Suspenden diálogos de paz con las Farc

El Presidente Juan Manuel Santos anunció que el proceso en Cuba queda suspendido hasta que se aclare que ocurrió con el General Ruben Darío Alzate, quien fue secuestrado por las Farc en Chocó.

17 de noviembre de 2014
Foto: SIG


En el que ya es el momento más complicado desde que arrancaron los diálogos de paz con las Farc en La Habana (Cuba), este lunes el Gobierno Nacional suspendió provisionalmente el proceso, debido al secuestro del General Ruben Darío Alzate, quien desapareció junto con el cabo primero Jorge Rodríguez Contreras y la abogada Gloria Urrego, asesora de proyectos especiales del Ejército, en el corregimiento de Las Mercedes, en zona rural de Quibdó (Chocó). 

Todas las versiones indican que los tres fueron plagiados por hombres del frente 34 de las Farc. 

Los negociadores del Gobierno Nacional tenían previsto viajar este lunes a la isla para continuar con otro ciclo de negociaciones, pero la orden presidencial es que permanezcan en el país “hasta tanto se aclare lo ocurrido y se liberen a estas personas”

Mientras tanto, hombres de las Fuerzas Armadas patrullan la zona y realizan "todas las operaciones necesarias para rescatar a los tres secuestrados"

Hay confusión en el alto gobierno, debido a que según las versiones de lo ocurrido, el General y sus acompañantes decidieron viajar al lugar -considerado como zona roja- desatendiendo protocolos de seguridad, pues los tres iban vestidos de civil y sin escoltas.

Algo que no es normal, especialmente teniendo en cuenta que el General Alzate era quien coordinaba todas las operaciones de las Fuerzas Armadas en la zona. 

Según las declaraciones del Ministro de Defensa, cuando militares de la Brigada 15 del Ejército llegaron al lugar, la comunidad les avisó que hombres armados se llevaron al General Alzate y sus dos acompañantes en una lancha por el río Atrato. 

El Ministro se desplazará desde hoy a Quibdó para comandar las operaciones de busqueda y rescate. 

Desde este domingo, además,  se iniciaron contactos con el Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr) para que realicen intermediaciones que permitan una eventual liberación de los secuestrados.  

Las Farc ya habían plagiado a dos soldados esta semana luego de combates en Tame (Arauca). Esa misma guerrilla aceptó que tenía en su poder a los militares, a quienes llamó 'prisioneros de guerra', y dijo que estaban abiertos al diálogo para liberarlos. 

Con la suspención de los diálogos, se espera que la guerrilla de las Farc se pronuncie sobre este nuevo secuestro. Un pronunciamiento que será clave, pues es la primera vez, en dos años de negociaciones, que el proceso de La Habana (Cuba) está en riesgo de romperse definitivamente.