado para Colombia sobre los Derechos de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, así lo advirtió, al exponer la preocupación de la CIDH por los incipientes avances que en términos de procedimientos judiciales y de acceso a la justicia se ha tenido en temas fundamentales como la desaparición forzada, las ejecuciones extrajudiciales (falsos positivos) y la implementación de la Ley de Justicia y Paz, donde las víctimas siguen encontrando trabas para la restitución de sus derechos.

“Es fundamental que se dé una paz con verdad, justicia y reparación, donde se supere la impunidad que ha venido afectando a las víctimas. Que de la mano del Gobierno logre generar los escenarios indispensables para la paz”, señaló este relator.

Orozco compartió los resultados de la visita realizada por la Comisión al país en el 2012.  La presentación del informe cobra importancia por el análisis de la situación humanitaria, de derechos humanos, del marco institucional colombiano y la coyuntura frente al proceso de paz que se adelanta actualmente en La Habana, todos estos asuntos sin que hoy se hayan resuelto de forma estructural.

El experto internacional fue enfático en manifestar que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos está comprometida con el anhelo de los colombianos de vivir en paz, y, a la vez, resaltó que para lograr este propósito es imperativo un marco general de respeto a los derechos humanos.  Razón por la cual, el informe cuenta con un aparte de recomendaciones para que se logre una paz duradera y con justicia.

Resaltó que nuestro país no parte de cero, por lo que puede dar todavía mucho más: “Colombia ha venido desarrollando una institucionalidad fuerte para ofrecer garantías en un ámbito de posconflicto y viene trabajando decididamente para mejorar la situación de sus ciudadanos y las víctimas de violaciones a sus derechos humanos”, manifestó Orozco.

Hizo una advertencia frente al apartado de justicia transicional en el marco del proceso de paz y se refirió aquí a la imposibilidad de que exista cualquier tipo de amnistía a los perpetradores de crímenes de lesa humanidad, por cuanto tal figura no es avalada por la normatividad del CIDH. Precisó que no se puede dar prescripción a esos casos, ni exclusión de responsabilidades.

La presentación del Informe se llevó a cabo en la Universidad de los Andes con la participación del equipo de relatores de la CIDH y expertos jurídicos en temas de Derechos Humanos. Entre el público se encontraban miembros de organizaciones no gubernamentales (Comisión Colombiana de Juristas),  miembros de organizaciones sociales (raizales e indígenas), investigadores del conflicto y ciudadanos interesados en las dinámicas del conflicto armado.

El informe, en su versión de resumen ejecutivo puede ser descargado aquí