80 líderes barriales de Bogotá se graduaron como gestores de paz

Estas mujeres y hombres, líderes naturales de sus localidades, quieren participar en la planeación de acciones que asuman el posconflicto en sus barrios. Lo hacen porque saben de la riqueza del trabajo comunitario para resolver a tiempo las disputas. Integran una naciente red ciudadana.

21 de febrero de 2015

Colectivos de las distintas localidades de Bogotá se están dando a la tarea de articular sus esfuerzos para asumir desde estos espacios urbanos los retos propios que implica una sociedad que está hablando del posacuerdo y del posconflicto. Se han organizado en la que este jueves denominaron ‘Red Ciudadana Participemos para la Paz y la Democracia’. 

Quieren centrarse en la formación de valores democráticos y de cultura de paz tras recibir una capacitación que los acredita como gestores de paz y democracia. Son cerca de 80 líderes comunales que ahora integran esta red, como fruto del proyecto ‘Ciudadanías y participación política en el posconflicto’ del Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal (IDPAC) y la Universidad Pedagógica. 

Los nuevos graduandos consideran que la paz no puede ser algo lejano, sino que es un ejercicio local y barrial. Un proceso de construcción de alternativas sociales en los entornos próximos. La apuesta de la red es construir paz con dignidad desde la cotidianidad.

Durante la ceremonia, se presentó el documental ‘Desde el barrio: voces para la paz y la democracia’, que refleja procesos urbanos desarrollados en torno a cultura de la no violencia, la democracia y la construcción participativa de paz. En el video, representantes de las comunidades señalan que la paz es un proceso de trabajo social activo, que se suma a lo que se logre en La Habana. “La paz es ese algo que nos debe hacer transformar la sociedad”, es el mensaje.

¿Qué es la paz? ¿Qué es el posconflicto? ¿qué se puede hacer desde los barrios para consolidar estos procesos? Son las respuestas que los líderes barriales quieren encontrar conjuntamente. Y en esto los alienta el académico Marco Romero, quien asistió a la masiva graduación de líderes comunales, pues afirmó que por más que respalda el espacio de La Habana es consciente de que “la terminación del conflicto no va a resolver los problemas del país, sino que es el punto de partida para que la sociedad trabaje para consolidar la paz”.

Organizaciones como Zona Ambiente, Estilo y Conciencia, Errantes y Explotarte, vienen acompañado el proceso de conformación de la Red como vía para construir una ciudadanía activa y participativa, que garantice las condiciones mínimas para hablar de paz dentro de los territorios locales.

“La paz que se necesita en Colombia es una rural y una urbana con participación activa de las comunidades. Hacer la paz no es llevar al país al cielo. Es sacarlo del infierno”, señaló León Valencia, también invitado especial al evento.

Así, la ‘Red Ciudadana Participemos para la Paz y la Democracia’ busca ahora multiplicar en cada barrios el conocimiento que los líderes comunitarios recibieron durante tres meses de formación para la construcción participativa de paz local.