Las propuestas de las mujeres a la mesa de negociación

Los negociadores del Gobierno y las Farc recibieron en La Habana a la primera delegación de expertas en temas de género. La importancia de la mujer en la reconciliación quedó plasmada en las conclusiones de este primer encuentro.
 
Diciembre 16 de 2014
Foto: Comunicaciones Paz Gobierno

 
La primera conclusión que expuso el grupo de expertas en temas de género que se reunió con los negociadores del Gobierno y las Farc es que las mujeres quieren ser “pactantes y no pactadas” de los acuerdos de paz en La Habana.

Con esto, lo que quieren decir, según explicó Olga Amparo Socorro, de la Casa de la Mujer, es que en un tema tan importante como la paz, esperan que otros no decidan por ellas, sino que las mujeres, como sujetos políticos que son tengan la oportunidad de decidir también los rumbos del país.  

Las mujeres, según lo recordaron las asistentes al encuentro con la subcomisión de género de la mesa de negociación, han cumplido un rol decisivo y valeroso frente al conflicto.

“En el campo y la ciudad, hemos resistido, nos hemos opuesto a las atrocidades de la violencia y hemos exigido verdad, justicia y reparación”, recordó Claudia Mejia, de la Cumbre Nacional de Mujeres y Paz.

Por ende, están llamadas también a cumplir un papel fundamental en la búsqueda de la paz.

“La garantía de que estos derechos (los de las mujeres) sería el más decidido paso en el marco de los acuerdos para transitar de una sociedad en guerra, desigualitaria, profundamente discriminatoria, a una que puede incluir entre sus prioridades incluir la igualdad de las mujeres y la erradicación de la violencia contra las mujeres”, agregó Mejía.

Entre las propuestas hechas por el grupo de mujeres a la mesa están las de impulsar una participación paritaria de las mujeres no solo en la terminación del conflicto, sino en la búsqueda de la paz; adoptar medidas para garantizar una distribución equitativa de recursos para hombres y mujeres, incluida la restitución de tierras; reconocer la diversidad de mujeres negras e indígenas; hacer efectivos los derechos a verdad, justicia y reparación.

La verdad es un punto sobre el que insistieron mucho las mujeres integrantes de la comisión,

“El informe de la Comisión de la Verdad debe recoger lo que le pasó a las mujeres, sus impactos, y también sus expectativas de justicia. Es un tema que debe debatirse en la mesa, pero del cual el país también tiene que apropiarse”, señaló Marina Gallego, de la Cumbre Nacional de Mujeres y Paz.

Y Patricia Ariza, del Colectivo de Mujeres Arte y Parte por la Paz, agregó: “Necesitamos el relato completo del conflicto. El relato está fragmentado, parcializado, mediatizado. Los artistas y las artistas estamos contribuyendo a que se haga ese relato que Colombia no tiene”.

Este es el primero de tres encuentros de delegaciones de expertas con la subcomisión de género de la mesa de negociación. La subcomisión no tomará decisiones, pero aportará insumos a los negociadores del Gobierno y las Farc para incluir la voz de las mujeres en los acuerdos de paz.