El proceso de paz en Colombia es el de mayor ritmo en el mundo

Reconciliación Colombia tuvo acceso a las principales conclusiones del ‘Anuario de Procesos de Paz 2015’, escrito por la Escuela de Cultura de Paz de la Universidad Autónoma de Barcelona, un informe que será publicado a mediados de febrero. Estos son los datos más importantes.

23 de enero de 2015

El Gobierno Nacional y las Farc llevan casi tres años negociando la terminación del conflicto armado en Colombia. Las conversaciones exploratorias y secretas que definieron las reglas para sentarse a la mesa duraron ocho meses y desde entonces las partes discuten sobre la agenda propiamente dicha.

En ese tiempo han adelantado 31 ciclos de negociaciones que, en la mayoría de los casos,  duran cerca de una semana y se intercalan con espacios de un mes para que cada delegación pueda hacer sus consultas internas.

Para muchos, que quieren un acuerdo lo más pronto posible, el proceso es lento y los avances escasos. Pero según las conclusiones del ‘Anuario de Procesos de Paz 2015’, un informe anual de la Escuela de Cultura de Paz de la Universidad Autónoma de Barcelona que analiza todas las negociaciones de paz que se adelantan en el mundo, el proceso de La Habana es el que tiene mayor ritmo en cuanto a la frecuencia de las rondas de negociaciones.

Esa es una de las conclusiones del informe que será publicado a mediados de febrero y a las que tuvo acceso Reconciliación Colombia. En ellas se habla de varias negociaciones de paz que estuvieron activas durante el año pasado y se analizan los resultados de cada una.

Del caso colombiano, además del ritmo de las negociaciones, las conclusiones destacan el acuerdo sobre el punto de narcotráfico y drogas ilícitas, los principios para discutir el tema de víctimas, el papel de la comisión histórica del conflicto y  la creación de la subcomisión de ‘Fin del Conflicto’, que empezará a discutir en paralelo a la mesa los temas más sensibles.  

Además, resalta que en junio se hizo público que el Gobierno de Juan Manuel Santos mantiene contactos exploratorios con el Eln.

Las conclusiones del informe también muestran un panorama general de las negociaciones en el mundo. En 2014, por ejemplo, sólo se firmaron cuatro acuerdos de paz: Sudan del Sur, República Democrática del Congo, Mozambique y Filipinas. Además, el 29 por ciento de las negociaciones tuvieron dificultades y al 40 por ciento les fue mal. Según el documento, “el balance no es muy positivo, a pesar de que en varios países se preveía reanudar las negociaciones en el 2015”.

Por otro lado, y haciendo un análisis de los 59 conflictos que han sido resueltos durante los últimos 30 años, el informe muestra que la mayoría (75 por ciento) terminó gracias a un acuerdo de paz y que sólo 11 casos se resolvieron con la derrota militar de alguna de las partes. “La gran mayoría de los conflictos únicamente se resuelven por medio de negociaciones, no por medio de la victoria militar, y abriendo algún tipo de proceso que lleve a la firma de un acuerdo final”, dice el documento.

Por último, las conclusiones  muestran que hay 53 conflictos armados en el mundo que aún están sin resolver, una cifra que para los autores del informe sigue siendo elevada.