Museo Nacional estrena sala sobre 'memoria y Nación'

Reconciliación Colombia asistió a este espacio, que busca rescatar elementos históricos que permitan entender la forma en la que se ha ido construyendo la identidad nacional. Eso fue lo que encontramos.

11 de diciembre de 2014
 
A partir de este jueves, la sala número 7 del Museo Nacional será conocida como la 'Sala Memoria y Nación'. En ese espacio los visitantes podrán encontrar exposiciones permanentes que buscan motivar la reflexión y el diálogo sobre la construcción de identidad en Colombia, los hechos sociales que han marcado al país, el conflicto armado y cómo este se ha venido contando a lo largo de la historia.

Según Alejandro Suárez, monitor docente del museo, lo que busca la institución con este espacio es "entender cómo es la Nación dentro de su heterogeneidad y ver cómo la memoria es hablar de los actores y de lo que ha pasado en espacios de tiempo puntuales”.

Reconciliación Colombia recorrió la sala y esto fue lo que se encontro:
 
...


La 'Sala Memoria y Nación' da la bienvenida al visitante con una serie de elementos icónicos de lo que es la Constitución de 1991 y el proceso social y político que esta significó para el país. Uno de esos elementos es una barra de hierro que fue hecha a partir de las armas dejadas por el grupo guerrillero M-19 y que simboliza ese proceso de transición hacia la democracia y la construcción de un proyecto de Estado Nación.

También cuenta con un ‘Muro de la diversidad’ que busca reflejar la heterogeneidad del país a través de un ejercicio artístico que se vale de retratos y fotografías, a lo largo de 200 años.
 
Otro espacio de relevancia es el que tiene que ver con la ‘Guerra y la Memoria’, que acerca al visitante con momentos de conflicto y dolor y la forma cómo las comunidades ven esas dinámicas y resisten a la violencia.
 
La pieza “Travesía” es ese elemento que permite observar cómo se construyen ejercicios de memoria desde las comunidades que históricamente han sido afectadas por el conflicto y por la violencia, no siempre venida del conflicto armado. En este manto, la comunidad de Mampuján (Bolívar) busca plasmar los procesos de tráfico de esclavos y la violencia que sufrieron en este proceso.
 
“Lo que busca el museo es que el conflicto se vea como algo que va más allá del discurso narrativo. El objetivo es contar cómo la
gente lo vive, lo recuerda y lo representa para construir memoria”, agregó Suárez.
 

En esa línea es muy impactante la pieza David No.6, del artista Miguel Ángel Rojas, que transmuta a partir de lo que ha sido la violencia una de las esculturas más icónicas del arte clásico, para mostrar a partir de una fotografía el conflicto y cómo este afecta a las personas en Colombia por el recurrente uso de las minas antipersona.
 
En su proceso de renovación, que se viene adelantando desde el año 2011, el Museo Nacional desea aproximarse a la historia reciente del país, para así ser más dinámico y cercano a los visitantes. Es por esta razón que apuestan al uso de elementos más interactivos como fotografías, videos y piezas etnográficas de pueblos vivos, entre otros, que vayan de la mano con ítem más clásicos y permitan contar lo que ha venido pasando en Colombia desde 1965 hasta ahora.