La reconciliación: protagonista del 2014

Cinco de los personajes del año que escogió en su última edición la Revista Semana son personas que, desde su propio sector, trabajan por un país reconciliado. Reconciliación Colombia estuvo entre los elegidos.
 
7 de diciembre de 2014
 
Cuando empezaba el año 2014, pocos en Colombia tenían en su léxico la palabra reconciliación.
 
Las negociaciones entre el Gobierno Nacional y las Farc ya cumplian un año y se habían logrado acuerdos concretos en dos puntos de la agenda pactada en La Habana, pero aunque muchos pensaban en la paz, casi nadie hablaba de un proceso de largo plazo, que nos permitiera a los colombianos cerrar las heridas y reconstruir la confianza perdida luego de más de medio siglo de conflicto.
 
Pero durante los últimos doce meses, una serie de personajes e instituciones comenzaron a trabajar desde cada uno de sus sectores para que en el país se comenzara a hablar de diálogo, confianza, verdad y perdón. Hoy, esos términos están en el vocabulario de los colombianos y la reconciliación dejó de ser una palabra distante.
 
Esa labor fue reconocida por la Revista Semana, que en su última edición escogió a los personajes destacados del año 2014. En esa selección, que lideran los deportistas que dejaron en alto el nombre de nuestro país, aparecen cinco personas que representan el trabajo por la reconciliación que tomo fuerza en el año que termina.
 
Los escogidos
 
En la selección está incluida Ximena Botero, coordinadora general de Reconciliación Colombia, la iniciativa país que nació con el objetivo de visibilizar las iniciativas de reconciliación y construcción de paz que desde hace más de 30 años adelantan en el anonimato varios colombianos.
 
Luego de una primera etapa, en la que se visitaron todos los rincones de Colombia para encontrar las iniciativas, el proyecto logró visibilizarlas y darlas a conocer a través de una serie de revistas y de esta página web.
 
Además, puso a los protagonistas que se encontró en las regiones a hablar entre ellos en cuatro encuentros regionales, de los que salieron conclusiones con las que Reconciliación Colombia ha venido diseñando una serie de proyectos que verán la luz en 2015.
 
Otro de los personajes escogidos es Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), y lider de la campaña Soy Capaz, que puso a los empresarios a hablar de sus aportes a la paz y que permitió que la ciudadanía reflexionara sobre el tema.
 
También está Alejandro Eder, hasta hace mes y medio director de la Agencia Colombiana para la Reintegración, quien desde hace seis años viene consolidando un proceso que les ha permitido regresar a la sociedad a miles de hombres que estuvieron alzados en armas.
 
En el listado también aparecen dos personas que desde orillas distintas demuestran que quienes sufren en carne propia la violencia, tienen la oportunidad de salir adelante.  Se trata de Constanza Turbay Cote y José Joaquín Calle.
 
A la primera, las Farc le mataron a toda su familia por una disputa política en el departamento del Caquetá, pero a pesar de eso hoy cree en las posibilidades de la paz, e incluso estuvo en La Habana, reunida con sus victimarios y allá escucho a ‘Ivan Marquez’ pedirle perdón. El segundo estuvo en las AUC, pero hoy desde la legalidad trabaja por romper las fronteras invisibles de los barrios más violentos de Medellín.
 
Aún hace falta
 
Para Ximena Botero, coordinadora de Reconciliación Colombia, uno de los principales logros del año fue poner en la agenda el tema y lograr que los colombianos comenzaran a entender que la reconciliación es diferente al proceso de paz con la guerrilla.
 
Algo similar piensa Bruce Mac Master, quien dice que durante este año se lograron movilizar diversos sectores hacia un mismo objetivo.
 
Alejandro Eder dice que se comenzó a andar un camino que tiene que recorrerse, porque “sin reconciliación no va a existir una paz duradera”.
 
Pero aunque la reconciliación se pusó en la agenda nacional, es claro que aún falta mucho para que esta sea una realidad en todo el país.
 
A pesar de los encuentros, historias y ejemplos que mostraban que sí era posible volver a comenzar, durante el año continuó el desplazamiento, la violencia y se vivió una polarización política sin precedentes.
 
Algo que demuestra que el proceso es largo y que reconstruir el tejido social y la confianza luego de 60 años de conflicto no va a ser nada fácil. Pero al menos ya hay personas y entidades dedicadas a impulsarlo.
 
Ver la los personajes reconciliadores del 2015.
 
Ver el especial de los personajes del año de Semana.