La reconciliación, una tarea que hacen los mejores colegios

Dos de los planteles que ocuparon los primeros puestos en las Pruebas Saber 11, publicadas en la más reciente edición de la Revista Dinero, son un ejemplo de que fomentar la inclusión y la superación de la brecha social no solo es compatible con los buenos resultados académicos, sino  que es un complemento indispensable.

Diciembre 2 de 2014
Fotos: Revista Dinero


Como lo manifestaron insistentemente los participantes en los encuentros de Reconciliación Colombia (en especial en el realizado en Barranquilla), una educación de calidad es la vía más eficaz para generar oportunidades para las personas y superar las inequidades.

Varios de los colegios incluidos en la lista de ganadores de las Pruebas Saber 11, publicadas por la Revista Dinero, vienen trabajando desde hace varios años en estrategias educativas que combinan la búsqueda de la excelencia académica con inculcar en los estudiantes valores que contribuyan a una sociedad más justa.

Dinero destaca dos ejemplos. Ambos tienen en común que son colegios que ocupan los primeros lugares académicos en sus regiones y que tienen la audacia de romper barreras sociales y no dejar que sus alumnos estudien en una burbuja de cristal.

El Instituto Experimental José Celestino Mutis, de Barranquilla, es un colegio privado gratuito, que además está dirigido a población vulnerable de estratos uno, dos y tres.

Esta institución, que se sostiene con aportes de la Fundación Mario Santo Domingo, Fundación Gases del Caribe, Promigas y la Alcaldía de la ciudad, se ubicó como el mejor de la región Caribe en Calendario A.

Solo admite estudiantes provenientes de colegios públicos, que no tienen que pagar matrícula, pensión, derechos de grado ni certificados estudiantiles.

El colegio Nuevo Cambridge de Floridablanca, segundo mejor puntaje entre los colegios de Calendario B de la región oriental del país, vincula a sus estudiantes, incluso desde Preescolar, en actividades sociales que incluyen apoyar La Posada del Peregrino, adoptar un parque, cuidar adultos mayores o ser profesores de inglés.

Su rector, Telmo Peña, le dijo a Dinero que el objetivo del colegio, además de inculcarles a los niños la excelencia académica, es lograr una verdadera transformación social.

Como lo señaló Antonio Celia, Presidente de Promigas, en el Encuentro de Reconciliación Colombia en Barranquilla:

“Educar es darle a la gente la posibilidad de que dé lo mejor de sí. La reconciliación será posible si se reduce la gran inequidad en la educación: entre la rural y la urbana y la pública y la privada. La educación se traduce en la vida de las personas en inclusión, equidad, prosperidad social”.