¿Fue equivocado incluir a Piedad Córdoba en el grupo de víctimas que viajó La Habana?

De lejos, el nombre de la exsenadora es el que más ha generado polémica del total del listado de 60 víctimas de las cinco delegaciones que viajaron a La Habana. La ONU afirma que su visión política es independiente de su condición de víctima.

15 de diciembre de 2014
Foto: Revista Semana


Aún antes de confirmarse oficialmente que la exsenadora liberal Piedad Córdoba había sido incluida en el último grupo de víctimas que se reunirá con los negociadores del Gobierno y de las Farc en La Habana, ya se había generado una polémica bastante cruda en redes sociales en torno a su nombre.

Los sectores cercanos al Centro Democrático y a las víctimas de las Farc, principalmente, criticaron duramente su inclusión.

“Qué farsa es esta? Piedad Córdoba víctima Farc? Si ha sido su mayor defensora!!! Engañan a Colombia!!!”, escribió en su cuenta de Twitter, Tomas Uribe, hijo del expresidente y senador Álvaro Uribe.

"No tiene sentido que a las Farc en vez de llevarles víctimas, les lleven a sus amigos", dijo en entrevista con Caracol Radio el senador Mauricio Lizcano, hijo de Óscar Tulio Lizcano, secuestrado por las Farc.

Y la periodista Salud Hernández comentó: “Es una provocación innecesaria incluir a Piedad Córdoba, alias ‘Teodora’, en comisión víctimas. La ONU y la UN le hacen el juego a las Farc”.

El rechazo a la inclusión de Piedad Córdoba en el listado de víctimas tiene que ver con los señalamientos que de tiempo atrás ha recibido por sus supuestos vínculos con las Farc y que llevaron a que en 2010 fuera destituida e inhabilitada por 18 años por la Procuraduría.

Aunque la Corte Suprema de Justicia no encontró méritos para condenarla por los mismos hechos, el procurador Alejandro Ordoñez consideró que existían suficientes pruebas (encontradas en el computador de ‘Raúl Reyes’ cuando el Estado colombiano realizó la operación que le dio muerte) de que colaboraba activamente con las Farc.

En el computador, según esa investigación, se le daban los alias de ‘Teodora’, ‘La Negrita’ o ‘Dorotea’ en las comunicaciones en las que se le mencionaba.

Pero Fabrizio Hochschild, coordinador residente de la ONU en Colombia, defendió la inclusión de Piedad Córdoba en la lista de víctimas.

“Entendemos que hay muchos que no comparten su visión política, pero no por esto se pueden desconocer los hechos que ha sufrido”, señaló.

En efecto, la condición de víctima de Piedad Córdoba no se puede desconocer. Fue secuestrada por los paramilitares en 1999 y ha sufrido constantemente amenazas de muerte y ataques en su contra y contra su familia. En varias ocasiones ha tenido que vivir asilada y tres de sus cuatro hijos también se encuentran en el exilio.

Sin embargo, lo que otros critican no es su condición de víctima, sino que pudieran haber víctimas más representativas que ella para invitar a La Habana, teniendo en cuenta que aún hay sectores que no han sido escuchados en la mesa.
 
La inclusión de Piedad Córdoba pesará, sin duda, en el balance final que se haga sobre qué tan representadas estuvieron las víctimas de las Farc y qué tanto las víctimas de otros actores armados, teniendo en cuenta los criterios de equilibrio y pluralismo que fijaron las propias organizaciones encargadas de la selección de las víctimas.

¿Usted qué opina? Participe en nuestro debate