Malala recibió su Nobel de Paz

La joven paquistaní recibió el premio en Oslo y se convirtió, oficialmente, en la persona más joven en recibir ese reconocimiento. También fue premiado Kailash Satyarth.

10 de diciembre de 2014

Con 17 años, la paquistaní Malala Yusafzai ya es la persona más joven en haber recibido el premio Nobel de Paz, luego de la ceremonia de premiación que se llevó  a cabo esta mañana en Oslo (Noruega) (ver '¿Cómo ganarse un nobel a los 17 años?').

Junto a ella, fue premiado Kailash Satyarthi, de 60 años, quien trabaja por evitar la explotación y el trabajo infantil en India.
Malala es reconocida por su lucha para que las niñas, como ella, tuvieran la oportunidad de educarse, en un país en el que el régimen talibán prohibía que las mujeres fueran a la escuela.

Se hizo famosa desde los 11 años por un blog publicado en la BBC bajo un seudónimo en el que hablaba de esta problemática y contaba las historias de su comunidad. En 2012, cuando se dirigía a la escuela en el bus escolar, recibió un disparo en la cabeza por un talibán armado.

Sobrevivió al atentado y fue tratada en el hospital Queen Elizabeth de Birmingham (Gran Bretaña). Allí se sometió a numerosas operaciones y logró recuperarse.

Malala vive actualmente con su padre, su madre y dos hermanos en Birmingham, y allí asiste a una escuela local. En estos años ha recibido una lluvia de galardones de derechos humanos, incluyendo el premio Sajarov del Parlamento Europeo.

Cuando se enteró de que había ganado el nobel, en octubre, acababa de salir de clase de química.

Por su parte, Satyarthi ha estado al frente de un movimiento global para terminar con la esclavitud y la explotación laboral infantil desde 1980 cuando abandonó su carrera como ingeniero eléctrico.

Como activista de base, ha encabezado el rescate de decenas de miles de niños esclavos y desarrolló un exitoso modelo para su educación u rehabilitación.