“¡Que no se paren de la mesa!”: Víctimas

Las víctimas que han viajado a La Habana le piden a las Farc que liberen a los secuestrados y al Presidente, que retome los diálogos. 

18 de noviembre de 2014

43 de las 48 víctimas que se han reunido en Cuba con los negociadores de paz, publicaron esta noche un comunicado en el que piden la libertad de los secuestrados y la reanudación de las conversaciones de paz.

“No queremos que la victimización y el sufrimiento que hemos tenido que vivir sea vivido por nadie más, nunca más”, dice la comunicación, firmada por 18 víctimas y presentada en una rueda de prensa realizada en la Conferencia Episcopal. Entre las víctimas firmantes están el General Mendieta, Jineth Bedoya, Marisol Garzón y Teresita Gaviria.

Las víctimas exigen que “se garantice la integridad física y moral, así como la libertad” del General Rubén Darío Alzate Mora, el Cabo Segundo Jorge Contreras Rodríguez, la abogada Gloria Urrego, y los soldados profesionales Paulo César Rivera y Jhonatan Andrés Díaz Franco, secuestrados la semana pasada por las Farc en hechos ocurridos en Chocó y Arauca. 

En el comunicado, exhortan al Presidente Juan Manuel Santos para que reanude los diálogos y le piden al grupo guerrillero “coherencia con la voluntad de paz y el distanciamiento con prácticas y actitudes que mellan la confianza de la población colombiana”.

Finalmente, dicen que la vía de la confrontación armada ha causado daños irreparables que continúan produciéndose mientras avanzan los diálogos, por lo que insisten en que las partes negocien “medidas efectivas para evitar más dolor y sufrimiento”

Este es el comunicado completo:

Bogotá, 18 de noviembre de 2014.

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

INTEGRANTES DE LAS DELEGACIONES DE VÍCTIMAS PARTICIPANTES EN LA MESA DE CONVERSACIONES DE LA HABANA

Integrantes de las delegaciones de víctimas participantes en la mesa de conversaciones de la Habana firmantes de este comunicado, hemos recibido con profunda preocupación la noticia sobre la suspensión de los diálogos de paz. 

Compartimos nuestras experiencias de dolor, nuestras demandas y propuestas  desde el respeto por nuestra diversidad. Asimismo, confluimos en la certeza sobre las lecciones comunes que surgen de nuestras experiencias: no queremos que la victimización y el sufrimiento que hemos tenido que vivir sea vivido por nadie más, nunca más. Queremos y necesitamos la verdad, como base del proceso para la terminación del conflicto, de nuestros derechos, y de la paz que construiremos todos los colombianos. 

Así, tenemos un deber moral, ético y humano de manifestar nuestro rechazo a cualquier acción que ponga en riesgo la integridad de cualquier persona o comunidad. Frente a lo ocurrido con el General Rubén Darío Alzate Mora, el Cabo Segundo Jorge Contreras Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, así como con los soldados profesionales Paulo César Rivera y Jhonatan Andrés Díaz Franco, exigimos que se garantice su integridad física y moral así como su libertad. 

De la misma manera exhortamos al Presidente Santos a reanudar los diálogos en los que se vierten las esperanzas de las millones de víctimas en Colombia, y a realizar gestos efectivos de paz. A la sociedad colombiana, incluyendo a los medios de comunicación a rodear de apoyo al proceso. De las FARC-EP esperamos coherencia con la voluntad de paz y el distanciamiento con prácticas y actitudes que mellan la confianza de la población colombiana.

El reconocimiento de las víctimas no es un capítulo más de este proceso, sino su fundamento y razón de ser. La vía de las confrontaciones ha causado daños irreparables, que continúan produciéndose mientras avanzan los diálogos. Es por esto que hemos insistido en la urgencia de medidas efectivas para evitar más dolor y sufrimiento, que suponen el compromiso de ambas partes para que no se produzcan hechos como el que ahora nos preocupa. 

A todas las personas que siguen hoy padeciendo por la continuidad del conflicto. A todas las víctimas y sobrevivientes que continúan labrando la esperanza, nuestra más sincera solidaridad. Con todos ustedes, hoy volvemos a decir: ¡que no se paren de la mesa!

Firman: 

Esperanza Uribe Mantilla
María Eugenia Cruz Alarcón
Camilo Eduardo Umaña
Angela Maria Giraldo
Soraya Bayuelo Castellar
Marleny Orjuela Manjarres 
Jose Antequera
Guillermo Murcia Duarte
Juan Carlos Villamizar
Leyner Palacios
Luis Fernando Arias
Jineth Bedoya
Jose Alberto Tarache
Yessika Hoyos Morales
Reinel Barbosa
German Graciano
Marisol Garzón
Wilfrido  Landa
Esau Lemus
María Choles
Nora Elisa Vélez
Luz Marina Cuchumbe
Jaime Peña
Gloria Gómez
Emilse Hernández
Juanita Barragán
Yanette Bautista
Alfonso Mora León
Jorge Eliecer Vasquez
Aida Abella
Constanza Turbay 
Consuelo Gonzalez de Perdomo
Teresita Gaviria Urrego
General Luis Herlindo Mendieta
Nelly Gonzalez
Maria Jackeline Rojas Castañeda
Ximena Ochoa
Nancy Galarraga
Alan Jara
Marta Luz Amorocho
Debora Barros
María Zabala