Este es el famoso estudio de Corpovisionarios

Ante las presiones recibidas en el sentido de que los $480 millones de pesos son para la marcha del 8 de marzo, acusación que viene del expresidente Uribe, la corporación que preside Mockus divulgó parcialmente los resultados del estudio contratado por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

12 de febrero de 2015
Foto: Corpovisionarios

Un total de 2.059 encuestas realizadas por Corpovisionarios en 32 municipios del país arrojó que el 40 por ciento de los entrevistados cree saber poco del proceso de paz, el 37 por ciento algo y el 12, o cree saber mucho, o nada. Con este dato, Corpovisionarios llegó a la conclusión de que la gente –al menos en un 77 por ciento- está desinformada sobre lo que pasa en La Habana, uno de los principales escenarios de reconciliación del país, si no el principal.

Y si esto suena preocupante, el siguiente dato puede mostrar que la situación pasa de castaño a oscuro: el 52 por ciento dice que la información que conoce viene de “los rumores”.

 A la vez, como el 76 por ciento de los encuestados considera como “muy importante” tener mayor claridad sobre lo que pasa en La Habana, la Corporación que preside Antanas Mockus diseñó y planeó cinco estrategias pedagógicas que pueden generar la apropiación social de este escenario, pues el diagnóstico muestra que la comunicación de la administración Santos en este frente “es insuficiente y equivocada”.

Así, Henry Murraín Knudson, director ejecutivo de Corpovisionarios, les explicó a los periodistas los resultados parciales del estudio que hoy es centro de controversia política por haber recibido recursos públicos de la administración de Juan Manuel Santos. Este diagnóstico, sobre el cual la Corporación había guardado reserva “pues la dueña del estudio es la Oficina del Alto Comisionado para la Paz”, ha despertado toda suerte de suspicacias por parte de los sectores uribistas que señalan que la marcha a la que está alentando el profesor Mockus el próximo 8 de marzo está contaminada con un apoyo implícito al proceso de paz, en razón del desarrollo de esta investigación social.

“Todos los centros de estudio guardan la confidencialidad porque el dueño de la información es el que contrata”, dijo Murraín y agregó: “Nos enorgullece que cuando piensan en pedagogía y cultura ciudadana lo hagan con respecto a Corpovisionarios, por eso nos buscaron”.

En los últimos días, la crítica hacia la movilización del 8 de marzo ha arreciado y aunque Mockus invita a marchar a favor del concepto de que “la vida es sagrada” -y no en contra de nada, ni de nadie-, contradictores políticos se han encargado de atarla a los recursos que la administración Santos le desembolsó a Corpovisionarios por valor de $480 millones de pesos. “Estamos en una dinámica de malpensamientos”, comentó el director de esta corporación.

La mayor de las suspicacias se ha armado en torno a la palabra “movilización” que contiene el contrato. “Movilización es la apropiación social de un tema. No la entendemos como marcha. El enfoque de cultura ciudadana de Corpovisionarios es de movilización social”, aclaró Murraín.

En este sentido, la idea del testeo, diseño y planificación de la estrategia presentada por estos investigadores a la Oficina del Alto Comisionado para la Paz es que mediante cinco herramientas lúdicas se le explique a la gente de manera pedagógica el proceso, con el fin de lograr su apropiación.

“El juego y el arte son espacios desinteresados donde se ponen entre paréntesis las afiliaciones políticas, la clase social o el género”, justifica la Corporación al plantear las herramientas que están en evaluación para su implementación por parte de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.