Puja por las víctimas que serán la base de los acuerdos de paz

Mientras en La Habana las Farc ampliaron, a su manera, el concepto de víctimas, en Bogotá las personas afectadas por el accionar de esta guerrilla exigieron, entre otras, que no les sean cerrados los procesos penales a los miembros de esta guerrilla. ¿Puede haber punto de encuentro entre ambas visiones?

28 de octubre de 2014
Foto: Foro Nacional Abraza Víctimas


El tema de las víctimas y su representación no se ha cerrado con las cinco delegaciones que se prevén terminen su periplo a La Habana antes de finalizar el año. Han viajado tres de cinco delegaciones integradas por 12 víctimas cada una. Por el contrario, tanto del lado de las Farc como de las víctimas de esta guerrilla la puja es por ampliar este concepto, pues todavía no les convence el espectro actual.

Este domingo las Farc introdujeron su propia visión sobre las que también pueden considerarse víctimas de 50 años de conflicto, de la siguiente manera:

1. Víctimas del modelo económico a las que llamó “víctimas del desarrollo”. A aquí la guerrilla menciona a las personas que han sido afectadas por la extracción minero-energética, por la producción de agrocombustibles y por los sistemas de financiación de la vivienda, como las que pueden pedir el reconocimiento como tales.

2. Aquellas personas y colectivos que con ocasión a su militancia, simpatía o activismo en “fuerzas políticas opositoras, democráticas o revolucionarias, de movimientos sociales y sindicales, o de organizaciones de derechos humanos” fueron amenazadas, perseguidas y, en el peor de los casos, lesionadas y asesinadas. Aquí señala que esta consideración es “como sujetos políticos y víctimas colectivas”.

3. Propone construir una nueva tipología de hechos victimizantes que tenga en cuenta los parámetros internacionales y las especificidades del conflicto colombiano y expresamente señalan incluir “las normas de la juridicidad guerrillera”.

Y para calcular este número de nuevas víctimas que en la actualidad no contempla la Ley de Víctimas, propone avanzar en un censo nacional de víctimas, una vez concluida las negociaciones y durante un lapso de 18 meses. Dado que las Farc incluyen aquí a quienes son “la expresión de la desigualdad socioeconómica, el hambre, la miseria y la pobreza (…)” y teniendo en cuenta que según las estadísticas del DANE Colombia registra una pobreza de 29,3% de sus 47'841.687 colombianos se va viendo el tamaño del boquete de lo que reclaman las Farc.

Del lado de las víctimas de las Farc, en lugar de ampliar este universo, más bien estás se centran en la responsabilidad de los miembros de esta guerrilla para que respondan por los crímenes cometidos durante 50 años de conflicto. Así, las propuestas que más se escucharon durante el foro de ayer ‘Colombia abraza a las víctimas de las Farc’ fueron exigiendo verdad y justicia para con los guerrilleros de las Farc y reparación al Gobierno Nacional y las instituciones estatales.
Entre las principales están:

. Que las Farc revelen el paradero de las personas secuestradas por estos y de los que no se tiene noticia. Así como releven los sitios de las fosas comunes y de los campos minados.

. Que las Farc devuelvan a todos los secuestrados en su poder.

. Que devuelvan a todos los niños y adolescentes que tengan en sus filas.

. Que se excluya a los responsables de los delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra de hacer política.

Paradójicamente, la puja que actualmente se registra de cara a los diálogos de paz podría ser resumida en la frase del procurador Alejandro Ordóñez de ayer: “este es un proceso de víctimas sin victimarios”. Y no solo puede ser así por el hecho de que Ordóñez considera que este es un proceso de “lavado de rostro” que favorecería a las Farc, sino también porque, por otro lado, el gran número de víctimas del paramilitarismo están a la espera de que los grandes autores materiales de los delitos perpetrados bajo esta sombrilla terminen de pagar sus penas en Estados Unidos por narcotráfico.