Los desplazados son más pobres que el resto de la población

Dos encuestas, una realizada por la Contraloría General y otra por la Unidad para las Víctimas, coinciden en que la mayoría de las personas en condición de desplazamiento viven por debajo de la línea de pobreza y la tercera parte de ellas en pobreza extrema.

16 de febrero de 2015
Foto: Federico Ríos


Las encuestas fueron presentadas ante la Corte Constitucional como parte del seguimiento que ese tribunal hace a la Sentencia T-025 de 2004, que declaró la existencia de un estado de cosas inconstitucional en Colombia en materia de desplazamiento.

De acuerdo con el Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, el desplazamiento ha generado una enorme brecha socioeconómica que afecta al 11,9% de la población del país.

En el momento en que se realizó la encuesta de la Contraloría, noviembre de 2013, el número de desplazados en Colombia era de 5’611.984. Hoy en día, según cifras de la Unidad para las Víctimas, ha superado los 6 millones de personas.

Según la encuesta de la Contraloría -para la cual fueron consultadas 10.761 víctimas de desplazamiento-, el 35,5% de los desplazados viven en la indigencia, mientras que el 80 % vive por debajo de la línea de pobreza.

Esta situación, advirtió Maya, es considerablemente peor que la del resto de la población colombiana, en la que el 9,1% vive en la indigencia y el 30,6% por debajo de la línea de pobreza.

“Las brechas creadas por el desplazamiento y el despojo son enormes y generan un alto grado de desigualdad en el 11,9% de la población”, recalcó el Contralor.

Las cifras no difieren mucho de las presentadas por la Unidad para las Víctimas, que si bien destaca una mejoría frente a la última encuesta, realizada en 2010, reconoce que aún son críticas.

De acuerdo con la encuesta del Gobierno -hecha a cerca de 28 mil hogares-, el número de hogares víctimas de desplazamiento por debajo de la línea de pobreza es del 63,8%, mientras que los que viven en situación de pobreza extrema son el 33%. En la medición anterior (2010), el 97% de hogares de desplazados vivía por debajo de la línea de pobreza y el 77% en condiciones de pobreza extrema.

“Las tendencias son favorables, pero hay una brecha que no debería existir. Los desplazados son más pobres y más pobres extremos”, indicó a la Corte Constitucional la directora de la Unidad para las Víctimas, Paula Gaviria.

La encuesta de la Contraloría también advierte sobre la magnitud del fenómeno de despojo de tierras en el país. El cálculo hecho por la entidad, con base en su investigación, es que 7.073.897 de hectáreas fueron objeto de despojo.

Esto equivale, según la encuesta, a que 536.000 grupos familiares perdieron sus tierras, un 46% de estos corresponde a hogares desplazados. Cifra similar a la presentada por la Unidad para las Víctimas, según la cual el 45% de los encuestados declaró haber dejado tierra abandonada.

A esto se suma, según la encuesta de la Unidad, que solo el 19,5% de los encuestados cuenta con una vivienda digna, en su mayoría por falta de seguridad jurídica, pues no tienen una propiedad titulada de manera correcta.

En la audiencia, el Viceministro de Vivienda, reveló que el 70% de las viviendas gratis entregadas por el Gobierno, es decir, unas 50 mil, han sido asignadas a desplazados.