Una historia real de perdón detrás de una película de cartelera

Un pasado imborrableestá basada en la autobiografía de Eric Lomax, un oficial británico que fue tomado prisionero por los japoneses durante la segunda guerra mundial y sufrió graves torturas que le dejaron daños sicológicos. Solo el perdón le ayudó a superarlos.
 
Octubre 6 de 2014

Eric Lomax y Takashi Nagase. 
 

En medio de sus alucinaciones, el oficial británico Eric Lomax, interpretado por Colin Firth, le grita a Nagase, uno de sus torturadores: “La guerra terminó”. Y él le contesta: “No para usted”.
 
Esa es la pesadilla que vive Lomax, un hombre mayor que pese a estar enamorado de Patti (Nicole Kidman), con quien acaba de casarse, tiene serias dificultades para llevar una vida de pareja a causa de los traumas que le dejó la guerra, ocurrida más de cuarenta años atrás.
 
Su matrimonio está en riesgo y él ni siquiera está dispuesto a permitirle a ella conocer esa parte de su vida. Solo puede conversar del tema con otros veteranos de guerra que sufren por los mismos horrores que él.
 
Pero Patti no está dispuesta a rendirse sin pelear.
 
Con las alteraciones propias de una película de ficción, ‘Un pasado imborrable’ cuenta la historia real de Lomax, quien fue tomado prisionero por los japoneses después de la caída de Singapur, en 1942.
 
Con otros soldados y oficiales británicos, fue llevado a Tailandia y obligado a trabajar en la construcción del tren de Burma, en donde fue interrogado y torturado por colaborar con otros prisioneros en la construcción de un radio y dibujar un mapa detallado del lugar donde se encontraba.
 
Después de la guerra, trabajó casi 40 años en actividades de servicio público hasta su retiro en 1982, pero no logró sobreponerse a los efectos sicológicos que le dejó la guerra.
 
Impulsado por Patti Wallace, una enfermera canadiense que se convirtió en su segunda esposa, Lomax buscó ayuda y eventualmente llegó a encontrarse con Takashi Nagase, uno de sus torturadores, de quien descubrió que había dedicado su vida a corregir sus errores del pasado y a luchar en contra de la guerra.
 
El encuentro entre los dos quedó filmado en el documental ‘Enemy, my friend?’, de Mike Finlanson, en el que se puede ver cómo Nagase acaricia el antebrazo de Lomax mientras recuerda cómo lo tenía roto por las torturas. “Lo siento, lo siento mucho, le dice en medio de las lágrimas.
 
En este enlace se puede ver un segmento del documental.
 
Aunque habla de la historia de otro conflict, ‘Un pasado imborrable’ plantea temas cercanos a nuestra realidad actual: la dificultad y la necesidad de perdonar, los daños profundos, y a veces ocultos, que deja la guerra, y cómo, para muchos, el conflicto no termina cuando se firma la paz.