La otra cara de los barristas

Este fin de semana arranca un programa de televisión en el que los miembros de las ‘barras bravas’ intentarán demostrar que su pasión por los equipos de fútbol puede ayudar a construir un mejor país.  

28 de enero de 2015
Fotos: Canal RCN y Archivo Semana


Cuando un colombiano ve a un grupo de jóvenes reunidos con las camisetas de su equipo favorito, es normal que tome distancia y piense en riñas, asesinatos,  drogadicción, robos y desmanes.

Todo porque a punta de las noticias que muestran los medios de comunicación, las llamadas ‘barras bravas’ de los equipos de fútbol en Colombia se han ganado los peores calificativos en el imaginario popular.

Y aunque ese estereotipo se ha creado gracias al mal comportamiento de los integrantes de esos grupos –conocidos como barristas– que siguen generando noticias lamentables, en realidad el mundo de las barras es mucho más complejo que el de una simple pandilla o el de una banda delincuencial.

Eso lo vio el periodista y realizador Andres Wiesner, fundador de Tiempo de Juego, quien mientras avanzaba en las reuniones para crear el Plan Decenal de Convivencia en el Fútbol , encontró que las barras tienen cosas positivas, como el trabajo colectivo y la organización, algo que les permite incluso realizar trabajos comunitarios.

“Aunque la gente no lo sabe, muchos barristas tienen proyectos sociales con las comunidades. Algunos son muy empíricos, pero en casos como el de la barra de Nacional, hay trabajos muy estructurados”, cuenta Andrés.

Con la idea de resaltar ese aspecto poco conocido de las barras y mostrar que su pasión va mucho más allá de la violencia que siempre sale en los noticieros, Wiesner se ideó un programa en el que los barristas pudieran dejar atrás las rencillas y compartieran frente a miles de televidentes las buenas prácticas que casi nadie conoce.

Así nació El Color de la Pasión, un ‘concurso documental’ que el canal RCN transmitirá desde este fin de semana todos los sábados y domingos antes de los partidos de fútbol del torneo profesional.  

“La idea es rescatar, profesionalizar y premiar las buenas prácticas de los barristas del país y visibilizar como su poder y su energía, canalizada de manera positiva, pueden contribuir a la construcción de un mejor país”, dice el documento en el que el canal presenta el programa.

En los 25 capítulos, que ya fueron grabados el año pasado, se podrá ver el diario vivir de siete de las barras más importantes del país, mini documentales sobre temas especiales –como la metodología de fútbol por la paz– y concursos entre los barristas, que premiaran aspectos como la mejor canción, la mejor celebración de una salida del equipo a la cancha y el mejor mural, entre otros. La idea es que las barras de cada equipo compitan entre sí y se vayan eliminando una a una, hasta que quede una ganadora.

Pero a pesar de ser un concurso, el programa no perderá su enfoque social. Algunas de las pruebas involucrarán directamente a la comunidad y en uno de los capítulos, las barras competirán por ser la que organice el mejor evento social. Además, el premio que se lleva la barra ganadora  del programa (100 millones de pesos) tiene que ser usado para impulsar un proyecto comunitario.

Por otro lado, la Policía Nacional participará en el programa y podrá quitarles puntos a las barras dependiendo del comportamiento en los estadios, del número de productos ilegales incautados y de las riñas que se hayan presentado.

“Eso funcionó tanto, que el semestre durante el cual grabamos el programa, es el que menos violencia ha tenido en el Fútbol Profesional Colombiano hasta ahora”, cuenta Andrés. Durante ese mismo semestre, además, se logró que algunas barras enfrentadas del mismo equipo se juntaran para preparar las pruebas.  “Al final, creo que logramos mostrarles otros tipos de liderazgo y una realidad diferente a la violencia y a los cuchillos”.

También lograron que personas ajenas al mundo de las barras aceptaran el reto de integrar estos grupos por un día. Así es como los televidentes verán al actor Julio Cesar Herrera en los Comandos Azules de Millonarios o al propio Alcalde de Manizales cantando con los muchachos que integran Holocausto Norte, la barra del Once Caldas.

El resultado se verá a partir de este sábado a las seis de la tarde. En tres meses, cuando finalice el concurso, los colombianos podrán hacerse a una nueva idea de los barristas. Una que ojalá esté acompañada de un mejor comportamiento de ellos en los estadios y en la ciudad.