Por un tejido justo

200 mochilas tejidas por mujeres Wayúu llegaron a la feria artesanal más importante de Ecuador. Detrás de todo está Paula Restrepo, una emprendedora social que busca, a través de la fundación Talento Colectivo, dignificar el trabajo de estas artesanas. Así fue el segundo capítulo de Misión Impacto.

5 de octubre de 2014
Foto: Misión Impacto.


Gran parte de la vida de las mujeres Wayúu está en el tejido. Las niñas de la comunidad aprenden a tejer desde que tienen 12 años y, a lo largo de su vida, plasman en las mochilas que confeccionan con sus propias manos las memorias, prácticas culturales e historias de su comunidad, asentada en lo profundo del departamento de La Guajira. 

Por eso es que cada mochila, en sí misma, representa un pedazo de la espiritualidad ancestral de estas comunidades históricas y de su creadora.

Con todo, la oferta y demanda del mercado moderno no ha favorecido a las mujeres Wayúu. Los comerciantes e intermediarios les pagan migajas por cada una de sus mochilas, las mismas que luego venden a precios exhorbitantes en los grandes y medianos centros urbanos.

Por eso, no es raro encontrar que la misma mochila por la que a una Wayúu le pagan 30.000 pesos, cueste entre 800 mil y 1'400 mil pesos en Bogotá y otras ciudades del país. 

Aleida Tiller, una Wayúu que vive en la ranchería de Orroko, y quien hace poco se enteró del precio al que vendían sus mochilas, dice que esa es una realidad injusta. “Es muy triste. Las personas que compran las mochilas no saben las necesidades que pasamos en una ranchería”,  dice, visiblemente consternada por la abismal diferencia entre lo que reciben y lo que gana la cadena de intermediarios y comerciantes.

Esto llevó a Paula Restrepo a crear Talento Colectivo en 2011, una red que busca incentivar el comercio justo con las artesanas. Para hacero, creó el proyecto Tejidos Vitales, que usa la fotografía para darle rostro e historia a cada una de las mochilas. De esta manera, busca que a las mujeres Wayúu, como Aleida, se les reconozca lo que merecen por las mochilas que tejen durante dos semanas en sus rancherías.

Paula confía en que el consumidor, al reconocer las mágicas manos de las artesanas en la obra de arte que quiere llevarse, pagará lo justo y no regateará por precios bajos.


“Ese es el motor de mi vida. Yo soy hija de una artesana y creo que el valor de la artesanía lo estamos perdiendo en Colombia”, dice Paula sobre su proyecto, un trabajo que hace con las uñas y usando los recursos que le llegan por otras actividades de su día a día.  

El caso fue el centro del segundo capítulo de Misión Impacto, el programa que emite RCN TV los domingos en la noche y que muestra las historias de personas que con pocos recursos y mucho ingenio trabajan por solucionar los problemas de las comunidades más necesitadas del país. 

El formato, ideado por la organización Sin Límites, acompaña las historias de la mano de una persona famosa, que tiene que ayudar al protagonista a superar un reto o conseguir un objetivo específico. 

En este caso la elegida fue la modelo y actriz Viña Machado, quien viajó hasta La Guajira y acompañó a Paula en las rancherías Orroko y Kepixión. La idea era que ayudara a Talento Colectivo en su misión de llevar 200 mochilas Wayúu a la feria artesanal más importante de Ecuador y censara fotográficamente a las mujeres tejedoras para la exhibicion de Tejidos Vitales, como parte importante del mercadeo de los productos artesanales.

“Lo que pasa aquí es injusto. Eso habla de lo que es Colombia”, dijo Viña al 'meterse' en el problema y ver la realidad como protagonista excepcional de lo que viven las mujeres en las rancherías y de la cadena que finalmente lleva al mercado estas mochilas.

Rumbo a Ecuador

Para lograr el objetivo, Talento Colectivo toma fotos de cada una de las creadoras de las mochilas. La idea es contar de dónde viene cada producto y mostrar así a los compradores que cada una tiene detrás un talento humano y cultural más significativo de lo que aparece a primera vista. 

“Las fotos permiten mostrar la realidad humana detrás de cualquier objeto cultural artesanal”, cuenta Paula. “Detrás de cada mochila hay una mujer, perteneciente a una etnia, con nombre y apellido, con una historia de vida, con un legado cultural ancestral, y un arte de alto valor, contenido y calidad digno de ser difundido a nivel mundial, sin necesidad de intervenciones externas”.

Así el trabajo de Viña durante su viaje a La Guajira consistió en fotografiar a estas mujeres y trabajar con ellas para que las mochilas llegaran a su destino.

“Esto está lleno de magia”, dijo la modelo, quien pasó dos días en la zona. “Llevaban todo el día esperándonos. No desayunaron ni almorzaron, pero ahora están felices, bailando y celebrando”, dijo  sobre su recibimiento, que tomó como muy especial por la naturaleza genuina de sus anfitriones.

Gracias al tesón de Paula, a la ayuda de Viña y a la voluntad de mujeres Wayúu, el sueño se hizo realidad y las 200 mochilas, con su respectiva foto, estuvieron durante siete días en Quito. También Aleida Tiller y Gloria, dos mujeres Wayúu, pudieron participar de esta feria internacional por las gestiones de Talento Colectivo que ve en ellas dos la vía para que estas comunidades se empoderen del valor de lo que hacen. 

Aleida y Gloria fueron allí la sensación, hablaron ante el público y presentaron su historia. Lo mejor fue que las personas compraron las mochilas sin regatear el precio y pagando lo justo. Según Paula: “eso pasa cuando tú le das el valor real a algo”.
 
Para Viña, la experiencia fue inolvidable: “Emprender es una palabra maravillosa. Tú emprendes el camino, empoderas a la gente. Dices ‘yo puedo’. Paula no tiene nada más en su vida, y las mujeres Wayúu no tenían un peso para ir a Ecuador. Pero lo lograron”.

Misión Impacto

El programa se seguira emitiendo todos los domingos a las 8 de la noche en RCN TV y mostrará otras 20 historias de emprendedores sociales que solucionan la vida de personas necesitadas. 

Lo que el programa busca es motivar a las personas para que pasen del discurso a la acción con el fin de que empiecen a generar cambios en sus entornos. La idea es que a partir de pequeñas historias se pueda impulsar a la gente para construir entre todos un mejor país.

Para empezar a desarrollar la idea de que los colombianos sean agentes de cambio y ayuden a los empredendores sociales que ya están trabajando, el programa tiene la página web  www.misionimpacto.com, donde las personas pueden ver más casos de emprendimiento, donar recursos, ganar puntos o aprender cómo cambiar vidas con pocos pasos.


Puede ver un poco más de la idea de comercio justo que desarrolla Talento Colectivo en esta imagen: