“Estamos ávidos de soluciones innovadoras a lo que no estamos de acuerdo”

Paula Restrepo, Directora de Talento Colectivo, respondió a la #TwitterEntrevista de Reconciliación Colombia sobre su participación en el programa Misión Impacto y su trabajo con las mujeres wayuu para lograr un pago justo por su trabajo.

Octubre 8 de 2014
Foto: Jason Rothe (www.jasonrothe.com) - Proyecto Tejidos Vitales - Fundación Talento Colectivo.


Paula Restrepo es una mujer del interior que ha logrado ganarse la confianza de las mujeres wayuu para trabajar hombro a hombro con ellas por la reivindicación y la dignificación de su trabajo.

Con gran esfuerzo, Paula y las mujeres wayuu lograron llevar las mochilas de su comunidad a una exposición en Quito, en donde su producto artesanal logró obtener el reconocimiento que no recibe de los turistas que en Riohacha están dispuestos a regatear y a demeritar el trabajo de las artesanas para poder comprar una mochila en $30.000 pesos.

Hasta el domingo pasado, Paula era desconocida por la mayoría de los colombianos, pero su presentación en el programa Misión Impacto ha provocado un enorme respaldo a su labor.

“Emocionante ver la reacción del país, muchas llamadas, correos, mensajes, visitas al sitio web”, dijo en la #TwitterEntrevista. Asegura que esta es una señal de que el país está creciendo en conciencia.

Esto fue lo que le respondió a Reconciliación Colombia.

¿Cuéntanos cuál ha sido la reacción que ha producido el programa del domingo de @MImpacto?

Emocionante ver la reacción del país, muchas llamadas, correos, mensajes, visitas al sitio web. Donaciones. Emocionante constatar que como colombianos estamos ávidos de soluciones innovadoras a lo que no estamos de acuerdo. Y un inmenso compromiso con el país como organización para dar respuesta al deseo de participar de muchos.

¿Te imaginaste esa reacción antes del programa?

Deseábamos esa reacción. Intuíamos el impacto posible, pero no terminábamos de creer, jaja. Cuando se trabaja desde el corazón se espera reacción del corazón, y eso fue lo que logramos. Muchas voces de aliento. Muchos cambios de percepción, Muchas nuevas conciencias en compromiso - muy lindo.
 
Esta reacción tan positiva, ¿crees que es señal de que las cosas están cambiando para bien en nuestro país?

El país está creciendo en conciencia, sí. Porque así debe ser porque #losbuenossomosmas como dice #MisionImpacto y porque muchos como yo hemos trabajado para suscitar cambios de conciencia y desarrollo local, y porque el colombiano es apasionado, vital. trabajador, y este mensaje de dignidad al trabajo nos llega a todos. Yo creo profundamente en el talento colectivo de Colombia. Lograremos muchos cambios positivos. Asunto de conciencia y unidad.

Viña nos dijo que te admira por haber visto algo que otros no vieron. ¿Cómo llegaste a esta labor con las mujeres Wayuu?

Mi madre es artesana. Crecí entre hilos y telas. Crecí viendo su esfuerzo y crecí conociendo el mercado a veces despiadado hacia el pequeño productor. Un artesano no solo pone tiempo, dinero, talento. Pone la vida, los sueños, el alma en su trabajo. Y eso lo encuentro tan claro cuando llego con las tejedoras wayuu. La vida me puso allá, esta era mi misión. Yo podía entender. Yo podía proponer otro esquema. Por mi formación profesional también. La misión se consolida.

¿Cómo recibieron el programa las mujeres wayuu? ¿Qué puertas se abren ahora para ellas?

En Oorokot recibieron todo con mucha alegría. Ellas han sido parte de esta construcción posible y muchas tejedoras se sienten plenamente identificadas. Pero falta mucho trabajo. Los colombianos necesitamos crear amplia conciencia de Consumo Responsable y las artesanas necesitan saberse parte del país, que su trabajo aporta al país. Es una construcción conjunta.

En Colombia, el 60% de los artesanos del país son mujeres. Y el 70% de ellos se encuentran en zonas rurales. Apoyar a colectivos de mujeres puede ser un factor importante para el desarrollo local de nuestro país

Este es el inicio de un camino de trabajo, de dialogo intercultural, de nuevos escenarios de acción e interacción, pero este paso nos abre la posibilidad de poner en la discusión pública temas fundamentales para nuestro desarrollo como país

¿Hay posibilidades de extender este proyecto a otras comunidades en el país?

Por supuesto. Este no es un proyecto solo para las mujeres wayuu. Es un modelo replicable y para eso lo hicimos. Las mujeres wayuu se entregan amorosamente para iniciar este Movimiento. Porque en ellas confluye todo lo que hizo posible. Son dignas. Trabajadoras. Altivas. Creadoras. Su obra representa muchas cosas. Su imagen representa todo lo que somos los colombianos. Luchadores, alegres, persistentes, creativos. Un talento colectivo.