Cultura ciudadana: la cura para una sociedad violenta

En Bogotá se realiza la Conferencia internacional de cultura ciudadana y paz, organizada por Corpovisionarios y Antanas Mockus. En el país, el 82 por ciento de homicidios son por violencia cotidiana.
 
2 de octubre de 2014
Foto: Prensa Antanas Mockus
 
Los bogotanos quedaron sorprendidos cuando al finalizar la semana pasada, dos jóvenes punkeros –como se les conoce a las personas que son fanáticas de la música punk– habían golpeado a Alejandro Vargas, un muchacho de 22 años que iba caminando por Chapinero, uno de los barrios más tradicionales de la ciudad.   
 
Pero más allá de la agresión, lo que llamo la atención de la opinión pública fue la excusa que los atacantes usaron para justificarse: “queríamos ver sangre de gomelo”.  
 
Ese tipo de actos, que tristemente son frecuentes en Colombia, son los síntomas de una grave enfermedad llamada violencia cotidiana, que está enquistada en la cultura del país.  
 
Según cifras de Medicina Legal, sólo el 18,25 por ciento de los homicidios que ocurrieron en Colombia durante el 2013 fueron por causa del conflicto armado. La gran mayoría (81,75 por ciento) ocurrieron por riñas, ajustes de cuentas, atracos o violencia intrafamiliar.
 
En ese contexto, y para concientizar a los colombianos de que un ambiente de paz sólo será sostenible si no utilizamos la violencia en la vida diaria, el ex alcalde de Bogotá Antanas Mockus y Corpovisionarios organizaron la ‘Conferencia internacional de cultura ciudadana y construcción de paz’, un evento  que se realiza este jueves y viernes (1 y 2 de octubre) en Bogotá.
 
Mockus explicó esta mañana en la instalación del evento que la idea es encontrar fórmulas para armonizar la ley moral y la cultura de los colombianos, pues “la cultura muchas veces jala para el lado contrario de la ley. Y la gente, por más que una cosa no se legal, va a seguir haciendo lo que para otros sea aceptable”.
 
Además dijo que hay que dejar atrás lo que él llama ‘el todo vale’. “Cerca del 10 por ciento de las personas creen que si la Policía coge a un delincuente, lo deben matar. Y cerca del 40 por ciento de los estudiantes creen que si cerca de su universidad, la comunidad estudiantil agarra a un ladrón, le deben pegar. Eso está mal, incluso la seguridad hay que garantizarla cumpliendo el Estado de Derecho”.
 
Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos, quien estuvo presente en la instalación, dijo que no es suficiente firmar la paz en La Habana si los colombianos no interiorizan la cultura ciudadana. “la mayor cantidad de muertes en Colombia ocurren por en la cotidianidad”.
 
También contó que cuando le comenzó a ir mal en las encuestras de las elecciones pasadas, su equipo evaluó que era lo que estaba pasando, y descubrieron que además de cuestiones ideológicas y desacuerdos con el proceso de paz, había una razón cultural: “Mucha gente se acostumbró a vivir en guerra y violencia. Le tienen miedo al cambio, y le tienen miedo a la paz porque es un cambio”.
 
En ese sentido, el evento se centrará en analizar el papel de la cultura ciudadana, la educación y los empresarios en el posconflicto.
 
Para eso están presentes expertos internacionales como Roger Peterson, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts, o Doris Sommer, profesora de la Universidad de Harvard; empresarios como Sylvia Escovar, presidente de Terpel o Jorge Humberto Botero, presidente de Fasecolda; y rectores de colegios y universidades como Los Andes o la Jorge Tadeo Lozano.  
 
Además, el viernes será lanzado el Indicador de Cultura Ciudadana, que servirá para medir ese aspecto en una ciudad o un país.