Los bemoles de una fecha

A veces los colombianos estamos tan distantes de la reconciliación que hasta una fecha nos genera división. Pero como las fechas no son el tema central, Mockus accedió a pasar la marcha del 4 de febrero al 8 de marzo.

16 de enero de 2015
Fotos: Archivo Semana. Izquierda: Marcha contra las Farc, 4 de febrero de 2008. Derecha: Marcha por la Paz, 9 de abril de 2013.


Aunque fue viral, el hashtag con el asunto #Vida4F resultó más fugaz de lo que sus propios organizadores se propusieron. Esto porque desde el principio la fecha del 4 de febrero propuesta por el profesor Antanas Mockus generó toda suerte de divisiones y polarización.

El 4 de febrero se recuerda en el país porque ese día del 2008 el entonces presidente Álvaro Uribe y sus seguidores lograron movilizar de forma multitudinaria a millares de personas en contra de las Farc y del secuestro. Para ese momento, la gran convocatoria recogió el descontento del país en contra de esa guerrilla y se valió de las redes sociales y de los medios nacionales e internacionales para generar todavía mayor impacto. La fecha aparece registrada incluso en Wikipedia bajo el nombre de ‘Un millón de voces contra las Farc’.

El profesor Mockus escogió esta fecha para proponer no marchar en contra de nada ni de nadie, sino a favor de la vida, bajo el argumento central de que la vida es sagrada. Se trata de “resignificar” ese día. Los mockucianos lo explican así:

“Lo que nos impide ceder, perdonar, reconciliarnos es quedarnos con esas fechas dolorosas. Por eso queremos marchar los mismos o más. Queremos que reflexionemos que podemos estar equivocados en nuestra perspectiva de marchar en contra de…, para rectificarnos y marchar a favor del acuerdo fundamental del valor de la vida en un sistema democrático”.

Es decir, lo que busca, en últimas, Mockus es que los colombianos puedan re-escribir ese día.

Sin embargo, en la cabeza de muchos ese día quedó como inscrito a Uribe y al uribismo y por eso cuando Mockus salió a hacer su propuesta de marchar el 4 a favor de la vida, muchos dijeron que sí querían marchar y que sí les llamaba la atención la idea de reconciliarnos en torno a que la vida es sagrada, pero no ese día. Muchos, entre estos, los del llamado Frente Amplio.

Por eso, Iván Cepeda, a quien junto con el expresidente Uribe iba dirigida concretamente la propuesta, se anticiparon a decir que sí aceptaban, pero propusieron el 9 de abril, hoy en día establecido por ley como el Día Nacional de las Víctimas.

Recordemos que el senador Iván Cepeda promovió días después de la marcha del 4 de febrero otra movilización en contra de la violencia del Estado. Esta últma fue realizada el 6 de marzo de 2008 y tuvo una acogida muy marginal de la ciudadanía, de la administración Uribe, de las redes sociales y de los medios de comunicación.

Salir a marchar el 9 de abril aunque resultaba una buena idea porque podía conmemorar una fecha importante para el país, ahora en tiempos en los que se está pensando el posconflicto, quedó de una vez tachada por el hecho de haberla propuesto Cepeda, quien representa un buen número de sectores de izquierda.

Como la idea es reunir a derecha y a izquierda, entonces tampoco se podía el 9 de abril.

Así que la W Radio, medio aliado de Reconciliación Colombia, abrió un sondeo y les preguntó a sus oyentes que cuál fecha proponían ellos.

Para evitar un desgaste en un tema que resulta accesorio frente al central que es que los colombianos, independientemente de su sesgo ideológico, marchen a favor de la vida, Mockus se movió ayer de fecha. Esta ya no será el 4 de febrero, sino el domingo 8 de marzo, que no pelea con ningún imaginario de los colombianos y, además, coincide con el Día Internacional de la Mujer.

Un oyente de La W Radio dijo que como "mujer es igual a vida" esta es una buena fecha.