Calle 26 de Bogotá recordará el conflicto y a las víctimas

El secretario de planeación distrital Gerardo Ardila dice que al convertir a esta arteria principal de la ciudad en el eje de la memoria histórica del país, Bogotá también logrará “coser el norte con el sur”.

9 de enero de 2015
Foto: Cartografías de la memoria. Centro de Memoria, Paz y Reconciliación 


El Distrito ya firmó el decreto que le da vida jurídica al diseño urbano que busca convertir a la Calle 26 de Bogotá en “un territorio de memoria”, que les recuerde la historia que ha vivido Colombia a propios y a extranjeros, dado que es la vía que conecta el aeropuerto ElDorado con el centro de la ciudad. Es la apuesta de la Alcaldía de Bogotá por reivindicar a las víctimas y por convertir a la ciudad en el escenario del posconflicto, según han dicho varios de sus funcionarios encargados de distintas secretarias y consejerías.

El Espectador publicó el diseño del recorrido del llamado Eje de la Paz y la Memoria, ambicioso proyecto que se plantea sea desarrollado por alianzas público privadas. Por la relevancia del tema para el reconocimiento de las víctimas y los actos de reparación simbólica que estas obras puedan representar, la administración distrital contará con el respaldo del Gobierno Nacional, a través del general retirado Óscar Naranjo, ministro consejero de posconflicto.

En su información, el diario El Espectador señala, además, que ya se cuenta con empresarios de reconocida trayectoria como Pedro Gómez y el Grupo Colpatria.

La idea es que esta alianza logre la transformación sostenida de la Calle 26, más allá de la administración Petro, entre la Avenida Ciudad de Quito (occidente), y Monserrate (oriente). El Espectador comenta que integra las áreas de Monserrate,  el Centro Internacional San Martín, el Cementerio Central, la Plaza de la Democracia, el Centro Administrativo Distrital. También el Museo Nacional de la Memoria (cuya construcción y administración estará a cargo del Centro Nacional de Memoria Histórica), el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación y los parques metropolitanos del Renacimiento y la Reconciliación, que colindan con el Cementerio Central.

El secretario de planeación distrital, Gerardo Ardila, le comentó a ese diario que lo que la administración de Gustavo Petro busca, además, es “coser el norte con el sur”. “(…) este proyecto busca sanar heridas, incluso urbanas, porque quiere renovar el espacio de la calle 26, que en la avenida Caracas ha sido una gran cicatriz de división de la ciudad”, le
dijo Ardila en sus declaraciones.

En adelante todos los proyectos de diseño arquitectónico o paisajístico se deberán articular con el concepto propuesto para el Eje de la Paz y la Memoria.