Artistas del mundo se encontrarán en Bogotá por la paz de Colombia

109 artistas internacionales y 354 colombianos se reunirán durante una semana en Bogotá para reflexionar sobre el papel del arte y la cultura en la paz.
 
Por: María Mercedes Abad
Especial para Reconciliación Colombia
 
“Perdonar puede no transformar lo vivido, pero cambia lo que vendrá. El odio es un veneno que te tomas, queriendo ver sufrir a los demás. Es un velo que te impide ver los colores de la vida”.  

Con esta nueva composición del cantante colombiano César López, creada a partir de recoger la visión de muchos colombianos sobre el perdón, fue lanzada oficialmente la Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz, que se realizará en Bogotá, entre el 6 y el 12 de Abril, y que reunirá a más de 300 delegaciones de artistas venidos de distintos rincones de Colombia y del mundo, con representación de 37 países y 4 continentes.

Cantantes, escritores, pintores, escultores, actores, productores, gestores culturales llegados desde el Carmen de Bolívar, el Cauca, Marruecos y Sudáfrica, se darán cita en Bogotá para compartir, debatir, reflexionar y analizar sobre el papel de la cultura y el arte en la construcción de la paz y en la transformación de los imaginarios colectivos de violencia y la consolidación de una cultura de la paz.

“Los artistas en Colombia no somos solamente los que hacemos el numerito al final del acto. Somos sujetos políticos. Tenemos pensamiento tanto en nuestra obra como en nuestra reflexión y queremos aportarle a la paz del país y lo hemos venido haciendo. Creemos que el arte y la cultura jugarán un papel fundamental ahora, durante el proceso de diálogo y también en el postacuerdo, porque sabemos que es necesario aclimatar la paz en el imaginario colectivo, que en muchos casos está engatillado”, afirmó la Directora de Teatro Patricia Ariza.

Con la certeza de que tendrán mucho que aportar, surgió esta iniciativa de realizar en Bogotá una Cumbre Mundial que se consolidó gracias a un Comité de impulso conformado por 50 artistas y organizaciones artísticas, el Movimiento Cultural Artistas por la paz, La Alcaldía Mayor de Bogotá, el Instituto Distrital de las Artes, así como la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, que vienen desde hace dos años preparando esta Cumbre Mundial que incluirá distintos escenarios artísticos y académicos que se desarrollarán alrededor de cuatro ejes temáticos: Arte y Cultura en la construcción de Paz; Memoria, Relatos y Comunicación; Territorios y Cultura de Paz y Reparación Cultural y simbólica.

Con la participación de personalidades como las Abuelas de la Plaza de Mayo de Argentina, la ugandesa Linndsay McClain, cofundadora de Music for Peace, y cantantes como León Gieco, e invitados nacionales como Jesús Martín Barbero, Piedad Bonnett y Santiago Gamboa, Bogotá será el escenario de 28 obras de teatro locales, 12 cine-foros, tres convocatorias públicas, una maratón de videógrafos, muestras fotográficas, el lanzamiento de 5 publicaciones y tres conciertos, entre ellos, el Concierto Especial y la Marcha por las víctimas que se realizarán el 9 de Abril para conmemorar el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas.

El Director de Idartes, Santiago Trujillo explicó: “La Cumbre busca que el arte y la cultura sean tenidos en cuenta en el proceso de paz, pero más allá de eso, incidir en una sociedad que necesita movilizar la mente, el cuerpo y el espíritu alrededor de la posibilidad de construir una cultura de paz en donde todos podamos ser y podamos ejercer una ciudadanía libre y democrática”.
 
Arte y Cultura para la Reconciliación

Los artistas y convocantes de la Cumbre tienen claro que la paz no se firma por decreto, y si bien, la firma de unos acuerdos será un primer paso importante,  la construcción de la paz se hará en lo local, y allí, los artistas y gestores culturales jugarán un rol trascendental. “La guerra no se acaba  por decreto. Pactar unos acuerdos es fundamental pero también lo es  cambiar la mentalidad de la guerra por la mentalidad de la paz y este es un asunto de la cultura que demora, y que debemos trabajar conscientemente para que no vuelva la guerra”, expresó Patricia Ariza.

En ese mismo sentido se expresó Mario Muñoz, vocalista de la agrupación colombiana Doctor Krapula sobre los aportes de la cultura y el arte en la reconciliación: “Todas las expresiones culturales y artísticas tienen  el don de sanar y de reconfortar el corazón. De preparar el camino para empezar a perdonar.  Además,  tienen la capacidad y la facilidad de convocar y cuando tú convocas y puedes transmitir un mensaje masivamente puedes activar cambios, consciencias, acuerdos y movilizaciones.  Y Finalmente, podemos aportar en la reconstrucción del tejido social, cuando podamos compartir nuestras expresiones unos con otros y respetarlas”.

Por su parte, la Alta Consejera para los Derechos de las Víctimas, Ana Teresa Bernal, aseguró que la cultura y las artes serán fundamentales en los procesos de paz y reconciliación: “Este es un país muy adolorido y el bálsamo del arte y la cultura tienen que jugar su papel, que además tiene que ser transformador. Tiene que transformar la mentalidad de la gente. Esa mentalidad de guerra, de eliminación del contrario, de eliminación del diferente, tiene que transformarla en riqueza, en diversidad, para que seamos capaces de convivir en la diferencia”.

Con estas reflexiones, los artistas e instituciones convocantes a la Cumbre invitaron a toda la ciudadanía a sumarse a esta fiesta colectiva que durante una semana se tomará la capital.

Para mayores informes