‘Le hemos dicho sí con decisión al apoyo a la reintegración y la reparación’

Reconciliación Colombia buscó a Coltabaco, una de las empresas que apoyan los Minimarket’s, para preguntarle la estrategia detrás de estas tiendas que apoyan a víctimas y personas en proceso de reintegración.
 
22 de diciembre de 2014
 
Los ‘Minimarket’s 2x3 para la Paz y la Reconciliación’ acaban de irrumpir en Antioquia, luego de haber instalado puntos de negocio en Cesar, Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba, todos departamentos de la Costa Atlántico, y también en Santander.

Se trata de unas unidades de negocio que buscan volver emprendedores a personas afectadas por la violencia y también a personas que han dejado las armas y han seguido la ruta para su reintegración. Al valorar este esfuerzo, la iniciativa fue reconocida con el premio Emprender Paz 2013.
 
Con este impulso la iniciativa pasó de un plan de 15 Minimarket’s a 37 (proyectados): 22 dirigidos a víctimas del conflicto armado y 15 a personas desmovilizadas en proceso de reintegración. Ver artículo de Reconciliación Colombia.

Reconciliación Colombia le preguntó a Humberto Mora, vicepresidente de Asuntos Corporativos Coltabaco, la estrategia detrás de estas tiendas que apoyan su empresa y otros aliados: el MinCIT, Fenalco Atlántico, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y en la última fase Postobón; y en varios de los casos también se unen las alcaldías municipales, a través de la Unidad Municipal para las Víctimas.
 
Aquí sus respuestas:
 
¿Con cuántos puntos Minimarket’s  cuenta hoy el país?
 
Desde noviembre de 2011, cuando inauguramos nuestro primer Minimarket’s , hemos puesto en marcha 13 unidades de negocio; 9 de ellas dirigidas a personas en proceso de reintegración y 4 a víctimas del conflicto armado. Para el 2015 planeamos la creación de 25 adicionales. Los Minimarket’s ’s  están localizados en Cesar, Atlántico, Sucre, Bolívar y ahora Antioquia.


¿Qué movimiento financiero pueden reportar los Minimarket’s ?

La proyección financiera de cada Minimarket’s  le provee a cada beneficiario un ingreso de un salario mínimo asegurado durante los primeros seis meses de operación. En la práctica, este ingreso se incrementa progresivamente en función de las ventas de cada negocio. Es por esto que supermercados como el de Corozal, en Sucre, ha superado con creces las expectativas de ingreso mensual para los beneficiarios y, a su vez, ha ampliado su infraestructura significativamente hasta llegar a duplicar su superficie inicial.
 
¿Cuántas personas emplean estas tiendas y de estas cuántas corresponden a víctimas de la violencia y también a quienes están en ruta de reintegración?

En total, el proyecto les brinda la oportunidad de ser dueños y socios de su propio negocio a 114 personas. De estos, 66 de ellos son víctimas del conflicto armado y 48 son personas en proceso de reintegración. Cada tienda está conformada por 3 beneficiarios, quienes son escogidos por la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV) y la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR). El proyecto está orientado en brindar oportunidades laborales y unidades de negocio como sustento económico a personas en proceso de reintegración y a víctimas del conflicto armado.

En un principio, año 2011, la iniciativa estaba únicamente dirigida a personas en proceso de reintegración. Sin embargo, este año, el proyecto amplió su grupo objetivo y, por primera vez, es dirigido también a víctimas del conflicto armado.
 
¿Los Minimarket’s ’s  buscan emplear concretamente a estos sectores de población?

Minimarket’s están pensados como un proyecto anclado al posconflicto que no sólo le propone el reto a los participantes de poner en práctica todo lo que implica el perdón y la reconciliación, sino que también nos invita a reflexionar sobre la importancia de darle una segunda oportunidad a quienes depusieron las armas y a quienes fueron afectados por el conflicto armado del país.

Estamos convencidos de que procesos sociales como la reintegración de los excombatientes tiene que ser un trabajo de todos. No sólo es una labor por parte de ellos. Es un esfuerzo conjunto donde entran las instituciones, entidades públicas, gobierno, comunidades y sobre todo, las empresas privadas.
 
¿Qué podría destacar del valor de esta unidad de negocio?

Las microfranquicias son un ejemplo claro del trabajo mancomunado de la empresa privada, el gobierno y las organizaciones multilaterales que le han dicho sí con decisión al apoyo a la reintegración y la reparación. El proceso de inclusión es una experiencia de reconciliación que nos llena de orgullo tanto a las empresas privadas como a los colombianos en general.

¿Qué podría decirles a aquellos que sienten temor de emplear a estas personas?

Trabajar con personas víctimas del conflicto armado y también personas en proceso de reintegración es una experiencia de reconciliación y un proceso de inclusión que vale la pena vivir, ya sea como empresa privada, como organización multilateral, como entidad del gobierno o sobre todo, como ciudadano individual. Las microfranquicias nos han demostrado que estas poblaciones están dispuestas a salir adelante y a dar su máximo esfuerzo por reincorporarse a la vida civil y empezar de cero. Solo necesitan una segunda oportunidad y sobre nuestros hombros está la responsabilidad de dárselas.   
 
¿Qué ha sido clave para que esta estrategia implementada por los Minimarket’s dé resultado?
 
Los aportes de cada uno de los aliados del proyecto han sido clave para construir una iniciativa íntegra, pensada no solo desde la visión del Estado, sino también desde puntos de vista más heterogéneos, como el de la empresa privada y las organizaciones multilaterales. Desde el 2010, la ACR, la OIM, Fenalco y Coltabaco fueron los principales líderes de la iniciativa y en el 2014, se sumaron al proyecto el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la Unidad de Víctimas y Postobón, este último como socio comercial. Una red de trabajo que, sin duda, ha permitido que el proyecto evolucione y que cada microfranquicia inaugurada cuente con un componente más fuerte de sostenibilidad.