El mensaje de ‘Julian Bolívar’

Ante un fallo de la Corte Suprema de Justicia que aprueba su extradición a los Estados Unidos, el excomandante paramilitar, quien ya cumplió la pena exigida por la Ley de Justicia y Paz,  dice que espera que “los visos de inseguridad jurídica” no incidan sobre quienes hoy buscan la paz.

14 de febrero de 2015

En mayo de 2014, cuando Rodrigo Pérez Alzate pensaba que estaba a pocos meses de recobrar su libertad, Reconciliación Colombia lo visitó en la cárcel de máxima seguridad de Itaguí.

Purgaba una condena de ocho años impuesta por un tribunal de Justicia y Paz por los delitos cometidos cuando era uno de los tres líderes del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y lo llamaban 'Julián Bolívar'. En esa época, según su propia confesión, fue
 culpable de 38 masacres que les costaron la vida al menos a 120 personas.

Durante la visita Pérez habló de la Fundación Aulas de Paz, un proyecto con el que acompaña a 156 desmovilizados para que no retomen la senda de la violencia al salir de la cárcel. Eso lo animaba y, por eso, su expectativa al salir libre era seguir reclutando “hombres para la paz” (leer historia: Los últimos días de cárcel).  

Pero en nueve meses su mundo se puso al revés. Hoy Pérez está a la espera de que el Presidente Santos decida si lo extraditan a Estados Unidos y su libertad, que en ese entonces parecía cercana, ahora está más lejos que nunca.

Todo cambió doce días antes de cumplir sus ocho años de condena. Ese día le notificaron que el Gobierno estadounidense había solicitado su detención provisional con fines de extradición por cargos de narcotráfico y que tenía que esperar el pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia. Desde entonces su libertad quedó en veremos. 

La situación se complicó este jueves, cuando la CSJ se pronunció a favor de la solicitud de extradición y dejó la decisión final en manos del Primer Mandatario.

Según esa entidad, aunque Pérez ya había sido juzgado por narcotráfico en la sentencia de Justicia y Paz, esa condena era por el cobro del gramaje con el que varios grupos ilegales se financian en Colombia y no por haber pertenecido a la cúpula de una organización que producía cocaína para enviarla a Estados Unidos, que es el cargo por el que lo estás solicitando en ese país.

Las reacción de  Jorge Ruiz, su abogado defensor, no se hizo esperar. Dijo que
todo era una jugada para no permitir su salida de la prisión y calificó la decisión como “una burla que da al traste con la aplicación de la justicia transicional” . Una afirmación importante si se tiene en cuenta que en este momento el Gobierno Nacional negocia la terminación del conflicto con las Farc y, muy seguramente, los acuerdos incluirán compromisos de justicia trancisional.  

De hecho, de todos los jefes paramilitares que se postularon a Justicia y Paz y que ya cumplieron la máxima condena de ocho años en prisión, 'Juancho Prada' -quien se movió por el sur del Cesar- sería el primero en recobrar su libertad. 

Este viernes, luego de conocer en su totalidad el fallo de la corte, Pérez expidió un comunicado en el que le pide a "Dios" que “la confusión y la incertidumbre que generan estos visos de inseguridad jurídica” no incidan en quienes hoy buscan la paz con el Gobierno Nacional.