El empujón para financiar las reparaciones colectivas

El Banco Mundial y la Unidad para las Víctimas firmaron un convenio para fortalecer el programa de reparaciones colectivas con cerca de 9.400 millones de pesos. ¿Cómo se va a utilizar el dinero?

17 de febrero de 2015

Un espaldarazo internacional al proceso de reparación a las víctimas en Colombia. Así calificó el Presidente Santos el convenio que el Banco Mundial firmó este martes con la Unidad para las Víctimas y que le permitirá al Gobierno disponer de un fondo de cerca de 9.400 millones de pesos para fortalecer los procesos de reparación colectiva de víctimas del conflicto armado.

Esos procesos le permiten a las autoridades reparar a las comunidades o grupos de personas que han sufrido de forma grupal por culpa del conflicto armado.  Hasta el momento, en el país hay 300 procesos de reparación colectiva en curso y 61 de ellos ya tienen planes de ejecución.  

Algunos de los grupos que actualmente están buscando reparación colectiva son los sindicalistas, los periodistas, los miembros de la Unión Patriótica, varias organizaciones de mujeres y de campesinos,  y comunidades como la de El Salado en los Montes de María o la de la Hacienda Las Pavas en el sur de Bolívar, entre otros. (Ver algunos de los casos de reparación colectiva).

Paula Gaviria, directora de la Unidad para las Víctimas, le dijo a Reconciliación Colombia que los recursos se ejecutarán a tres años y se utilizarán en tres componentes principales.

El primero es el fortalecimiento de las capacidades  de las instituciones nacionales y locales que harán efectivas las reparaciones., para lo cual se capacitarán funcionarios y entidades.  En ese mismo sentido, también las personas de cada comunidad que están liderando los comités que promueven esas reparaciones recibirán formación y capacitación. “En los comités hay cerca de 1.500 personas que representan a casi 5 millones que se pueden ver beneficiadas con estas medidas”, cuenta Gaviria.

El segundo es  la implementación concreta de medidas consignadas en los planes de reparación que ya existen. Para definir en qué procesos se invertirán los recursos, se realizará un proceso de selección en conjunto con el Banco Mundial.

Y el tercer componente es la gestión de conocimiento sobre el tema de reparación colectiva a nivel mundial. La idea es que Colombia intercambie con otros países del mundo sus experiencias en el tema. Ya habría países de África y Asia interesados.

“Son tres años trabajando en equipo para consolidar esta donación. Es la primera vez que el Banco Mundial invierte en el tema de víctimas en Colombia”, dijo Gaviria.

Por ahora el único aportante al fondo es Suecia, un país que desde hace varios años apoya procesos con las víctimas de Colombia, pero la idea es que más adelante otros gobiernos también donen recursos.

Estos recursos se suman a los ya asignados por el Gobierno para el tema de reparación a las víctimas, que para el 2015 corresponden a 8 billones de pesos.