Nuevo ingrediente se suma a la marcha de Mockus

El hecho de que Mockus haya escogido el 8 de marzo, prácticamente lo obliga a atender el enfoque de género. Esto porque ese día los movimientos feministas de todo el mundo celebran su día, que reivindica los derechos de la mujer.

22 de enero de 2015
Foto: Archivo Semana.


El profesor Antanas Mockus no podrá escapar a atender la etiqueta mundial que se la ha dado al 8 de marzo, día en el que citó para la marcha ‘La vida es sagrada’ que está promoviendo desde inicio del año: el Día Internacional de la Mujer. En este artículo no estamos diciendo, en todo caso, que se quiera escapar de este hecho.

Lo que pasa es que huyéndole a la polarización que generó el día 4 de febrero, fecha para la cual estaba inicialmente prevista la gran movilización ciudadana y que es percibida como uribista, decidió atender la sugerencia de un oyente a la W Radio  y corrió la fecha para el 8 de marzo. El oyente dijo en la W que: como "mujer es igual a vida" esta es una buena fecha.

A Mockus le pareció un buen argumento y una buena fecha y accedió. Dijo entonces que sí, que la marcha será el 8 de marzo

Lo que no se imaginó fue los matices que tiene esta fecha. Reconciliación Colombia los resume así: para llegar a ese día las mujeres de Europa y de Estados Unidos dieron una lucha incansable por décadas (que incluye un número incalculable de mujeres explotadas, perseguidas e incluso asesinadas); las mujeres en Colombia han venido reivindicando esa fecha desde principios del siglo XX (Con Maria Cano a la cabeza); esa fecha las mujeres conmemoran el logro de sus derechos (entre estos el controvertido aborto); más que las mujeres como ‘dadoras de vida’, lo que ese día las mujeres celebran es su capacidad como sujetos políticos y como impulsoras del desarrollo social, político y económico de sus sociedades.

Así las cosas, no es simple la ecuación de mujeres igual a vida. Sobre todo por las intenciones políticas de varios sectores (entre estos los uribistas) de que como Mockus quiere marchar con el mote de que ‘La vida es sagrada’, entonces, también hay que marchar por la defensa de la vida intrauterina.

Mockus tendrá que manejar con pinzas este asunto, pues, evidentemente, no se trata de defender el aborto, como tampoco de atacarlo. Y a todas estas, ¿ese es el tema?

Recordemos aquí el video con el que el profesor Mockus  inició su convocatoria para que uribistas y ‘cepedistas’, así estuvieran ideológicamente separados, se unieran en torno a la idea básica de que la vida es sagrada. La vida de cualquier persona, sea esta la de un militar, un policía, un guerrillero, un paramilitar, un parapolítico, un narcotraficante, un secuestrador, un ciudadano común y corriente.

De esta forma avanza el día a día y la fecha del 8 de marzo cada vez está más cerca.